Mente Asombrosa
El desempleo causa depresión joven sentado que se toma la cabeza con sus manos
Inicio » Psicología Laboral » Depresión y desgano tras el desempleo y cómo tratarlo

Depresión y desgano tras el desempleo y cómo tratarlo

Se reduce la motivación y el desgano se hace presente, cuando la persona pierde un empleo o no lo consigue, la depresión puede aparecer, lo que dificulta aún más que se pueda encontrar estabilidad y energía para la búsqueda de más oportunidades laborales.

La manera en que puede afectar a un individuo perder el empleo, la mayoría de las veces, va más allá de un problema meramente económico. El desempleo puede ocasionar problemas de índole psicológico y enfermedades mentales tan graves como la depresión.

¿Qué significa estar desempleado?

A grandes rasgos, el desempleo se asocia con el hecho de ser despedido, o con el hecho de no tener el éxito esperado en la primera búsqueda de empleo,  para ser contratado en una empresa posterior a la finalización de los estudios.

La forma en que afecta ésta problemática al individuo es distinta en cada uno de los casos, y depende de diversos factores, tales como la edad, las expectativas, los compromisos económicos a corto o mediano plazo y el período de desocupación.

Un aspecto relevante que también influye sobre los problemas emocionales que se pueden desencadenar a raíz del desempleo, está relacionado con las presiones sociales, así como con el entorno.

Las habilidades para relacionarse, hacer contacto con los sentimientos y expresarlos, son pieza clave para sobrellevar el desempleo. La capacidad para manejar la frustración juega un papel muy importante en estos casos.

¿Qué es la depresión por desempleo?

El estar desempleado puede generar todo tipo de sentimientos, que van desde el duelo por el trabajo perdido, miedo a no poder cumplir con los compromisos económicos, así como con las expectativas de las personas que están alrededor del individuo, los planes u objetivos a largo plazo, entre otros.

Por otra parte, surgen preocupaciones y pensamientos catastróficos acerca del futuro, los cuales se van incrementando, en la medida en que la persona no obtiene los resultados esperados relacionados con obtener un empleo de forma inmediata.

La frustración con la que deben lidiar día tras día al ser rechazados o no aceptados para los cargos a los que se postulan van mermando en el individuo el entusiasmo, los pensamientos positivos y la alegría.

La persona, a medida que transcurren los días, se va llenando de miedos, incertidumbre, ansiedad, tristeza y en algunos casos llega a caer en la depresión.

Las posibilidades de sufrir de una depresión a causa del desempleo aumentan en la medida en que se extiende el tiempo sin que la persona logre obtener un empleo.

Lo que inicio para el individuo como una nueva etapa caracterizada por nuevos retos, la cual asumió a partir de la aceptación del hecho de haber perdido el empleo, y continuó con una serie de pasos y acciones para la obtención de un nuevo cargo, con el pasar del tiempo se transforma en un motivo de frustración y desesperanza.

Se considera que un individuo sufre de depresión por desempleo sí tras llevar un período sin un trabajo fijo, comienza a experimentar los siguientes síntomas:

  • Desgano, falta de energía o agotamiento.
  • Problemas de sueño.
  • Tristeza profunda y continua.
  • Aislamiento social.
  • Irritabilidad u Hostilidad.
  • Falta de apetito, los cuales pueden causar alteraciones en el peso.
  • Dolores de cabeza o molestias estomacales.
  • Pensamientos suicidas recurrentes.

¿Cómo superar la depresión por desempleo?

La depresión es un trastorno grave que en muchos casos no puede ser superado por el individuo sin la ayuda externa. Lo más adecuado cuando se presentan estos síntomas es buscar apoyo con un especialista, el cual tras una exhaustiva evaluación emitirá un diagnóstico y comunicará al paciente el tratamiento adecuado para su caso.

En algunos casos el especialista recetará al paciente medicamentos para ayudarle a superar la patología combinada con sesiones de terapia.

Cuando la depresión no es tan grave se procederá a tratarla sólo con terapia y otras indicaciones que le facilitarán el camino a la persona para superar dicha patología.

Otra forma de tratar la depresión causada por el desempleo es evitando su aparición.

Maneras de Sobreponerse ante el Desempleo:

La forma en que afecta el desempleo a los individuos es diferente pero cada uno posee las herramientas necesarias para evitar que ésta circunstancia le desplome semejante a una torre de naipes.

Aun cuando para muchas personas perder el empleo en el quizás permanecieron muchos años se convierta en todo un duelo, siempre existirán otras alternativas más o menos favorables; lo importante es que el individuo esté abierto ante estas nuevas posibilidades.

Lo necesario es explorar las opciones y emprender las acciones respectivas para obtener un nuevo empleo, así como aprovechar el tiempo disponible en el crecimiento personal, profesional o esparcimiento.

Buscar activamente:

Es ideal en la primera etapa del desempleo, actualizar el curriculum o la hoja de vida de la forma más atractiva posible para captar la atención de los empleadores, prestando especial atención a la inclusión de todas las habilidades de las que se dispongan con la finalidad de sacar el máximo partido de cada postulación.

En este punto, es importante utilizar todas las herramientas que estén a disposición para la búsqueda de empleo como las redes sociales, las plataformas destinadas a encontrar empleo, entre otras opciones.

Optar por los cargos adecuados con un perfil profesional es una práctica bastante acertada, y con mayor tendencia al éxito. Prepararse bien para cada entrevista es un factor clave.

No desanimarse:

En muchos casos, la frustración que siente el desempleado extingue el entusiasmo en la medida en que la persona no obtiene los resultados esperados. Para lidiar con estos sentimientos, es recomendable considerar todo el contexto con objetividad, lo cual conllevará al entendimiento de que no siempre se trata de un problema individual, la raíz puede ser una gran tasa de desempleo o demasiada competencia.

En la medida que no se asuman estas respuestas negativas como una falla individual se facilitará el camino para evitar la frustración y caer en una depresión a futuro.

Practicar la Comunicación:

Se trata de no encerrarse en los problemas o en las emociones negativas que se estén experimentando, por el contrario, obligarse a expresar todo aquello que se esté sintiendo con familiares, amigos, terapeutas o grupos de apoyo.

Considerar otras opciones:

Es probable que el proceso de obtener empleo se dificulte o se extienda por unos meses y el estrés por los compromisos económicos sumerjan a la persona en una extrema ansiedad, en estos casos la mejor manera de evitarlo es explorar otras opciones a nivel laboral que puedan contribuir a subsanar los gastos inmediatos.

Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse