Mente Asombrosa
La biografía de Donald Hebb
Inicio » Biografías » Donald Hebb | Padre de la biopsicología

Donald Hebb | Padre de la biopsicología

Donald Hebb fue un destacado psicólogo, médico y pionero en neurociencia y biopsicología del siglo XX. Su legado abarca incluso al autoaprendizaje de las computadoras.

Donald Hebb (julio de 1904 – agosto de 1985) fue un psicólogo, neurocientífico, catedrático y médico canadiense. Este hombre de ciencias, realizó importantes investigaciones en el campo de la motivación, el pensamiento y el comportamiento. Falleció en Chester, Canadá, a los 81 años de edad, dejando un importante legado para las generaciones futuras. Y es que desde su juventud, fue un estudiante destacado. Y aunque matemáticas y física eran sus mejores asignaturas, siempre mostró mayor interés por ser novelista.

Publicidad

Era un escritor muy hábil, más pronto se convenció de que su verdadera vocación era la psicología. Por otro lado, se reconoció como un seguidor de Freud, aunque siempre pensó que sus teorías necesitaban más rigurosidad. Y aun cuando se sometió a su estudio, su interés se centraba en la controvertida “natura-nurtura”. En su tesis de doctorado en Harvard, Hebb habló de la percepción del brillo y del tamaño en las ratas. Así, estudió grupos de estos animales en condiciones de luz y de oscuridad.

Se considera a Donald Hebb, creador e influyente neuropsicólogo del siglo XX. Quien entendía el comportamiento a través del funcionamiento de las neuronas. Siendo estas las encargadas de transmitir diferentes modulaciones a nivel cerebral. Explicaba entonces, cómo se inician en grupos neuronales los fenómenos psicológicos básicos: atención, percepción y memoria. Su idea era que los estímulos y sus respuestas los activaban y a su vez, las conexiones internas y entre los mismos grupos se veían reforzadas.

Biografía de Donald Hebb

Sus padres Arthur Morrison Hebb y Mary Clara Olding, fueron ambos médicos. Y estaban muy interesados en las enseñanzas de María Montessori. Se trata de una médica italiana que creía en la “educación de los sentidos antes del desarrollo del intelecto”. Esta interesante orientación guio su aprendizaje hasta que tuvo 8 años. En la escuela su desempeño fue extraordinario, por lo que pasó a la secundaria a la tierna edad de 10 años.

Donald Hebb egresó de la Universidad Dalhousie (Nova Scotia, Canadá) en el año de 1925. Del mismo modo, mostró un gran interés por la psicología y entonces, comenzó a estudiar la carrera en la Universidad de McGill. Esto, debido a la influencia de autores como William James, Sigmund Freud y John Watson. Realizó, así mismo, una maestría en el área e inició un doctorado con Karl Lashley, psicólogo estadounidense conductista. En esa etapa, conoció personalmente a Sigmund Freud.

Publicidad

Su primer trabajo, después de graduarse de Dalhousie University, fue dirigiendo una escuela local. Pocos años después fue nombrado director de la Escuela Superior en Verdún, en un suburbio ubicado en Montreal. Esto sucedió luego de haber enseñado como estudiante, por un año, en el programa de Magister de McGill University. Un año después, fue nombrado director del Departamento de Psicología.

Posteriormente, Hebb se fue a Montreal. Allí empezó a trabajar como asistente de investigación de Wilder G. Penfield, un importante neurocirujano estadounidense. Este estudiaba los déficits nerviosos en personas que habían sufrido algún tipo de lesión cerebral. Más adelante, Hebb estuvo 5 años en Florida, junto a Lashley, analizando el comportamiento de los primates. Al final, volvió a la ciudad de Montreal y entonces escribió su libro más conocido The Organization of Behavior (1948).

Logros en el área de la neuropsicología

Hebb estableció que “las neuronas que se activan juntas, están conectadas juntas”. Un corolario que ha tenido enormes implicaciones para la fisiología y la psicología. Y en tiempo recientes, incluso para la ingeniería y las ciencias de la computación. Los grupos neuronales son circulares por naturaleza, dado que, una vez activados persisten por cierto tiempo. Este dinamismo hace que las conexiones se vuelvan fuertes permanentemente, formando un ‘trazo de memoria estructural’.

El principio por el que esto ocurre se ha llamado la ‘regla de Hebb’. Este establece que la conexión entre las neuronas, es reforzada en proporción a sus niveles de actividad. La misma fue implementada en los años 80, como el principio de aprendizaje de las computadoras. Pero, actualmente, las redes neuronales y los modelos conexionistas, usan modelos un poco más complicados. El trabajo de Hebb, fue la base de la creación de la nueva neuropsicología.

Fue su idea, que la conducta debe ser entendida en términos de neuronas que propagan las señales. Un concepto que está siendo examinado intensamente hoy en día. A su vez, Donald Hebb fue uno de los más importantes creadores de la psicobiología. Esta es una disciplina a caballo entre la biología y la psicología. Concretamente, la misma se encarga del estudio del comportamiento humano y animal a través de los principios biológicos.

Por último, algunas de las obras destacadas de Donald Hebb fueron: Manual de psicología (1966) y Ensayo sobre la mente (1980). Otro de sus grandes aportes, fue la “Ley de Hebb”. Según la misma queda asociado el disparo de la célula (presináptica) con la actividad de la otra neurona (postsináptica). Esto crea cambios en la estructura cerebral, que contribuyen al desarrollo de redes neuronales. Su trabajo precedió y fue fundamental para el desarrollo de la teoría de la neuro plasticidad.

Publicidad

Aarón J. Espinoza

Aarón J. Espinoza

El Licenciado Aarón J. Espinoza es Psicólogo Clínico.
EMDR Practitioner del EMDRIA de New York y
Coordinador Nacional de Apoyo Psíco Social de la Cruz Roja Venezolana.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios