Mente Asombrosa
Cómo funciona la inteligencia social o inteligencia interpersonal y cómo se puede desarrollar
Inicio » Psicología Laboral » Qué es la inteligencia social y cómo puedes desarrollarla

Qué es la inteligencia social y cómo puedes desarrollarla

El desarrollo interpersonal, junto a las habilidades sociales pueden ser un requisito para conseguir el éxito laboral, para conectar con los demás y conseguir que las emociones, y las habilidades trabajen en conjunto.

¿Qué es la inteligencia social?

Hay una serie de rasgos que pueden usarse para describir la inteligencia social en psicología. En pocas palabras, es la habilidad para entender a los demás y para actuar con ellos de manera asertiva y empática, consiguiendo mejores resultados para uno mismo como para el grupo, ya sea en el ámbito laborar, en la familia, disciplinas o deportes.

La persona con inteligencia interpersonal o que ha desarrollado las habilidades sociales para conectar asertivamente con los demás, puede tener mejores resultados para desarrollar proyectos, conseguir empleo y gestionar inteligentemente el aprendizaje, la enseñanza y la disposición para consigo mismo y su entorno.

Las habilidades sociales y el liderazgo son complementos que una persona inteligente socialmente ha desarrollado de manera natural, pero puede seguir aprendiendo durante toda su vida, como es el caso de las inteligencias múltiples, que se pueden desarrollar a cualquier edad.

Algunas teorías sobre la inteligencia social

Las interacciones de las personas con inteligencia interpersonal también pueden tener un carácter manipulador positivo. Otras teorías indican que la inteligencia social incluye una serie de habilidades para vincular los objetivos propios con los de los demás. Las personas con inteligencia social tienen mucha visión y sensibilidad social. Tienen empatía y habilidades sociales y pueden tomar en cuenta la perspectiva de los demás. Se caracterizan por el cuidado y la calidez y están abiertos a nuevas ideas y experiencias.

Cómo se define la inteligencia social

El concepto de inteligencia interpersonal o social ya fue citado en 1920 por el psicólogo estadounidense Edward Lee Thorndike, quien en sus numerosos estudios de comportamiento en animales investigó cómo aprenden los seres vivos y, por lo tanto, fundó la teoría del condicionamiento instrumental. Según Thorndike, la inteligencia social es la capacidad de comprender a los demás y de actuar con inteligencia al tratar con ellos.

Otro psicólogo estadounidense llamado David Wechsler, que también estudió en Thorndike, diseñó un concepto de inteligencia que incluía no solo las habilidades intelectuales, sino también la capacidad de un individuo para manejar su entorno de manera efectiva . El motivo del nuevo concepto fue su observación de que los jóvenes reclutas estadounidenses fracasaron por completo en varios procedimientos de prueba, mientras que dominaban con éxito su vida cotidiana.

Inteligencia social por Daniel Goleman

El término de inteligencia social es generalmente conocido gracias a Daniel Goleman y su libro del año 2006 con mismo nombre. Daniel Goleman es un psicólogo y periodista científico estadounidense que también escribe para The New York Times. Ya con su libro “EQ: Inteligencia emocional” de 1995, ganó fama internacional y, por lo tanto, creó una nueva comprensión de la conexión entre este nuevo tipo de inteligencia y el éxito en la vida y la relaciones afectivas.

En su libro sobre la inteligencia social, Goleman analiza la importancia de las buenas relaciones interpersonales y cómo se pueden crear y mantener con las habilidades de la inteligencia interpersonal o social Se basa en conceptos básicos neurofisiológicos y acerca al lector a las conexiones entre la biología y la investigación del cerebro en un lenguaje generalmente comprensible. Para él, la inteligencia social se caracteriza por las siguientes habilidades:

  • Escuchar al otro y poder empatizar con él.
  • Percibir sus sentimientos e interpretar señales no verbales.
  • Poder actuar de acuerdo a la situación.

Cómo se prueba la inteligencia social

Contrariamente a las llamadas habilidades físicas, como ciertas habilidades cognitivas, que pueden verificarse de manera confiable, tanto las habilidades blandas como la inteligencia social no son completamente confiables de acuerdo con el estado actual de la investigación.

Con los métodos de medición habituales, los encuestados solo pudieron realizar su propia autoevaluación con la ayuda de un cuestionario con el riesgo de que no respondieran de manera abierta y honesta, sino que dieran las respuestas socialmente deseadas.

La prueba de inteligencia social, realizada por un grupo de investigación en torno al psicólogo Heinz-Martin Süß, elimina estos problemas. Muestra situaciones reales en un entorno social específico y, por lo tanto, capta la comprensión social, la memoria social y la percepción social del sujeto.

Inteligencia social y empatía

Los comentarios muestran que el comportamiento socialmente inteligente no puede prescindir de un nivel de empatía. La siguiente definición de empatía va más allá del concepto de empatía o autoempoderamiento. Hay tres tipos de empatía: empatía emocional, cognitiva y social.

  1. La empatía emocional significa comprender y empatizar con las emociones de otras personas.
  2. La empatía cognitiva se refiere a los pensamientos, intenciones y motivos de otros que necesitan ser comprendidos y decodificados.
  3. La empatía social está dirigida a sistemas más complejos y sirve para dirigir e influir en asociaciones, empresas u otros grupos sociales más grandes.

¿Cómo promover la inteligencia social?

¿Se puede aprender la inteligencia social? Esta pregunta puede plantearse a aquellos que desean tener más éxito en la profesión, que desean tener más participación en ciertos grupos o situaciones sociales o darles a sus hijos un comienzo exitoso en la vida, el desarrollo interpersonal es crucial para lograr un progreso a nivel laboral. Pero ¿cómo puedes entrenar algo que es tan difícil de medir y probar?

A través de la capacitación regular y el desarrollo interpersonal, puedes aprender ciertas habilidades de la inteligencia social o inteligencia interpersonal. Esta formación se realiza preferentemente en grupos simulando determinadas situaciones sociales. Los comportamientos deseados, como hablar sin problemas frente al público o un grupo de personas, también se usa la autoafirmación en ciertas situaciones.

Así que es bastante posible entrenar la inteligencia social. Los entrenamientos de competencias sociales y la formación de inteligencia interpersonal a menudo recurren a los mismos métodos y conceptos.

Los padres y maestros se enfrentan a la pregunta de cómo promover la inteligencia social en los niños. Por un lado, esto se puede hacer desde casa elaborando estrategias junto a los niños, se pueden realizar algunas de las siguientes actividades para promover la inteligencia interpersonal en los niños.

  • Enséñale cómo puede ser la situación de otra persona y que aprenda a ponerse en los zapatos del otro.
  • Enséñale al niño como expresar sus emociones, y la importancia que tiene expresarlas.
  • Intenta enfocarte en los positivo y descarta lo negativo cuando estén juntos.

Puedes anotar al niño en grupos deportivos o musicales o en un club de fútbol, ​​de esta manera el niño conoce diferentes situaciones sociales en las que tiene que actuar. Incluso a través de la práctica regular, la inteligencia social se promueve o aumenta de manera natural.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse