Mente Asombrosa
Una mujer en psicotrapia
Inicio » Psicología » Psicoterapia: ¿Qué sucede durante una terapia?

Psicoterapia: ¿Qué sucede durante una terapia?

Muchas son las personas que tienen dudas sobre la práctica de la psicoterapia, se preguntan, por ejemplo: ¿Cómo funciona exactamente la psicoterapia? ¿Qué pasa durante la terapia? En este artículo te explicamos el curso y el contenido de esta terapia.

Los prejuicios contra la psicoterapia siguen siendo grandes. Se suelen escuchar comentarios tales como: “Esto es algo para los que están gravemente enfermos” o “No estoy tan loco como para ir a psicoterapia”. La razón de estos prejuicios suele ser la ignorancia. Muchas personas no saben lo que realmente sucede durante la psicoterapia. A continuación intentaremos eliminar esos prejuicios.

¿Que esperar de la psicoterapia?

Cada forma de psicoterapia tiene sus propios métodos, científicamente sólidos, para resolver conflictos internos y, por lo tanto, para mejorar la calidad de vida.

Durante la psicoterapia, aprenderás a percibir y comprender tus estados de ánimo, sentimientos, pensamientos, comportamientos y relaciones. Durante la terapia, se te proporcionarán ayudas que te darán más control y conocimiento sobre tus sentimientos, pensamientos y comportamiento.

En situaciones difíciles, aprenderás a reconocerlos, reconocerás tus creencias y conductas subyacentes y aplicarás nuevos patrones de afrontamiento. La forma de psicoterapia que sea útil para ti depende de tu personalidad y de tu situación individual.

¿Por qué se recomienda la psicoterapia?

La psicoterapia debe usarse especialmente si la calidad de vida se ve afectada por los síntomas de un trastorno, síndrome o problema mental. Si esperas demasiado tiempo, una crisis aparentemente menor puede manifestar una enfermedad mental. Sin embargo, la terapia puede ser útil también para problemas de características menores, como ansiedad, estrés postraumático, entre otros.

Estos problemas se pueden tratar muy bien con psicoterapia:

  • Ansiedad y trastornos de pánico.
  • Depresión.
  • Burnout.
  • Adicciones (alcoholismo, drogadicción, adicción al juego, etc.)
  • Trastornos de la alimentación (bulimia, anorexia, trastorno por atracón, etc.)
  • Trastornos de personalidad ( trastorno límite de personalidad, etc.)
  • También otros tipos de trastornos pueden ser tratados con esta terapia.

La psicoterapia puede ayudar con una serie de factores desencadenantes de estrés y conflictos en la vida:

  • Resolver conflictos en la familia, con la pareja u otra persona.
  • Aliviar la ansiedad o el estrés debido al trabajo u otros factores.
  • Gestionar cambios importantes en la vida, como el divorcio, la muerte de un ser querido, la pérdida de empleo.
  • Aprender a lidiar con reacciones inapropiadas (agresión, represión, etc.)
  • Afrontar y aprender a lidiar con problemas de salud (por ejemplo, cáncer, dolor crónico, etc.)
  • Recuperación del abuso físico o sexual.
  • Aliviar los problemas del sueño (por ejemplo, insomnio, inquietud, pesadillas, etc.)
  • Trabajar y hacer frente a situaciones que ya están en el pasado, pero que todavía le atormentan mucho a la persona.

Dependiendo de la situación individual, la psicoterapia ambulatoria sola puede no ser suficiente. Aquí se debe considerar un tratamiento con otro experto (psiquiatra, neurólogo, etc.) u otro marco (por ejemplo, psicoterapia para pacientes hospitalizados, semi-estacionarios o grupales).

Lo que debes saber sobre psicoterapia

La psicoterapia solo puede ser exitosa si la quieres tu mismo. La psicoterapia siempre debe iniciarse por la propia motivación. No trae buen resultado cuando se obliga a la pareja, un amigo o familiar a una terapia. Sucede que por pura preocupación y amor, las personas se ven obligadas o persuadidas a ver a un terapeuta antes de que estén listas para ello. Si te sientes obligado, expresa eso a tu psicoterapeuta. Por lo general, es útil hablar de ello y discutir cómo proceder.

El psicoterapeuta no te curará, pero te apoyará en tu curación

El principio de la psicoterapia se basa en la ayuda para la autoayuda. Por lo tanto, no esperes que tu psicoterapeuta te presente un catálogo de soluciones para elegir la solución que consideres más adecuada. Los buenos psicoterapeutas frenan los consejos porque pueden conducir rápidamente a la dependencia del paciente. Las soluciones son mejor aceptadas por los pacientes cuando llegan ellos mismos a ellas. Más bien, el enfoque debe estar en descubrir patrones de comportamiento en los que luego trabajen juntos. El objetivo es trabajar juntos para desarrollar herramientas y formas de superar la crisis.

No te sientes mejor directamente después de la psicoterapia

Por supuesto, muchos pacientes quieren sentir un efecto positivo y ver progreso justo después de una sesión. Pero, por lo general, toma un largo camino para llegar a esa experiencia. Ten en cuenta que es necesario analizar muchos recuerdos y experiencias y trabajar con los sentimientos asociados para identificar posibles patrones y finalmente desentrañarlos. Este proceso puede crear muchas emociones y, a veces, hacer que las cosas se sientan más difíciles por un tiempo.

Por supuesto, el objetivo de la terapia es reducir los síntomas y las molestias. Alcanzar este objetivo a veces significa recorrer un largo camino, lo que a veces puede ser irregular. Ser consciente de este proceso desde el principio puede ser beneficioso.

La psicoterapia no funcionará si tienes expectativas poco realistas

Establecer metas realistas puede hacer que la psicoterapia sea un éxito. Los cambios no ocurren de la noche a la mañana. La parte más difícil es reemplazar los viejos comportamientos con otros nuevos. Esto lleva tiempo, sobre todo. No te presiones bajo expectativas poco realistas. Date el tiempo que necesitas y trata de ser benevolente y no demasiado estricto contigo.

La psicoterapia requiere que te sientas cómodo con tu psicoterapeuta

Especialmente en un entorno tan íntimo como la psicoterapia, es importante que te sientas cómodo. Después de todo, deberías poder hablar de ti abiertamente, honestamente y sin vergüenza. Si no tienes la sensación de estar seguro y cómodo, puede ser difícil hablar sobre temas estresantes, dejar de lado los temores y preocupaciones, o probar nuevos comportamientos. Si no te sientes bien, está bien ver a otro terapeuta. Pero debes darte y darle tiempo al terapeuta también. A veces, se necesita más que una conversación para saber si puedes trabajar bien con tu psicoterapeuta. Básicamente, tienes varias sesiones de prueba, después de las cuales puedes decidir si puedes imaginar una colaboración.

Conclusiones:

No debes dejarte para después, consultar con un Profesional Psicoterapeuta puede ser de gran ayuda, y el tiempo que requiera tu propio bienestar debe ser tu prioridad.

Jonhatan Treviño Flores

Jonatan Treviño Flores es Psicólogo, con Maestría en Psicología social, Nacido en Ciudad de México, con una clara vocación por las Ciencias Sociales y compartir sus conocimientos mediante las plataformas web.

Añadir comentario