Mente Asombrosa
Una persona con ira que no sabe como manejarla
Inicio » Psicología » Cómo aprender a manejar la ira y evitar la desesperación

Cómo aprender a manejar la ira y evitar la desesperación

No hay una receta fácil y simple que nos enseñe como manejar la ira, sin embargo, la psicología tiene algunos métodos para poder canalizar esa energía y transformarla en comportamientos que no sean perjudiciales.

Publicidad

Toda la serie de emociones en que emerge la agresividad de un individuo se conoce como enojo.

Esto puede ser causado por una serie de circunstancias, la frustración, la ansiedad, el estrés , pero también algo aparentemente contingente.

Por ejemplo, hay personas que acumulan negatividad y luego explotan por algo que puede parecer insignificante para otros.

La ira nos define como seres humanos: es una especie de mecanismo de defensa, nuestro instinto de supervivencia se hace cargo y nos empuja a ser agresivo con la persona o cosa que nos ha dado problemas. Naturalmente, la violencia no es la solución, ni es la represión de la ira misma.

Publicidad

¿Cómo puedo manejar la ira?

Entre los consejos más comunes para manejar la ira y controlar el enojo hay uno que proporciona canalizar las energías positivamente haciendo deportes – excelente en este sentido, boxeo o kick boxing, pero también ejercicios de yoga o relajación – pero a veces incluso una buena caminata diaria, permite un resultado interesante.

Otra actividad recomendada es escuchar música. El arte siempre ha sido catártico y la música es una de las expresiones más inmediatas del arte.

¿Que música es recomendable escuchar? Puedes guiarte por tus propios gustos, sin embargo, las canciones instrumentales con piano, ritmo como la Bossa nova o el jazz, inducen la relajación y sirven para drenar la ira.

Se debe trabajar en profundidad el desarrollo de la paciencia.  el auto-control, por ejemplo: contar hasta diez, expresando tu decepción en primera persona (‘Pienso, siento’), sin guardar rencor, el uso del humor y la ironía, tomar una pausa y contar hasta 10 antes de hablar. Todas estas son estrategias que ayudarán a manejar la ira, sin reprimirla pero sin dejarla crecer.

Cómo manejar la ira

Lo que dice la psicología sobre la ira tiene que ver con el concepto de ventilación. Un experimento realizado por Brad Bushman, profesor de Comunicación y Psicología Social, realizado a tres grupos de estudiantes encontró resultados sorprendentes sobre el manejo de la ira.

Los tres grupos recibieron un saco de boxeo: el primer grupo fue invitado a golpearlo en base a algunas críticas, el segundo fue motivado a golpearlo solo como deporte, el tercero no recibió indicaciones.

Al final, todos fueron sometidos a un cuestionario. El primer grupo, a pesar de haber ventilado en el saco de boxeo, mostró altos niveles de hostilidad, seguido por el segundo, mientras que el tercer grupo mostró niveles muy bajos de ira.

El resultado de esta investigación deduce que no hacer nada es mucho más útil para controlar la ira en lugar de desahogarse directamente.

Cómo manejar la ira de los demás

Gestionar la agresividad de los demás no es fácil. La ira de los demás nos enoja. Sin embargo, hay una serie de reglas que pueden ser útiles.

Para calmar la ira de alguien enfurecido, se pueden realizar algunas de las siguientes acciones: hacer preguntas sin hacer declaraciones, evitar la discusión en la medida de lo posible, ser proactivo y no tomarlo como algo personal, no necesariamente tenemos que ayudarlo o calmarlo si el otro está enojado, de hecho, casi con certeza, no tenemos nada que hacer – y finalmente ayudar al otro a reflexionar de la manera más tranquila posible.

Publicidad

Mente Asombrosa

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios