Mente Asombrosa
Entendiendo qué es la psicología del deporte
Inicio » Psicología » ¿Qué es la psicología del deporte y en qué consiste?

¿Qué es la psicología del deporte y en qué consiste?

En los últimos años, la psicología del deporte se ha vuelto cada vez más popular. Es más común que los atletas hablen abiertamente sobre la cooperación con psicólogos deportivos. ¿Y qué es exactamente la psicología del deporte? ¿Qué aporta en el mundo del deporte, pero también más allá? ¿Vale la pena estar interesado?

¿Qué es la psicología del deporte?

La psicología del deporte ha sido un campo de psicología en rápido crecimiento en los últimos años. Este es un tema que ha fascinado a los investigadores y profesionales durante más de cien años y durante este tiempo tuvo la oportunidad de desarrollarse increíblemente.

Recientemente, es más la frecuencia con la que se habla de la psicología del deporte, así como de la voluntad de cooperar con un psicólogo por parte de los jugadores, entrenadores y padres. Al mismo tiempo, hay más atletas “superiores” que hablan de dicha cooperación (a menudo en el contexto de sus éxitos).

Según la Asociación Americana de Psicología, “la psicología deportiva se refiere a la interacción entre la psicología y los logros deportivos, incluidos los aspectos psicológicos del rendimiento deportivo óptimo, la atención psicológica y el bienestar de los atletas, entrenadores y organizaciones deportivas, y la relación entre el funcionamiento físico y psicológico”.

Ambos pueden ver este campo como rama de la psicología, así como un campo del deporte, donde puede ser la parte básica del entrenamiento. Como en cualquier entrenamiento, la regularidad también es muy importante en el aspecto mental.

La psicología del deporte es una interdisciplina de la psicología

La psicología del deporte es una ciencia interdisciplinaria que deriva sus suposiciones de la psicología (incluidas las cognitivas, positivas, del desarrollo), así como de la fisiología o la biomecánica. Su objetivo es mejorar el rendimiento deportivo a través del desarrollo de las habilidades y recursos mentales del jugador.

Por lo tanto, en su trabajo, el psicólogo deportivo confía en el entrenamiento mental, es decir, el dominio de las habilidades mentales que ayudan a desarrollar oportunidades deportivas. Durante este trabajo, el énfasis está en el desarrollo y no en la reducción del déficit.

Según los científicos, el entrenamiento mental se utiliza, entre otros, para regular las emociones y la atención, reducir el nivel de ansiedad y mejorar el “rendimiento automático”; su objetivo también es fortalecer la motivación y la voluntad de competir.

Psicología del deporte: tareas de entrenamiento mental

El entrenamiento mental incluye una serie de elementos y técnicas que se enumeran a continuación, entre ellas destaca el desarrollo de habilidades relacionadas con el manejo del estrés.

1. Relajación

El propósito del entrenamiento de relajación es tanto la relajación mental como la relajación física. La primera área se trata de deshacerse de pensamientos innecesarios, y obtener una sensación de bienestar y paz interior.

Por otro lado, la segunda área debe proporcionar relajación del cuerpo. Hay muchas formas diferentes de relajación, y las más populares son: entrenamiento autógeno de Schultz, relajación progresiva de Jacobson, meditación, pero también trabajo de respiración.

2. Construir y fortalecer las creencias sobre la autoeficacia

En esta área se desarrollan elementos tales como: construir la autoconfianza, experimentar el control sobre la situación, elevar el nivel de autoconciencia, elevar las creencias sobre las propias competencias, fortalecer el liderazgo, adquirir conocimiento (sobre una disciplina dada y sobre ti mismo).

La psicología del deporte fomenta el fortalecer la concentración de la atención: concentrarse en la tarea en cuestión mientras te alejas de las distracciones, como una multitud de fanáticos que gritan, un rival, etc.

3. Entrenamiento de la imaginación

Dentro de la psicología del deporte este tipo de entrenamiento consiste en recordar varias experiencias en la imaginación, estimulando los sentidos. La técnica ayuda a mejorar el rendimiento de las habilidades, promueve la preparación para las competiciones, reduce la sensación de ansiedad, fortalece la calidad del rendimiento y la concentración de la atención, y evita otros estímulos.

El entrenamiento de la imaginación, al igual que el entrenamiento físico, se adapta al nivel atlético de un jugador, puede basarse en imaginar un ejercicio y repetirlo o en secuencias más largas de entrenamiento o competencia.

4. Establecimiento de objetivos

El establecimiento adecuado de objetivos aumenta la motivación interna, fortalece la autoconfianza, la persistencia en la acción y facilita el logro de un estado de flujo. Un elemento importante de este proceso es la autonomía del jugador, es importante para él ser el autor de los objetivos, para que coincida con sus habilidades y deseos. Un objetivo bien construido te ayuda a mantenerte motivado y enfocado.

5. Motivación más profunda

El desarrollo de la motivación se aplica tanto a los motivadores externos como a los internos. La motivación externa son recompensas como trofeos, premios en efectivo, medallas o reconocimiento social. La motivación interna es un deseo personal de ganar o un sentimiento de orgullo que resulta del ejercicio de habilidades.

6. Diálogo interno

Esta técnica implica llevar a cabo una conversación interna, durante la cual se analizan las emociones, pensamientos y observaciones emergentes.

Es importante capturar y fortalecer los pensamientos positivos, también capturar los pensamientos negativos, pero transformarlos (por ejemplo, en lugar de “Nunca lo aprenderé” – “Aprendí una parte de esta habilidad, todavía tengo que aprender otros elementos”). El diálogo interno fortalece la motivación, la concentración y es una forma de darte instrucciones internas.

7. Desarrollo personal

conocerse sí mismo, las formas de actuar en momentos difíciles, en grupo.

La psicología del deporte está destinada a jugadores activos, entrenadores, padres, también en el campo del deporte aficionado. Pero no solo eso: el entrenamiento mental se usa cada vez más fuera del deporte.

Nos permite desarrollar nuestra capacidad de recuperación mental y es una herramienta de autodesarrollo. Es por eso que es cada vez más utilizado por personas que desean desarrollarse, tanto en la vida profesional como privada.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse