Mente Asombrosa
El comportamientos de las persona pasivo-agresivas
Inicio » Psicología » Cómo tratar con una persona pasivo-agresiva sin ser drenado

Cómo tratar con una persona pasivo-agresiva sin ser drenado

Una de las principales características de las personas pasivo-agresivas es una conducta que manifiesta agresión y hostilidad per de una manera pasiva. Su principal objetivo es evadir los reclamos y las obligaciones sin mostrar descontento de manera directa, pero teniendo de fondo una actitud agresiva.

Seguramente te habrás encontrado con personas que frecuentemente son muy sarcásticas, que en la primer situación se burlan de los demás de manera cruel y lo hacen por la espalda, pero según ellos es solo una broma, aunque se detecta que lo hacen con saña.

¿Qué es la agresión pasiva?

Según la práctica médica y la investigación llevada a cabo por la Clínica Mayo(1), las personas pasivo-agresivas tienden a expresar sus sentimientos negativos de manera dañina, pero indirecta. En lugar de lidiar con los problemas, se comportan de manera que ocultan su hostilidad y enmascaran su descontento.

Si no te animan a ser abierto y honesto acerca de tus sentimientos desde una edad temprana, puedes usar el comportamiento pasivo-agresivo como una alternativa para abordar los problemas de frente. Por ejemplo, puedes enojarte, retirarte de las personas emocionalmente o encontrar maneras indirectas de comunicar cómo te sientes, pero de una manera insana y perjudicial.

Las personas pueden actuar así porque temen perder el control, son inseguras o carecen de autoestima. Podrían hacerlo para lidiar con el estrés y la ansiedad , depresión o inseguridad, o para enfrentar el rechazo o el conflicto. Alternativamente, podrían hacerlo porque tienen rencor contra alguien o se sienten menospreciados.

Cómo se identifica el comportamiento pasivo-agresivo

Las personas pasivo-agresivas pueden enmascarar sus sentimientos reales y afirmar que las cosas están “bien”. Sin embargo, a menudo se podrá detectar cuándo sus acciones contradicen sutilmente sus palabras.

Algunas personas pasivo-agresivas tienen una actitud permanentemente negativa, y regularmente se quejan sobre el lugar de trabajo o sus colegas. En lugar de ofrecer elogios cuando es debido, generalmente minimizan o ignoran los logros de los demás. También podrían usar el sarcasmo como arma para atacar a los demás, y “hacerse los que juegan” o difundir rumores dañinos.

Otro comportamiento pasivo-agresivo común es ser perturbador. Puede delegar una tarea a un miembro del equipo que él no quiere hacer, por lo que lo deja hasta el último momento y lo hace mal. O bien, podría eludir sus responsabilidades, como tomarse un día de enfermedad justo antes de una presentación importante, como una forma de “rebeldía y desquite”.

Las personas pasivo-agresivas a menudo tienen dificultades para asumir la responsabilidad de sus propias acciones y culpan a los demás por sus errores. Ellos con regularidad mencionarán que los problemas en el trabajo, por ejemplo, nunca son su culpa. O bien, si llegan tarde a una reunión o no completan un proyecto a tiempo, es por culpa de otra persona.

La persona pasiva agresiva es muy aprensiva sobre tratar abierta y directamente con sus resentimientos. Esta aprehensión es el resultado del temor a ser rechazado o castigado por una persona con autoridad(2). El individuo pasivo agresivo suele mostrar al menos tres de los siguientes comportamientos:

  1. Eficacia irritable: alta tensión, mal genio y comportamiento temperamental;
  2. Contrariedad conductual: detección de fallas, malhumor, y encontrar gratificación en socavar a los demás;
  3. Autoimagen descontenta: se siente incomprendido, no apreciado y degradado por los demás y descontento con la vida;
  4. Controles regulatorios deficientes: pensamientos y emociones fugaces son impulsivamente expresados;
  5. Ambivalencia interpersonal: Asume roles contradictorios y cambiantes en las relaciones sociales.
Tema relacionado:
¿Eres una persona fácil de manipular? Compruébalo con estas preguntas

Cómo puedes tratar con una persona pasivo-agresiva

Lo primero que debes hacer es aprende a reconocer los signos de un Trastorno de Personalidad Pasivo-Agresivo (TPPA).

2. No muerdas el anzuelo

Hay una delgada línea entre responder a alguien que es pasivo-agresivo y participar en el drama que están creando. Quiere responder sin hacer el trabajo emocional por ellos, dice Braslow. Eso significa evitar hacer preguntas como: “¿Por qué dijiste eso?” O “¿Qué quisiste decir realmente?”

Ejemplo : si un amigo dice “gracias” pero no suena satisfecho, responda el contenido , no el contexto de la situación. Simplemente diciendo “¡De nada!” Se encuentra con la persona en la que se encuentra, pero no muerde el anzuelo, lo cual es una excelente manera de desarmarlos.

1. Habla de lo presente

Si vas a dialogar sobre sobre su comportamiento, es probable que esta no sea la primera vez que a procedido de esa manera. Pero eso no significa que sea una buena idea sacar a la luz la lista de ofensas pasadas o hacer generalizaciones radicales, según dice el profesor de psiquiatría Scott Wetzler , autor del libro Living With the Passive-Aggressive Man. En cambio, concéntrate en lo que acaba de suceder.

Concéntrate en ese momento específico y hazle saber cómo sus palabras te hacen sentir.

2. No caigas en su juego

Hay una delgada línea entre responder a alguien que es pasivo-agresivo y participar en el drama que está creando. Debes saber responder sin hacer el trabajo emocional por ellos. Eso significa evitar hacer preguntas como: “¿Por qué dijiste eso?” o “¿Qué quisiste decir realmente?”, no debes entrar en su juego.

Una manera de desarmarlo es no participar, sino más bien hacerle ver que no tiene efecto su juego, dejándolo desarmado con respuestas cortas que señalen que no causa efecto su indirecta o el mecanismo que use para actuar de manera pasivo-agresiva.

3. No te esfuerces en vano

No importa cuánto lo intentes, algunas personas no responderán cuando hables con ellos, dice Stacy Kaiser, terapeuta y editora general de Live Happy. “Muchas personas que son pasivo-agresivas no van a cambiar porque a ti te hiera o moleste su actitud“, señala esta terapeuta.

Si estás decidiendo si señalarle su comportamiento, puede ser útil hacer un análisis rápido del costo-beneficio para determinar si vale la pena hacer un esfuerzo para que cambien sus hábitos. Y también hay que señalar que ciertas personas pueden valer mas la pena que otras.

4. Sé asertivo al hablar

La persona pasivo-agresiva está siempre tratando de eludir alguna situación, por lo que este no es el momento de irse por las ramas. En cambio, es recomendable abordar el problema de frente: centrándote en cómo te sientes, usa las afirmaciones “yo”, que aportan comprensión y empatía, en lugar de declaraciones “tú”, que pueden parecer acusatorias.

5. Asegúrate de que el castigo se ajuste al crimen

Una forma de hacer que las personas pasivo-agresivas cambien su comportamiento es tener consecuencias claras para sus acciones. Pero esos castigos se pueden ir rápidamente por la borda (por ejemplo, gritar “¡Nunca volveré a hablar contigo!” En el calor del momento).

Evalúa cómo te ha afectado su comportamiento y luego determina la mejor respuesta. (¿Deberías decirle a tu amigo que necesitas tomarte un tiempo? ¿O es hora de terminar la amistad por completo?)

Avatar

Jonathan Treviño Flores

Jonhatan Treviño Flores es Psicólogo, con Maestría en Psicología social, Nacido en Ciudad de México, con una clara vocación por las Ciencias Sociales y compartir sus conocimientos mediante las plataformas web.

1
Deja tu comentario

avatar
1 Comentarios
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo de comentarios más caliente
1 Autores de comentarios
Jessica Autores de comentarios recientes
  Subscribirse  
más reciente último más votado
Jessica
Invitado
Jessica

Hola, hace tres días me encontraba de viaje con mi novio, veníamos de una reconciliación con más de un mes llevando una relación muy buena, sin embargo el se emborracho el primer día del paseo y me insulto con palabras grotescas y muchas ofensas, al otro día dijo que no se acordaba de nada. Desde entonces he estado muy afligida y deprimida por lo sucedido pero tengo duda si este caso aplica como violencia o lo debo perdonar te darle otra oportunidad, lo conozco hace dos años y nunca había demostrado ser brusco ni grosero y bajo los efectos del… Leer más »