Mente Asombrosa
Una mujer que sufre fatiga emocional
Inicio » Psicología » Cansancio emocional: Cómo manejar la energia sin ser drenado

Cansancio emocional: Cómo manejar la energia sin ser drenado

El cansancio emocional es un estado psicosomático que es consecuencia de un esfuerzo excesivo. En este caso, hablamos de un manejo desordenado o una falta de habilidad para manejar los conflictos, responsabilidades o estímulos emocionales o cognitivos.

El agotamiento emocional no llega repentinamente, este tipo de cansancio interno es un proceso que se incuba lentamente, hasta que la persona se termina por derrumbar. Esta ruptura sumerge al sujeto en un estado de parálisis, depresión profunda o enfermedad crónica.

Aunque el cansancio emocional se experimenta como fatiga mental, por lo general va acompañado de una enorme fatiga física. Cuando ocurre, una sensación de pesadez, de imposibilidad de proceder, toma el control de nosotros. Entonces es cuando uno cae en una inercia de la que es difícil salir.

Este trastorno ocurre porque hay un desequilibrio entre lo que se da y lo que se recibe. Quien sea víctima de este mecanismo da todo para trabajar, en casa, en una relación de pareja o en cualquier otro sector.

Los primeros síntomas de cansancio emocional

Antes de aparecer el agotamiento emocional verdadero, existen un síntomas previos que nos ayudan a reconocerlo, pero estas son señales a las que, en principio, no le damos mucha importancia. De hecho, si se lo diéramos, podríamos tomar medidas a tiempo.

Los síntomas previos al cansancio emocional son:

  • Cansancio físico: la persona a menudo se siente cansada. Desde que despierta está abrumada por todo lo que le espera durante el día.
  • Falta de motivación: las personas que están emocionalmente desgastadas  comienzan a actuar mecánicamente. Como si estuvieran obligados a hacer lo que hacen. No sientes entusiasmo o interés en sus actividades.
  • Insomnio: una persona agotada emocionalmente no descansa lo suficiente. Continuamente piensa en sus problemas, lo que le dificulta conciliar el sueño.
  • Olvida fácilmente las cosas: las cosas de menor importancia se olvidan fácilmente.
  • Fácilmente irritable: uno se molesta con frecuencia y pierde el autocontrol. La persona agotada está de mal humor y demasiado sensible a cualquier crítica o gesto de desaprobación.
  • Dificultad para pensar: la persona se siente fácilmente confundida. Cada actividad que realiza le cuesta más horas de trabajo que antes por lo que su rendimiento laboral se ve disminuido.
  • Desprendimiento afectivo: las emociones comienzan a ser cada vez más planas. Como si, en realidad, prácticamente no sintieran nada o disminuyeran sus respuestas afectivas.

Cómo superar el agotamiento emocional

La mejor manera de salir del cansancio emocional es, por supuesto, descansar, pero no solo físicamente, aunque eso también es necesario, sino descansar la mente. Necesitas encontrar algo de tiempo libre para relajarte y quitarte presiones innecesarias.

Tema relacionado:
4 razones por las que es importante ser curioso

Por ejemplo, las personas que se exigen demasiado a sí mismos pasan varios años sin ir de vacaciones. Esto no debería suceder. Tarde o temprano solo causa cansancio y agotamiento. Sería una buena idea tomarse unos días para dedicarlo a descansar.

Otra solución es practicar para construir una actitud diferente hacia las tareas diarias. Todos los días debe haber momentos para dedicarse a los compromisos y otros para descansar y llevar a cabo las actividades que son gratificantes. Es necesario dejar de lado la perfección o la observancia.

Cambia tu mentalidad

Es muy importante un cambio de hábitos, pero sobre todo, un cambio de mentalidad. Una persona que ya tiene cansancio emocional, está mostrando una respuesta emocional ante una situación o comportamiento desgastante, por ello es necesario evaluar varios puntos importantes:

Qué clases de actividades son las que se realizan a diario, y cuál es la repercusión de dichas actividades a nivel mental, físico y emocional. Luego se puede elaborar un plan para tomar las prioridades y evaluar cuáles son las que podemos descartar, y en cuales actividades podemos concentrar mejor nuestro enfoque y energía.

Determina si las personas que te rodean no son fuente de tu agotamiento emocional, si no estás dando mucho más de lo que recibes, si no estás acompañada de algún vampiro emocional, un depredador de la energía anímica o si no estás en medio de una relación que te atormenta.

Si la respuesta es si a las afirmaciones anteriores, es necesario que optes por cambiar tu actitud hacia ellos, si son personas que no puedes dejar de ver, porque forman parte del círculo íntimo familiar, siempre es posible encontrar maneras de no ser víctima de actitudes perjudiciales de las personas que te rodean. Puedes buscar ayuda en un terapeuta que te mostrará un  buen camino a seguir.

Es necesario aclarar que el cansancio emocional no está relacionado directamente con la depresión, estas son dos cosas diferentes.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse