Mente Asombrosa
Conociendo qué es el síndrome de adele
Inicio » Psicología » Síndromes » Qué es el síndrome de Adele y qué puedes hacer para tratarlo

Qué es el síndrome de Adele y qué puedes hacer para tratarlo

El amor no correspondido puede volver loco a uno. Los psicólogos modernos consideran que el síndrome de Adele es tan peligroso como la adicción al juego, la adicción a las drogas, y el alcoholismo. Pero, ¿Qué es el síndrome de Adele, cuáles son sus signos y cómo puedes hacer frente al trastorno? En este artículo te lo explicaremos. 

Publicidad

Síndrome de Adele: en qué consiste y cuáles son sus causas

El amor tiene un poder tremendo sobre una persona. Dependiendo de las circunstancias, es capaz de impulsar una hazaña o provocar un trastorno mental complejo. El caso más famoso de amor retorcido es el amor no correspondido de la hija del famoso escritor Victor Hugo, Adele, por el apuesto Albert Pinson. 

¿De qué se trata el síndrome de Adele? 

Adele Hugo era famosa por su belleza, era una joven rica y deseable. Todo cambió después de su encuentro con Albert Pinson. La chica se enamoró del joven, pero no evocó en él un sentimiento recíproco.

Habiendo perdido la cabeza por el amor, creía sinceramente que estar con Albert era su destino. Sin prestar atención a su indiferencia, Adele se imaginó a sí misma como su esposa, comenzó a mostrarle una atención malsana, a perseguirlo. Prácticamente dejó de comer, y de cuidar su apariencia. Cuando Pinson se casó con otra mujer, el estado mental de la joven se deterioró. 

La bella Adele se convirtió en una persona demente que tomaba notas en un cuaderno y salía de casa solo por la noche. Más tarde, Adele fue reconocida como una enferma mental y fue ingresada en una clínica para recibir tratamiento. 

Publicidad

Pero la chica no pudo recuperarse de esta compleja adicción y regresar a su vida normal. Posteriormente, este trastorno mental se denominó “síndrome de Adele”. En la psiquiatría moderna, el síndrome de Adele es un trastorno mental causado por una obsesión amorosa no correspondida, duradera y que lo consume todo.

 Se expresa en la dependencia patológica del paciente al objeto de apego, en una pasión dolorosa por él. En este caso, todos los valores e intereses en la vida de la persona se devalúan, excepto el amor. 

En la psiquiatría moderna, el síndrome se reconoce como un trastorno mental que amenaza la salud y la vida del paciente y comúnmente se le denomina erotomanía y delirio erotomaníaco

¿Cuáles son las características de una persona con síndrome de Adele? 

Los hombres son menos susceptibles a esta enfermedad, pero quienes la padecen, la desarrollan de una forma más grave y aguda. Estos intentan entablar relaciones con otras mujeres, pero inevitablemente castigan a sus elegidas por ignorar sus sentimientos eternos, aunque invisibles.

Principales signos

Los signos de este trastorno mental son casi los mismos tanto en hombres como en mujeres: 

  • Obsesión por un ser querido, el deseo de estar constantemente con él.
  • Indiferencia hacia las personas y eventos que lo rodean. 
  • Todos los intereses se centran en el objeto del amor. 
  • Persecución del objeto de adoración. 
  • Celos descontrolados. 
  • Falta de apetito, insomnio, descuido, tendencias autodestructivas. 
  • Obsesión excesiva. 
  • El desarrollo de depresión, cambios de humor de la euforia a la depresión profunda, pensamientos suicidas.
  • Autoengaño, ilusiones, violación de la percepción de la realidad. 
  • Conducta inapropiada, fetichismo, intentos de chantajear a la persona de quien está enamorado. 
  • Terminación de contactos sociales. 
  • Rechazo de la vida íntima, aversión al sexo. 

La enfermedad progresa continuamente si no se trata. 

¿Cuáles son las causas del desarrollo del síndrome? 

El síndrome de Adele no se desarrolla sin ciertos requisitos previos. Estas son algunas de las razones que psicólogos han mencionado que contribuyen al desarrollo de esta adicción:

  • falta de amor de los padres; 
  • ambiente psicológico complicado dentro de la familia; 
  • actitud negativa hacia uno mismo, problemas de autoestima; 
  • predisposición hereditaria a la enfermedad mental; 
  • sucesos trágicos en la vida.

El amor ficticio suele ser el detonante. Las personas tímidas e indecisas crean en su pensamiento la imagen de una pareja impecable, que proyectan en una persona real. 

Por qué el síndrome de Adele podría ser peligroso y qué hacer para tratarlo 

Este trastorno se desarrolla gradualmente. Los adictos no se dan cuenta de que están enfermos. ¿Cuáles son las etapas de la enfermedad, cuál es el peligro del síndrome y cómo se puede uno deshacer de él?

Etapas 

La psiquiatría distingue entre tres etapas principales del amor hipertrofiado: 

  1. Formación de un ideal con el posterior desarrollo de la obsesión. Una persona con síndrome de Adele busca desarrollar una relación cercana con su obsesión. Cuando es rechazada, trata de llamar la atención mostrando una preocupación excesiva por su amada o amado. 
  2. Bucle sobre el objeto de deseo. El adicto rechaza los contactos sociales, la actividad física, los pasatiempos y otros aspectos de su vida, si esto no está relacionado con su objeto de amor. En esta etapa, la persona transforma cada vez más su propia realidad, y convence a los demás y a sí mismo de la reciprocidad de los sentimientos. Para llamar la atención, utiliza cualquier medio: chantaje psicológico, amenaza de suicidio, acoso
  3. Trastorno mental profundo y cambio de personalidad grave. Esta etapa conduce a la completa degradación de la personalidad de la persona dependiente.

El síndrome de Adele casi siempre va acompañado de celos mórbidos. 

Cuáles son los peligros del síndrome de Adele

Inicialmente, los síntomas del trastorno son similares a los signos del enamoramiento romántico, parecen inocentes. En el proceso de desarrollo de la enfermedad, se forma una total indiferencia hacia todos los demás aspectos de la vida. El adicto está seguro de que sus sentimientos son mutuos, por eso persigue a la víctima, envenena su vida. 

Un paciente con síndrome de Adele no se detendrá con negativas e incluso órdenes judiciales. Psicológicamente, la adicción al amor conduce a un aumento en el nivel de expectativas, una desconexión de la realidad y una alta impulsividad

Lo más importante es que el adicto busca mantener la dolorosa relación romántica. Cuando los intentos prolongados de iniciar una relación no funcionan, el resentimiento reemplaza la fase de esperanza. El adicto pierde la esperanza y se vuelve agresivo, vengativo. Puede secuestrar a la víctima, herirla, matarla, o suicidarse.

La progresión de la enfermedad, si no se trata, no es nada reconfortante. La persona afectada eventualmente experimentará un desapego completo de la realidad y vivirá una vida en un mundo ilusorio. 

Cómo tratar el síndrome de Adele

¿Es posible ayudar a una persona y cómo se puede hacer? La psiquiatría da un pronóstico positivo si comienzas a tratar la enfermedad en las dos primeras etapas.

En la primera etapa del trastorno, una persona puede hacer frente sin ayuda médica. Estos son los consejos que la psicología ofrece para superar esta adicción patológica: 

  1. Participa en pasatiempos útiles el mayor tiempo posible. El yoga, aeróbicos, trotar, aprender un idioma y otras actividades útiles que te distraigan de los pensamientos de la persona que amas serán suficientes. 
  2. Evita las personas y los lugares que te traen recuerdos del objeto de deseo. Protégete de conocidos mutuos, no visites cafés, callejones o plazas donde se hayan visto. No escuches canciones que te traigan recuerdos de él / ella. 
  3. Recuerda solo los peores aspectos. Esto te ayudará a darte cuenta de que no mereces sufrir por él / ella. 
  4. Divide una hoja de papel en blanco en dos mitades. En uno, escribe los aspectos positivos de tu ser querido y en el otro, sus defectos. 
  5. Encuentra un nuevo amor que sea mutuo y que te traiga felicidad.

En la segunda etapa, la recuperación es posible, pero no puedes prescindir de ayuda médica. En este caso se hace uso de medicación. En la tercera etapa, la recuperación es imposible, pero los médicos pueden aliviar la condición del paciente con medicamentos.

Si notas signos del síndrome de Adele en un ser querido, no permanezcas indiferente. Ayuda a la persona a comprender que es adicta y busca ayuda profesional. Iniciar el tratamiento a tiempo ayudará al adicto a poder tener una vida normal y encontrar el amor verdadero.

Publicidad

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Publicidad