Mente Asombrosa
Mujer que padece el síndrome de Burnout
Inicio » Psicología » Síndromes » Síndrome de Burnout: causas, síntomas y tratamiento

Síndrome de Burnout: causas, síntomas y tratamiento

La palabra “Burn out” viene del idioma inglés y significa “quemado”. Esta traducción ya describe el cuadro clínico. El síndrome de Burnout o síndrome del quemado se caracteriza por una serie de síntomas muy claros que lo definen.

Publicidad

Las personas con agotamiento ya no pueden permanecer de pie, están completamente “quemadas” y exhaustas. El síndrome de burnout se acompaña de numerosos síntomas, desde fatiga extrema por arritmias cardíacas hasta suicidio, todo es posible. Por eso es importante prevenir el agotamiento en una etapa temprana.

Síntomas del síndrome de Burnout

  • Desarrollar agotamiento extremo.
  • Falta de eficiencia, mayor necesidad de periodos de recuperación.
  • Problemas cardiovasculares, trastornos gastrointestinales, dolor de cabeza y espalda, trastornos del sueño y tinnitus o pérdida repentina de audición.
  • Desesperación, desesperanza y tendencias suicidas.

Causas

  • Sobrecarga a largo plazo.
  • El metabolismo cerebral probablemente responde a años de estrés sostenido.

En un momento de globalización y crisis económica, muchas personas experimentan inseguridad y una pérdida de seguridad tanto en el sector profesional como en el privado. La sensación de una carga de trabajo en última instancia inmanejable – el estrés excesivo – y la falta de perspectivas pueden presentar un riesgo de agotamiento y desencadenar el síndrome de Burnout.

Sin embargo, este síndrome también puede estar presente en personas que tienen poco o ningún estrés laboral reconocible. Y de ninguna manera, todos los que están bajo una gran presión en el trabajo terminan automáticamente padeciendo este problema. Muchos aman los retos y se sienten bien al respecto.

A menudo, los aspectos de la personalidad de los afectados son cruciales: a menudo afecta a personas que, por un lado, se exigen a sí mismas y a otras que quieren hacer todo perfectamente, pero al mismo tiempo tienen una baja autoestima y prefieren evitar los conflictos. Con insultos, decepciones o frustraciones que no pueden manejar bien, carecen de estrategias de afrontamiento. Además, los pacientes a menudo tienen la sensación de que están gastando demasiado sin recibir la compensación adecuada.

Publicidad

Los contratiempos privados también pueden fomentar el agotamiento, especialmente si hay una falta de apoyo por parte de su pareja, amigos y familiares.

Señales de advertencia

  • Agotamiento rápido, resistencia reducida.
  • Creciente susceptibilidad a la infección.
  • Reducida tolerancia, inferioridad y sentimientos de fracaso.
  • Mayor necesidad de estimulantes (legales o ilegales).
  • Pensamientos negativos sobre el entorno y sobre sí mismo de manera constante.

Cómo se diagnostica

No existe una prueba que pueda diagnosticar el síndrome de Burnout como un tipo de enfermedad. La base es siempre la conversación entre médico o terapeuta y paciente.

El primer contacto por sospecha de agotamiento es a menudo con el médico de familia. Si es necesario, éste puede referir a un especialista, generalmente un psiquiatra, psicoterapeuta o psicólogo.

Primero, el especialista preguntará sobre las quejas del paciente. Varios cuestionarios estandarizados, a menudo basados ​​en el Inventario de agotamiento de Maslach (MBI), ayudan a clasificar mejor la sintomatología. El factor decisivo es si la condición cumple con los criterios de una enfermedad mental, generalmente depresión. Entonces tendría que ser tratado específicamente.

¿Qué tratamiento ayuda con el síndrome de Burnout?

No hay terapia estándar para este padecimiento. El tratamiento debe ajustarse al paciente y su situación vital. En casos leves, el estrés, la administración del tiempo, las técnicas de relajación y la clarificación de los objetivos a menudo pueden lograr mucho:

  • Examina las expectativas : puede ayudar a observar más de cerca las razones motivacionales propias y abandonar expectativas poco realistas. En lugar de decir “nunca puedo”, los pacientes con Burnout deben practicar bajo la guía para definir objetivos alcanzables y empoderarlos.
  • Cambio en la situación laboral : Tal vez se pueda mejorar una u otra en el trabajo. Quizás ayude a comunicarse más intensamente con colegas. Algunas tareas pueden resolverse mejor en equipo o pueden delegarse. Una educación adicional a veces proporciona una nueva motivación. Dependiendo del caso, también es posible cambiar a una nueva área de responsabilidad. Sin embargo, la situación del mercado laboral no siempre ofrece margen de maniobra aquí.
  • Mejorar las estrategias de manejo del estrés : ¿Cómo puedo manejar el conflicto con confianza, cómo delinearme adecuadamente? A menudo, son los propios patrones personales los que aumentan el estrés experimentado, como: “No debo cometer errores, de lo contrario, será un fracaso”, “Debe gustarle a todos por igual”, “No apostar a nuevos desafíos ni asumir riesgos” … Se puede usar el entrenamiento y la terapia para desactivar los patrones y practicar estrategias alternativas.

Publicidad

Mente Asombrosa

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios