Mente Asombrosa
Una mujer que padece claustrofobia
Inicio » Psicología » Fobia » Claustrofobia: causas y síntomas para reconocerla

Claustrofobia: causas y síntomas para reconocerla

La claustrofobia es el miedo a las habitaciones cerradas (por ejemplo, los ascensores), pero no solo ahí se puede producir esta fobia: los síntomas de claustrofobia también pueden experimentarse si la persona se encuentra en una multitud o mientras conduce un automóvil pequeño.

¿De dónde viene esta fobia? Se pueden evitar partes de las situaciones que causan estos síntomas, otras definitivamente no. ¿Se puede curar la claustrofobia de alguna manera? Conoce las causas y los síntomas de la claustrofobia y aprende a lidiar con el miedo a las habitaciones cerradas.

La claustrofobia es una de las fobias más comunes; según las estadísticas,  hasta el 7% de la población puede padecerla. El nombre de este trastorno se deriva de dos palabras: “claustrum” (derivado del latín y se entiende como “encerrado en algún lugar”) y “phobos” (derivado del griego y que significa “miedo”).

Clásicamente, la claustrofobia se asocia con el hecho de que el paciente que la padece experimenta miedo cuando está encerrado en un espacio estrecho (especialmente uno que no tiene ventanas): un elevador, un baño o una cámara para dispositivos de imágenes (por ejemplo, resonancia magnética ). Sin embargo, el ataque de claustrofobia puede ser provocado por muchas otras situaciones: sucede que los pacientes experimentan el miedo asociado con esta fobia si se encuentran en:

  • Multitud (la ansiedad puede ocurrir especialmente cuando salir de un lugar así sería muy difícil).
  • Un coche pequeño.
  • Baño publico cerrado.
  • Lavadero de autos.
  • Un túnel.
  • Vestuario.
  • Pozo o agujero muy estrecho.

En general, la lista de situaciones que pueden desencadenar la ansiedad resultante de la claustrofobia podría extenderse, incluso se dan ejemplos de pacientes que experimentan ansiedad al hacer cola en una tienda o durante una estadía en un sillón dental. Esencialmente, los síntomas de la claustrofobia ocurren cuando el paciente se encuentra en un lugar donde sería difícil salir, sin embargo, cada uno de nosotros puede considerar un lugar completamente diferente.

Síntomas de claustrofobia

Cuando se enfrenta a una situación que le provoca ansiedad, un paciente con claustrofobia puede experimentar muchos trastornos diferentes. Los síntomas más comunes de la claustrofobia incluyen problemas como:

  • Sofocos.
  • Fuerte aumento de la sudoración.
  • Aceleración de la actividad cardíaca.
  • Aceleración de la tasa de respiración.
  • Sensación de falta de aliento.
  • Sensación de pesadez o dolor en el pecho o abdomen.
  • Mareos.
  • Náuseas.

Estos son los síntomas somáticos de ansiedad asociados con la claustrofobia. Sin embargo, el paciente también puede enfrentarse a la confusión durante un ataque de este tipo, o le puede parecer que morirá pronto. En situaciones extremas, el paciente puede incluso entrar en pánico.

Causas de la claustrofobia

Existen al menos algunas teorías diferentes sobre las posibles causas de la claustrofobia. Como en el caso de muchos otros trastornos orgánicos y trastornos mentales, se sospecha que los genes heredados por nosotros influyen en el desarrollo de la claustrofobia.

Esta fobia también se puede contraer. Estoy hablando del fenómeno del condicionamiento. Relacionada con esta posibilidad es que si la claustrofobia está presente en nuestros padres, nosotros mismos corremos un mayor riesgo de que este problema aparezca en nosotros. En el caso de tal motivo de claustrofobia, un niño observando a su tutor, luchando contra esta fobia, de alguna manera se haría cargo de su comportamiento, los aprendería y después de un tiempo obtendría claustrofobia.

Las posibles causas de la claustrofobia también incluyen varios eventos desagradables que los pacientes experimentan durante su vida. Para llevar al desarrollo de la claustrofobia pueden ocurrir eventos que, como ya se experimentó más tarde, conducen a la aparición de síntomas de claustrofobia. Como ejemplo, se puede dar aquí una situación en la que un hombre (especialmente un niño) fue castigado en una habitación estrecha o un evento donde una persona quedó encerrada en un baño, sótano, o túnel y no pudo salir durante mucho tiempo.

¿Cómo reconocer la claustrofobia?

La afirmación de que el paciente sufre de claustrofobia es posible después de reunir con él una entrevista detallada sobre las situaciones en las que tiene ansiedad y cómo se manifiesta este miedo (es decir, si aparecen en él los síntomas de la claustrofobia descritos anteriormente).

Otros aspectos también son importantes, por ejemplo, si el paciente está tratando de evitar las situaciones que le generan temor (por ejemplo, se abstiene de usar el ascensor incluso cuando tiene que caminar hasta el décimo piso). También es importante si el paciente siente ansiedad no solo cuando experimenta una situación desagradable, sino también cuando se la imagina.

Sin embargo, antes de que se diagnostique claustrofobia en cualquier paciente, es necesario excluir otras posibles causas de los síntomas. En el diagnóstico diferencial de claustrofobia, se consideran el trastorno por estrés postraumático (TEPT) y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

¿Cómo tratar la claustrofobia?

A veces, la claustrofobia desaparece completamente de forma espontánea y el funcionamiento del paciente vuelve a la normalidad. Para algunas personas, sin embargo, esto no está sucediendo, tales personas definitivamente pueden recomendar el uso de una de las opciones de tratamiento para la claustrofobia.

Probablemente no necesite convencer a nadie de que la terapia puede conducir a un mejor funcionamiento; al final, algunas situaciones (por ejemplo, usar el ascensor) pueden evitar la claustrofobia, pero otras (por ejemplo, conducir un automóvil o permanecer en la multitud) son más difíciles de evitar.

El papel más importante en el tratamiento de la claustrofobia es la psicoterapia. Las personas que padecen esta fobia pueden usar diferentes tipos de psicoterapia, una de los más utilizadas es la psicoterapia cognitivo-conductual.

Otro método terapéutico, a veces recomendado para pacientes con claustrofobia, es la terapia de exposición. Se basa en el hecho de que, en condiciones controladas, el paciente está expuesto a una situación alarmante. La persona que realiza la terapia indica a la persona tratada que, en una situación dada, no hay absolutamente nada en peligro para ella: la terapia de exposición tiene como objetivo “desencadenar” la experiencia de miedo del paciente.

Alternativamente, las personas que sufren de claustrofobia pueden ser tratadas con tratamiento farmacológico. En este caso, los antidepresivos y las preparaciones ansiolíticas se utilizan principalmente, este tipo de enfoque de tratamiento es utilizado para las personas con un cuadro de ansiedad severo. Es necesario enfatizar que la farmacoterapia solo puede ser una adición al tratamiento de la claustrofobia; la base es la psicoterapia.

5.0
01
Avatar

Cristian Agustín Alderete

Cristian Alderete es especialista en modificación de Conducta en Niños y Adolescentes, Orientación Vocacional y Psicoterapia Individual.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  

Comentarios más votados

Avatar
96

5 rasgos en común que…

El ser manipulador es una de las características de una ...
  • 26 April, 2019 by Sylvia

Avatar
46

Escuchar a personas que siempre…

A mi entender ,no son personas tóxicas nos estamos deshumanizando ...
  • 21 March, 2019 by Claudia

Avatar
31

¿Cómo reconocer a un vampiro…

Excelente articulo, sería muy interesante que un futuros posts publiques ...
  • 1 April, 2019 by Ivan García

Avatar
30

5 rasgos en común que…

No todos los manipuladores (as) tienen imagen de necesitado (a)
  • 22 April, 2019 by Lucy rivera

Avatar
27

10 síntomas físicos que son…

Isabel. Todo trastorno de este tipo y la mayoría de ...
  • 18 March, 2019 by Daniel