Mente Asombrosa
Michael Phelps tiene un perfíl sociópata
Inicio » Psicología del deporte » Michael Phelps | ¿Genio deportivo o sociópata?

Michael Phelps | ¿Genio deportivo o sociópata?

Michael Phelps es un nadador excepcional desde todo punto de vista. ¿Sus logros se deben a su condición física o a sus problemas psicológicos?

Michael Phelps, nacido en junio de 1985, es la “Bala de Baltimore”, otros lo llaman el “Tiburón de Baltimore”. Se trata de un excelente y destacado nadador olímpico de 1.93 m de estatura. De hecho, es el atleta más condecorado de todas las eras y especialidades deportivas, con un número total de medallas igual a 28. Entre ellas 23 doradas olímpicas, 13 doradas en eventos individuales y 15 en eventos masculinos. Ostentando en casi todos los casos su propio récord.

Publicidad

Entre sus éxitos podemos mencionar:

  • Juegos Olímpicos (Beijing 2008). Máximo medallista de preseas doradas en una edición particular de los juegos. Recibió 8 medallas de oro.
  • Juegos Olímpicos (Londres 2012). Por tercera vez recibe el título de deportista con más medallas olímpicas. Ganó 4 medallas de oro y 2 medallas de plata. Anunció su retiro al final de los juegos; sin embargo, también participó en la siguiente edición.
  • Juegos Olímpicos (Río de Janeiro 2016). Recibió la primera medalla de oro en la prueba 4×100 m libres. Y obtuvo la segunda (20ª medalla de oro de su vida) al consagrarse como campeón del estilo mariposa (200 m) en 1 minuto y 53.36 segundos. La tercera medalla en Río la consiguió en pruebas de relevos (4×200 m libres) y la cuarta en la prueba de estilos de 200 m.
  • Plusmarquista mundial. Marca ratificada por la Federación Internacional de Natación, en el estilo de los 400 m en piscina larga (50 m). Asimismo, es ex plusmarquista mundial del estilo mariposa (100 y 200 m), y del estilo libre y combinado (200 m).
  • Competiciones mundiales. Conquistó un total de 73 medallas en piscina larga: 59 doradas, 11 plateadas y 3 de bronce. Esto incluye a los Juegos Olímpicos como ya se ha mencionado, y también al Campeonato Mundial y al Campeonato Pan-Pacífico. 
  • Títulos. Nadador del año (6 veces). Nadador Americano del año (8 veces). Deportista del año en 2008, concedido por la reconocida revista Sports Illustrated. Y se le considera el mejor nadador de todas las épocas.

¿Qué ha llevado a Michael Phelps al Olimpo de la natación?

No hay duda de que este hombre ha logrado éxitos que no están al alcance de un ser humano normal. Es uno de esos casos en los que se combinan unas condiciones físicas y mentales innatas con otros muchos detalles, para obtener resultados inigualables. En lo que respecta a su cuerpo, podemos mencionar que su biotipo es ectomorfo. Así tiene unas medidas desproporcionadas, con torso y brazos impresionantemente largos en comparación con sus piernas.

Así, sus brazos extendidos alcanzan los 2.03 metros; es decir, que su envergadura supera en 10 cm a la de un nadador estándar de su misma altura. Esto le confiere una brazada poderosa y una ventaja formidable. Por otro lado, sus piernas corresponden a las de un hombre de 1.80 m, lo que disminuye su resistencia dentro del agua. Lo que le permite alcanzar una propulsión más efectiva que a otros deportistas de su estilo con extremidades inferiores más largas.    

Phelps sigue un dedicado entrenamiento en la piscina y una exigente rutina de gimnasio. Además, combina todo esto con terapias de recuperación provenientes de la medicina alternativa. Específicamente trabaja con una técnica llamada cupping o ventosaterapia. Esto consiste en colocarse vasos calientes en distintas zonas del cuerpo con el fin de generar vacío. El efecto buscado es eliminar toxinas del organismo, estimular la musculatura y favorecer la circulación sanguínea.    

Publicidad

¿Y qué pasa con el aspecto psicológico?

Phelps también se prepara mentalmente para sus entrenamientos. Así, practica técnicas de concentración, juega póker y escucha música. Lo que mucha gente ignora es que de niño fue diagnosticado con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Su profesora de inglés en la escuela le dijo que él nunca podría llegar a ninguna parte. Palabras que en lugar de desanimarlo lo estimularon a luchar con ahínco por sus sueños.

En la escuela era incapaz de quedarse quieto: se levantaba, movía las manos, hacía bromas, se reía y codeaba a sus compañeros para llamar su atención. Pero, sobresalía en gimnasia, aunque no pudiera concentrarse en el resto de las asignaturas. Por un tiempo le recetaron medicamentos para tranquilizarlo. Aunque, dos años después, pidió permiso a su madre para dejarlos. Y a partir de allí, se puede decir que, todo lo que ha logrado en su vida ha sido el resultado de su empeño, voluntad y dedicación.

Por último, Michael Phelps transmite en la actualidad una gran serenidad, una actitud difícil de encontrar en quien de niño padeció de TDAH. Lo que nos demuestra que una familia unida y solidaria puede obrar milagros; en especial, cuando se enfoca no solo en el aspecto escolar. La madre de Phelps, sus hermanas y su entrenador le han apoyado, le han ayudado a mejorar su autoestima y a concebir sueños e ilusiones. Todo esto ha traído como consecuencia sus éxitos inmersos en un entorno de bienestar psicológico.

Publicidad

Aarón J. Espinoza

Aarón J. Espinoza

El Licenciado Aarón J. Espinoza es Psicólogo Clínico.
EMDR Practitioner del EMDRIA de New York y
Coordinador Nacional de Apoyo Psíco Social de la Cruz Roja Venezolana.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse