Mente Asombrosa
Persona con síndrome del estudiante eterno
Inicio » Psicología » Síndromes » El síndrome del estudiante eterno y cómo superarlo

El síndrome del estudiante eterno y cómo superarlo

Publicidad

Habiendo recibido 22 diplomas, el personaje principal de la película «Bibliotecario» Flynn Carson no pudo lograr el éxito de ninguna manera. Lo único que hizo bien fue estudiar.

En la vida real, a esas personas se les llama estudiantes eternos. Los psicólogos en ejercicio explicarán por qué continúan estudiando y no intentan aplicar los conocimientos adquiridos en la práctica.

Publicidad

Cómo surge y se manifiesta el síndrome del estudiante eterno

¿Cómo se manifiesta este estado de ánimo y cuáles son las principales razones de su formación? ¿Qué es el síndrome del estudiante eterno?

Este término generalmente incluye:

  • Aquellos que no pueden obtener su primera educación superior en años. Tienen alguna baja académica, se recuperan, se trasladan a otras facultades u otras universidades, ingresan nuevamente, pero al final nunca reciben un diploma.
  • Los que «coleccionan» diplomas. Estas personas estudian con diligencia, reciben una educación tras otra, pero no pueden decidir sobre la elección final de una profesión. En lugar de aplicar los conocimientos adquiridos en la práctica, se dirigen a nuevos cursos.

Estos últimos son víctimas del síndrome del eterno estudiante. Este es un tipo de estado mental en el que una persona se ve abrumada por el pensamiento de que sin otro diploma no podrá lograr nada. El síndrome del estudiante perenne es una forma especial de procrastinación.

¿Cómo se manifiesta el síndrome del estudiante eterno?

El síndrome del estudiante eterno es una manifestación particular del síndrome del impostor (incapacidad para aceptar los propios logros). Una persona con síndrome del impostor piensa que es algo tramposo y no merece tener éxito. En su opinión, todo lo que logró lo logró por accidente o por una afortunada coincidencia. El eterno estudiante también se considera insuficientemente competente para tener éxito.

Una persona con este síndrome tiene las siguientes características:

  1. No puede encontrarse a sí mismo, a pesar de sus amplios conocimientos en varios campos (a menudo cambia de ocupación, no logra el éxito profesional, consigue un trabajo temporal);
  2. Corre entre especialidades diametralmente opuestas; se matricula en todo tipo de cursos educativos, recibe una segunda o tercera educación superior, sin un plan de aplicación práctica de los conocimientos adquiridos;
  3. Se critica a sí mismo por falta de ciertas habilidades o falta de conocimiento;
  4. No comienza a actuar, explicando esto por el hecho de que necesita tiempo para dominar las nuevas habilidades necesarias para trabajar o lanzar un proyecto.

A menudo, una persona con síndrome de estudiante eterno vive con sus padres y no desarrollará una relación significativa. Las dificultades para comunicarse con el sexo opuesto se justifican por el hecho de que ahora no hay tiempo para esto: necesitas terminar tus estudios, obtener un diploma o defender una tesis.

Cuáles son las causas del síndrome

El síndrome del estudiante perenne puede desarrollarse en una persona por varias razones. Los más comunes son:

1. Renuencia a salir de su zona de confort

En la universidad todo es claro y familiar, por lo que no es necesario buscar trabajo o, por ejemplo, iniciar tu propia actividad emprendedora.

2. Falta de comprensión de su vocación y falta de metas en la vida

Incluso después de graduarse de la facultad, la universidad o varios cursos de capacitación, una persona no comprende lo que le gustaría hacer.

3. Idealismo y exigencias exageradas sobre uno mismo

Esforzándose por convertirse en la mejor versión de sí mismo, la persona continúa profundizando sus conocimientos en una industria en particular. Creyendo subconscientemente que la nueva formación traerá el éxito tan esperado, dedica tiempo a dominar la nueva información, pero no aplica los conocimientos adquiridos previamente en la práctica.

4. Complejo de inferioridad

Con la ayuda de nuevos diplomas, la persona intenta ahogar los agravios experimentados en la infancia, por ejemplo, la falta de atención de los padres o la humillación en la escuela.

5. Desviaciones psicológicas

En este caso, el estudiantado eterno adquiere una forma compulsiva. Según el psicólogo consultor Denis Zelikson, se acompaña de pensamientos obsesivos sobre el desarrollo profesional, estrés y ansiedad debido a un deseo incontrolado de obtener otro diploma.

6. La falta de voluntad para asumir la responsabilidad de la propia vida

A nivel subconsciente, una persona con este síndrome está segura de que necesita aprender un poco más y esperar un mejor momento.

¿Puede ser perjudicial este síndrome?

La gente no tiende a ver la necesidad de aprender constantemente como un problema grave. ¿Pero, lo es realmente? ¿Hay ventajas del síndrome del estudiante eterno y vale la pena luchar con él?

¿Cuál es el peligro?

Mucha gente confunde el deseo de un desarrollo constante y el síndrome del estudiante eterno. En este sentido, la mayoría de la gente no ve nada malo en obtener 2-3 diplomas o tomar cursos regulares. Sin embargo, para el eterno estudiante, esto no es un progreso en el desarrollo de las cualidades personales o la erudición, sino su imitación.

Sin aplicar el conocimiento en la práctica, no recibe experiencia empírica, no crea ningún producto (cosas, bienes, servicios). La mayor parte de la información recibida se olvida. De hecho, el eterno estudiante pasa tiempo aprendiendo sin buscar ningún resultado del proceso. Así, se escapa de la vida real.

El eterno estudiante prefiere quedarse en un ambiente confortable. Al mismo tiempo, se justifica a sí misma, creyendo que está involucrada en un negocio útil, porque no es vago y no pasa el rato en las redes sociales, sino que pasa tiempo estudiando.

El principal peligro del síndrome del estudiante perenne es que es difícil de reconocer. Es aún más difícil deshacerse de él. El primer paso en este camino es reconocer el problema y querer enfrentarlo.

¿Cómo superar el síndrome del estudiante eterno por tu cuenta?

Una persona puede superar el síndrome buscando la ayuda de un psicólogo o usando el autocontrol y la conciencia. Esto requerirá:

  1. Sopesar cuidadosamente la decisión de seguir aprendiendo.
  2. Considerar si necesitas más cursos.
  3. Considerar cuidadosamente dónde y cómo vas a aplicar los conocimientos adquiridos durante la capacitación.
  4. No pospongas indefinidamente la autorrealización profesional.

Recuerda lo que han logrado tus compañeros de clase y amigos y empieza a actuar. Inicia tu propio proyecto, encuentra un trabajo en tu especialidad o, por ejemplo, comienza a enseñar.

Asume la responsabilidad de tu vida

Deja de tener miedo a los errores, tómalos como una forma de ganar experiencia de vida perdida. Sal de tu zona de confort. No te estanques porque interfiere con el desarrollo de tu personalidad.

Al intentar superar el síndrome del alumno eterno, es muy importante evaluar correctamente la raíz del problema. Si la adicción al aprendizaje se desencadena por un miedo subconsciente a la elección o al idealismo, puede ignorarse hasta cierto punto. Sin embargo, si este comportamiento es provocado por desviaciones psicológicas, entonces es necesario trabajar en el problema.

De lo contrario, tales desviaciones de comportamiento conducirán a la degradación de la personalidad, neurosis, fobias y problemas materiales (falta de trabajo, comida o refugio).

Ventajas del síndrome del estudiante eterno

Si el síndrome del estudiante eterno no es provocado por trastornos mentales, esta característica puede dirigirse en una dirección constructiva.

Las personas con este síndrome tiene estas ventajas:

  1. No están acostumbrados a posponer las cosas hasta mañana.
  2. Están en términos amistosos con la rutina. Para un estudiante eterno, no es un problema hacer cosas monótonas, porque esta es una parte integral de la adquisición de nuevos conocimientos.
  3. Encuentran la motivación fácilmente.
  4. Son curiosos, siempre están dispuestos a aprender algo nuevo.

Todas estas propiedades, combinadas con la capacidad de aprender, pueden orientarse hacia la consecución de objetivos personales. Sin embargo, es importante no posponer hasta el próximo diploma, sino comenzar a poner en práctica los conocimientos ya disponibles.

El síndrome del estudiante eterno a menudo es causado por una mala comprensión de uno mismo, los deseos y la vocación de uno. El miedo a tomar la decisión equivocada puede provocar su aparición.

Puedes superar el síndrome por tu cuenta, pero si necesitas ayuda, puedes recurrir a un psicólogo que pueda ayudarte de forma más efectiva.

×
Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.
Latest Posts
  • Frases de Woody Allen
  • Frases de Elvis Presley
  • Buenos trailers psicológicos
  • Mejores frases y citas de Nikola Tesla

Publicidad

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Publicidad