Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Síntomas psicosomáticos causados por el estrés

¿Síntomas psicosomáticos debido al estrés?

El estrés es el estado de amenaza o perturbación de la homeostasis del organismo, la interrupción del equilibrio del organismo en su intento de hacer frente a un estímulo estresante.

Publicidad

Cuando la persona se expone a estímulos estresantes, se estimula el sistema nervioso simpático, lo que resulta en la secreción de catecolaminas que estimulan el SNC, por lo que el organismo está alerta.

El sistema de estrés interactúa con todos los demás sistemas homeostáticos del cuerpo, como los sistemas endocrino, metabólico, reproductivo, inmunológico y gastrointestinal. El estrés elimina energía de todos los sistemas del cuerpo, por ejemplo, los niños con trastorno de ansiedad grave, como resultado del estrés crónico, no se desarrollan normalmente o pueden volverse obesos.

¿Cuáles son los síntomas psicosomáticos del estrés?

Los síntomas físicos causados ​​por el estrés y no por causas orgánicas o patológicas se denominan psicosomáticos. Los síntomas psicosomáticos indican conflictos psicológicos del individuo o son la exteriorización física de las emociones.

Los síntomas psicosomáticos más comunes:

  • Transpiración.
  • Taquicardia.
  • Boca seca.
  • Salivación.
  • Hiperventilación.
  • Colitis espástica.
  • Acidez.
  • Dolor de estómago.
  • Micción frecuente.
  • Migrañas.
  • Mareo.
  • Trastornos de la memoria.
  • Anorexia.
  • Bulimia.
  • Apretar los dientes.
  • Problemas sexuales (disparenia, anorgasmia, disfunción eréctil).
  • Insomnio, etc.

La patología de los trastornos psicosomáticos

La patología de los trastornos psicosomáticos se refiere a un órgano del cuerpo, por ejemplo, el estómago o una función corporal, como la respiración, es decir, órganos y funciones controlados por el sistema nervioso autónomo.

Publicidad

La respuesta simpática aumenta en momentos de estrés y disminuye en momentos de depresión. Es cuestionable la idea de que los cambios y alteraciones creados por tales reacciones corporales puedan convertirse en condiciones anatomopatológicas permanentes.

Por supuesto, si el estrés dura mucho tiempo, entonces hay una desviación crónica de los sistemas reguladores del nivel normal promedio de funcionamiento. En este caso aparecen trastornos psicosomáticos como asma bronquial, neurodermatitis, hipertiroidismo, hipertensión, úlcera péptica, etc.

¿Cuál es el tratamiento adecuado para el estrés?

La terapia cognitivo conductual suele ser el tratamiento de elección para los trastornos psicosomáticos. Este tipo de terapia ayuda a los pacientes a aprender nuevas formas de manejar y resolver sus problemas a medida que obtienen una comprensión más profunda de su condición y circunstancias.

Los pacientes también aprenden a establecer metas realistas, y a reconocer y cambiar comportamientos o pensamientos que tienen efectos negativos en sus vidas.

Finalmente, la práctica de técnicas de relajación ayuda en la regulación neurohormonal de los pacientes y conduce a la mejora de las manifestaciones psicosomáticas.

Publicidad