Mente Asombrosa
Terapia dialéctico conductual para el TLP
Inicio » Psicología » Terapias » Terapia Dialéctico Conductual para el Trastorno Límite de la Personalidad

Terapia Dialéctico Conductual para el Trastorno Límite de la Personalidad

El Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) es un trastorno caracterizado por la inestabilidad manifestada en los pensamientos, sentimientos, comportamientos y relaciones de las personas que lo padecen.

Características de las personas con TLP

Las reacciones emocionales de estos pacientes suelen ser más rápidas e intensas que las de los demás, sufriendo todo tipo de emociones negativas, como irritabilidad y ansiedad. Presentan una elevada impulsividad (gastos, drogas, conducción temeraria, atracones…), la cual puede llevarlos a asumir riesgos.

Muestran comportamientos autodestructivos, pudiéndose hacer daño a ellos mismos, siendo frecuente que amenacen o lleven a cabo intentos de suicidio. Sufren una sensación crónica de vacío y no encuentran sentido a su vida, sintiéndose desesperanzados y perdidos.

Son frecuentes los enfados inapropiados, debido a la dificultad que tienen para controlar la ira y para regular sus emociones. En las situaciones en las que experimentan estrés, pueden llegar a presentar síntomas psicóticos.

Sus pensamientos se caracterizan por ser extremistas, hecho que interfiere en sus relaciones interpersonales, dado que suelen alternar entre la idealización y devaluación de las personas de su entorno. Además, tienen un miedo terrible al abandono y recurren a esfuerzos desesperados para evitarlo.

La terapia dialéctico conductual

La Terapia Dialéctico Conductual (TDC) proviene de la Terapia Cognitivo Conductual (TCC). Esta terapia fue implantada por Marsha Linehan y está enfocada a tratar respuestas emocionales poco adaptativas, así como las conductas impulsivas y autodestructivas consecuentes.

La TDC se usa sobre todo para tratar el trastorno límite de la personalidad, no obstante, recientes estudios han mostrado que puede ser eficaz también para tratar la ideación suicida, el trastorno bipolar, trastornos de la conducta alimentaria, trastornos por abuso de sustancias, depresiones y el TDAH en adultos.

El tratamiento propuesto por la TDC puede aplicarse de manera individual o grupal. Inicialmente hay que evaluar y orientar al paciente, el cual debe comprometerse con la terapia y su seguimiento, por lo que hay que tratar de evitar todos esos comportamientos que interfieran en el desarrollo de la terapia, como no presentarse a las sesiones y no colaborar en el tratamiento.

Los objetivos de esta terapia consisten en reducir y eliminar los comportamientos que atentan contra la vida de los pacientes: autoinflingirse daño e incluso, intentos de suicidarse.

En la terapia también deben tratarse otros problemas que interfieran en la calidad de vida del paciente, como la presencia de otros trastornos (depresión, fobias…), problemas económicos y/o familiares… Se pretende buscar una estabilidad en la vida del paciente que le permita avanzar y mejorar.

La perspectiva dialéctica se basa en la síntesis y la integración, pretende evitar la polarización y el extremismo que caracterizan el pensamiento, los sentimientos y comportamientos propios de estos pacientes. Pretende llegar a concebir la realidad como un todo, integrando los opuestos y aceptando el cambio como algo natural, constante e inevitable.

Otro de los elementos fundamentales de la dialéctica es la validación, a través de la cual el terapeuta debe transmitirle al paciente que sus respuestas tienen sentido en el contexto. Son pacientes que muchas veces creen que lo que sienten resulta inadecuado y eso les genera vergüenza y ansiedad, por lo que resulta indispensable hacer que se sientan comprendidos y ayudarles a entender por qué actúan así, para posteriormente modificar la respuesta emocional y conductual que presentan por otra más sana y adaptativa.

Características de la  Terapia Dialéctico Conductual

La terapia dialéctico conductual promueve el entrenamiento en diferentes habilidades:

  • Habilidades de mindfulness (consciencia plena): consisten en centrarse de manera activa en el momento presente. Los pacientes deben decidir a qué atender y durante cuánto tiempo, sin olvidar el cómo, dado que deben procurar no emitir juicios en relación a los pensamientos y emociones que experimentan durante la tarea.
  • Habilidades de efectividad interpersonal: suelen tener relaciones caóticas que les generan grandes problemas y sufrimiento, por lo que deben aprender a pedir lo que necesitan de manera apropiada, aprender a decir no, a ser respetados, a ser asertivos y fortalecer su
  • Habilidades de modulación de emociones: deben aprender a tolerar las emociones intensas como la ira, la frustración, la tristeza y la ansiedad. Se les deben proporcionar recursos que les permitan manejar los estados emocionales que experimentan, reconocerlos e identificar la función que cumplen.
  • Habilidades de tolerancia al malestar: debe enseñarse a los pacientes a enfrontarse a las situaciones desagradables sin recurrir al abuso de sustancias, a los intentos de autoeliminación u otros comportamientos disfuncionales. Tienen que tolerar el dolor sin recurrir a conductas que mantengan o aumenten el sufrimiento, mediante tareas de distracción o relajación, entre otras.

Se trata, en definitiva, de que aprendan a lidiar con la realidad, tal y como la experimentan ellos, mediante recursos que les permitan reducir la intensidad de sus emociones y enseñarles a actuar de manera más sana y eficaz.

Bibliografía:
  1. de la Vega-Rodríguez, I., & Sánchez-Quintero, S. (2013). Terapia dialéctico conductual para el trastorno de personalidad límite [Dialectical behavioral therapy in borderline personality disorder]. Acción psicológica10(1), 45-56.
  2. Elices, M., & Cordero, S. (2011). La terapia dialéctico conductual para el tratamiento del trastorno límite de la personalidad. Psicología, Conocimiento y Sociedad1(3), 132-152.
  3. Fernández, B. A. (1996). La terapia dialéctica conductual para el trastorno límite de la personalidad. Psicología conductual4(1), 123-140.
  4. Gagliesi, P., & Argentino, D. F. (2007). Terapia Dialéctica Conductual en el tratamiento del Desorden Límite de la Personalidad. Revista Persona7(Suplemento I).
  5. García López, M., Martín Pérez, M., & Otín Llop, R. (2010). Tratamiento integral del trastorno límite de personalidad. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría30(2), 263-278.
  6. Gempeler, J. (2008). Terapia conductual dialéctica. Revista colombiana de psiquiatría37(1).
  7. Mosquera, D., & González, A. (2013). Del apego temprano a los síntomas del trastorno límite de personalidad. Revista Digital de Medicina Psicosomática y Psicoterapia3(3), 1-33.
Avatar

Ariadna Colomar

Ariadna Colomar tiene 28 años de edad, es de Barcelona, y es estudiante de cuarto grado de psicología clínica en la Universidad de Barcelona.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse