Mente Asombrosa
Persona que sufre el síndrome de la mano ajena
Inicio » Psicología » Síndromes » Qué es el Síndrome de la Mano Ajena

Qué es el Síndrome de la Mano Ajena

Un individuo con el síndrome de la mano ajena llegará a experimentar una lucha por controlar una de sus manos, que al parecer ha tomado vida propia ya que ha perdido toda la capacidad de dominarla.

Causas del Síndrome de la Mano Ajena

Un sujeto con el síndrome de la mano ajena o mano alienígena, como también se le conoce, llegará a experimentar con gran preocupación como una de sus manos no le obedece, por el contrario, pareciese que no es suya porque actúa al parecer por voluntad propia.

Es probable que, sin darse cuenta, esa mano tome objetos o toque cosas que la persona en ningún momento tenía la intención de tocar o cargar, la sensación que llegan a experimentar las personas es tan extraña que en algunos casos se atreven a pensar que definitivamente esa extremidad no les pertenece.

Los factores causantes de este extraño síndrome son de procedencia neurológica y se corresponden con una intervención quirúrgica o con una enfermedad neurológica, producto de un accidente cerebro vascular, por ejemplo.

Dentro de las causas principales se puede destacar a una desconexión entre los dos hemisferios cerebrales, que puede proceder de lesiones en el área motora suplementaria, cuerpo calloso, córtex frontomedial, frontal, parietal posterior o tálamo. (1)

Gracias al cuerpo calloso y su interacción con otras zonas del cerebro por medio del haz de fibras nerviosas los individuos logran tener control sobre los movimientos corporales, así como la consciencia de su cuerpo, más al perderse la conexión entre los hemisferios izquierdo y derecho la persona pierde la capacidad para identificar alguna de las extremidades superiores de su cuerpo.

  El miembro afectado por el síndrome de la mano ajena será la mano derecha o la izquierda, lo cual estará condicionado por el lugar en el que se produzca el daño neurológico.

El cuerpo calloso puede quedar afectado tras una intervención quirúrgica como una comisurotomía, procedimiento que ya está en desuso pero que se aplicaba anteriormente para disminuir los efectos de los ataques epilépticos.

Otros causantes del síndrome de la mano ajena están relacionados con traumas craneoencefálicos, tumores cerebrales, hemorragias o aneurismas cerebrales.

Síntomas del Síndrome de la Mano Ajena

El síndrome de la mano alienígena fue descrito por primera vez en el año 1.908 por el médico Alemán Kurt Goldstein, el cual observó la aparición de estos extraños síntomas en pacientes que habían sido sometidos a una comisurotomía. (2)

Los principales síntomas del síndrome de la mano alienígena son los siguientes:

1. Movimientos Involuntarios en una de las manos

La desconexión de los hemisferios produce una incapacidad en el individuo de control de los movimientos de una de las manos, la cual se encontrará desinhibida y actuará por sí misma, pero sin intención.

Es común en las personas que padecen este síndrome que al realizar una actividad con la mano sobre la que sí tienen control, dicha acción se vea entorpecida por la otra mano, la cual es capaz de desabotonar la camisa que está siendo abotonada.

Asimismo, el individuo experimentará una total desconexión con el miembro afectado en vista de que no es consciente en ningún momento de los movimientos, así como de los contactos que esta mano pueda establecer con el entorno. Es decir, tiene el conocimiento de que esa mano está allí pero no de lo que esta lleva a cabo.

2. No reconocimiento de la extremidad afectada

Por más extraño que parezca, el paciente no se identifica con la mano afectada, de hecho, la siente como un agente externo, algo extraño que en realidad no le pertenece.

En principio la persona con el síndrome de la mano ajena puede sentir cómo esa mano pareciese a veces estar poseída o tener una vida propia, la única prueba que le puede llevar a pensar que en efecto la mano le pertenece es que si se la tocan el todavía mantiene su sensibilidad.

Consecuencias del Síndrome de la Mano Ajena

Las consecuencias del síndrome de la mano ajena sobre los individuos se presentan en primera instancia en forma de limitaciones a nivel motor, por cuanto está incapacitado para dominar una de sus manos.

Por otra parte, a nivel psicológico es una fuente de conflictos para la persona en vista de que crea confusión porque la persona no deja de sentir ese miembro como ajeno a él o extraño, pero también puede experimentar miedo hacia lo que esa mano pueda ocasionar e incluso llegar a sentir ansiedad ante la frustración que produce no tener el control sobre la totalidad de su cuerpo.

El tratamiento psicológico le puede ayudar a sobrellevar los síntomas del síndrome, que en ocasiones se convierte en crónico, por medio del control del estrés y de la ansiedad que ocasionan una intensificación de los movimientos involuntarios y acciones de la mano afectada.

Bibliografía:
  1. Salvador, I. Síndrome de la mano ajena: síntomas, causas y tratamiento. (Internet). Psicología y Mente. (Consultado el 7 de agosto 2.019).
  2. Síndrome de la mano ajena. (Internet). Vithas; 25 de septiembre de 2.017. (Consultado el 7 de agosto 2.019).
Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse