Mente Asombrosa
Complejo de Otelo
Inicio » Psicología » Síndromes » Qué es el complejo de Otelo y cuáles son sus características

Qué es el complejo de Otelo y cuáles son sus características

Al hablarse de Complejo de Otelo, se suele observar a un individuo bastante ansioso, cuyo comportamiento gira en torno a la confirmación de las sospechas que le vienen ocupando la mente desde hace algún tiempo; su pareja sentimental le es infiel.

¿En qué consiste el complejo de Otelo?

Conocido también como Delirio de Celos Monosintomático, es una enfermedad mental basada en creencias irracionales que consisten en una infidelidad por parte de la pareja aun cuando esta no ha dado indicios de que este viviendo un romance con una tercera persona.

Se le llama Complejo de Otelo porque, de forma similar al protagonista de la obra de William Shakespeare, la persona que padece ésta enfermedad es controlada por pensamientos y emociones completamente irracionales que le llevan a incurrir inclusive en conductas violentas en contra de la pareja y de sí mismo.

La persona, por lo general, debe lidiar de manera constante con celos patológicos que le restan la tranquilidad, le producen ansiedad, ira, por sentir que su pareja en conjunto con una tercera persona se está burlando de él.

Al igual que en la obra de Shakespeare, esta persona se ve inmersa en medio de un drama. Dada la infidelidad de su pareja y la urgencia de demostrarlo, uno de sus principales objetivos en la vida pasan a ser el sorprender su la pareja y atraparla in fraganti con su amante.

Características principales del complejo de Otelo:

El Delirio de Celos Monosintomático es un síndrome que de muchas maneras destruye la vida del paciente por cuanto le resta cualquier posibilidad de bienestar en su vida. Es imposible para un individuo vivir tranquilo en medio de tantas dudas y la sospecha de que se ha armado incluso un complot en su contra.

La situación de su pareja tampoco es la mejor ya que de manera progresiva la persona que padece el síndrome ha tomado actitudes controladoras que incluyen diversas manifestaciones de violencia física y psicológica.

1. Desconfianza hacia la pareja

Es el primer indicio del Delirio de Celos Monosintomático y consiste en una incapacidad de confiar en la pareja, sin importar que esta u otras personas allegadas en medio de la preocupación por el bienestar de la persona le faciliten las pruebas que confirman que la otra persona es inocente él no lo creerá.

La irracionalidad llega al punto que puede tener a su pareja a su lado y aun así si sus delirios le llevan a creer que aun en su cara le está engañando, de manera irracional pasará a hostigar a la otra persona y a defender su punto.

Por ende, la persona con Complejo de Otelo presenta dificultades para aceptar la realidad tal y como es, este individuo solo ve de manera subjetiva las cosas de acuerdo a sus creencias.

Como sus creencias giran en torno a la infidelidad de la que está siendo víctima, cualquier movimiento de su pareja, por más inocente que sea, puede ser un detonante para que se pongan de manifiesto sus más grandes temores por medio de la violencia.

Es realmente difícil, tanto para el paciente como para la pareja, el entorno en el que se vive con esta enfermedad porque la persona asume un comportamiento realmente hostil y pasa la vida en medio de conflictos que él mismo inicia.

2. Celos exacerbados

Los celos de estas personas no tienen control y mucho menos razón de ser y se convierten en patológicos porque los basamentos sobre los que se erigen estas creencias son totalmente inexistentes.

El origen de estos celos exacerbados por lo general se asocia con la baja autoestima o la carencia de amor propio; es una persona que en el fondo se siente insuficiente y que no merece ser amado por cualquier circunstancia de su pasado o de su personalidad.

La Celotipia provoca una fractura en la pareja que conlleva al rompimiento de la relación. Casi siempre la pareja de una persona con síndrome de Otelo termina exhausta, agotada, maltratada y en casos extremos, muerta.

3. Conducta paranoica

La desconfianza hacia su pareja, así como al entorno cercano que pueden estar apoyándole en sus infidelidades es la constante en la vida del paciente con complejo de Otelo.

Es una misión imposible hacer que esta persona entre en razón y reconozca que su comportamiento es completamente irracional, de hecho, estos individuos suelen carecer de una conciencia de enfermedad que les impide reconocer que realmente están equivocados y necesitan ayuda profesional.

Tratar esta patología no es sencillo, porque los pacientes se niegan a asistir a la terapia o a ingerir algún medicamento en caso de que se le recete.

En muchos casos, asisten a terapia como condición de la pareja, la cual exige este requisito para concederle una nueva oportunidad de seguir juntos después de que se haya presentado algún conflicto entre ellos.

El Complejo de Otelo ocasionará que la persona en medio de sus fantasías en la que es engañado por su pareja asuma una actitud de detective y busque en todo momento hacer conjeturas y atar cabos con respecto a las conductas de su pareja y utilizar esta información para confirmar que es una víctima del engaño.

4. Agresividad, posible violencia doméstica

La violencia se va apropiando de manera progresiva de la persona, quien partirá de una conducta basada en el control, la cual ejercerá sobre su pareja con la finalidad de evitar que le siga engañando.

Al pasar el tiempo, este control no es suficiente ya que el individuo observa que a pesar de todo sus esfuerzos, la pareja continúa siendo infiel y las emociones negativas terminan por apoderarse de él, momento en el que aparece la violencia doméstica de forma física o Psicológica.

La irracionalidad puede conducir al individuo a actuar de manera similar a Otelo, que en última instancia le quitó la vida a su amada Desdemona, cegado por lo celos, para luego suicidarse.

De esto la importancia de buscar ayuda terapéutica en cuanto los celos se conviertan en una conducta habitual en medio de la relación de pareja.

Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse