Mente Asombrosa
Vida y obra de Arnold Gesell
Inicio » Biografías » Arnold Gesell y su influencia en el desarrollo infantil

Arnold Gesell y su influencia en el desarrollo infantil

     Arnold Gesell fue un psicólogo y pediatra estadounidense conocido por implementar el uso de cámaras de video para monitorear el desarrollo de bebés y niños.

Reconocido como uno de los más importantes psicólogos del desarrollo, Gesell decidió implementar esta técnica y estudiar el desarrollo los niños porque estaba convencido de que esto ayudaría a comprender y tratar más efectivamente los trastornos del desarrollo en la infancia.

Además, se ganó un lugar en la historia de la psicología por haber desarrollado su propia teoría del desarrollo de los niños, conocida como “Teoría Madurativa de Gesell”. Basándose en esta teoría, publicó numerosas guías y métricas que describen las distintas etapas por las que pasa un niño.

Biografía de Arnold Gesell

Arnold Lucius Gesell nació el 21 de junio 1880 en Alma, Wisconsin, Estados Unidos y murió el 21 de mayo de 1961. Fue hijo de un fotógrafo y una profesora profundamente interesados en la educación. Fue el mayor de sus hermanos y vivir el crecimiento de sus hermanos pequeños de cerca hizo que se interesara por el desarrollo infantil.

Se graduó del bachillerato en 1896 e ingresó en la Steven’s Point Normal School interesado en formarse como profesor. Luego de trabajar un tiempo como profesor de secundaria, comenzó sus estudios universitarios.

Se trasladó a la Universidad de Wisconsin y en el año 1903 se graduó en Filosofía. En esa misma institución trabajó como profesor y director de enseñanza, para luego continuar sus estudios en la Universidad de Clark, donde obtuvo un doctorado en Filosofía.

Fue fuertemente influido por el presidente de la universidad, G. Stanley Hall, quien también fundó el movimiento del estudio de los infantes.

Se desempeñó trabajando en centros educativos en Wisconsin y Nueva York, hasta que consiguió una cátedra en el centro educativo Los Angeles Normal School, donde conoció a quien se convertiría en su esposa y madre de sus dos hijos, Beatrice Chandler, una de las profesoras.

Trabajó en varias escuelas especializadas en personas con discapacidades mentales en Nueva Jersey, como la Escuela de Formación de Vineland para chicos y chicas, lo que le generó un interés especial por el estudio de las discapacidades en infantes.

Su relación con la medicina y el estudio del comportamiento infantil

Luego de esto, estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin, donde obtuvo el grado de Médico.

Mientras completaba sus estudios en medicina se desempeñó como profesor de la Universidad de Yale, donde fundó una Clínica de Desarrollo Infantil y se doctoró en medicina en 1915.  También consiguió una cátedra en esta universidad.

Continuando con su interés en las discapacidades infantiles, trabajó como psicólogo escolar en la Junta de Educación del Estado de Connecticut y desarrolló un programa de apoyo para niños con discapacidades allí.

Gesell realizó muchos estudios del comportamiento infantil, incluso con animales jóvenes como monos.

 Uno de sus casos más famosos es el de Kamala, una niña salvaje criada por lobos. Se interesó mucho en la influencia de los componentes hereditarios que influyen en los niños, así como el funcionamiento del lenguaje.

Opinó sobre muchos aspectos de la conducta humana, como el temperamento y dualidad, y defendió causas como la implantación de un sistema nacional de guarderías.

Determinó que, para comprender el desarrollo de los niños con discapacidad, antes era necesario comprender el desarrollo en los niños en condiciones normales, por lo que desarrolló su propia teoría del desarrollo infantil.

Influencia de Gesell en la psicología infantil 

Fue uno de los psicólogos que contribuyó con la popularización de una creencia que se mantiene hasta nuestros días, el desarrollo infantil está determinado en gran parte por una especie de ‘’reloj’’ interno, es decir, que el desarrollo infantil sucede en una serie de etapas que están definidas por la edad y caracterizadas por comportamientos típicos de cada una.

Estas proposiciones se basan en el desarrollo y la evolución de toda la especie humana, por lo que se puede ver la influencia que tuvieron en Gesell las teorías evolutivas, muy populares en el mundo anglosajón.

Describió distintas áreas del desarrollo infantil, de las que las más destacadas son la conducta adaptativa, el comportamiento psicosocial y el desarrollo motor.

Aunque para la época ya había otras propuestas de teorías sobre el desarrollo infantil, como la de Sigmund Freud, fue la de Gesell la que se posicionó como referente, durante la época y en cierta medida actualmente.

Teoría Madurativa de Gesell

La teoría madurativa de Gesell se basaba en la definición de una serie de etapas de desarrollo que van determinadas por la labor de los genes, sin embargo, también consideraba que el desarrollo está fuertemente influenciado por el entorno en el que el niño se desenvuelve.

Aun así, enfocó sus investigaciones en este primer factor, llamando ‘’maduración’’ al proceso por el cual la genética de un individuo influye en su desarrollo personal.

Así, consideraba que el principal factor por el que una persona madura es por la velocidad en que se desarrolla su sistema nervioso, que cuanto más complejo se hace, más evoluciona su mente y cambian sus comportamientos.

Se basaba en el hecho de que todos los niños aprenden de una manera predecible y común entre todos ellos. Por ejemplo, los bebés recién nacidos aprenden primero a controlar su boca, luego sus ojos, luego sus hombros y extremidades.

A lo largo de la infancia también se encuentran patrones de desarrollo, habilidades y comportamientos que aparecen en un momento determinado y común para todos los niños.

Por otra parte, Gesell determinó que el papel de la educación en el desarrollo del niño es adaptarse a este proceso común de maduración para fomentar la natural producción del aprendizaje y desarrollo del sistema nervioso.

La cámara de Gesell

La influencia de su padre fotógrafo también se vio reflejada en el trabajo investigativo de Gesell, ya que utilizó recursos tecnológicos audiovisuales de última generación en la época.

Por ejemplo, utilizaba cámaras fotográficas y de video para registrar el comportamiento de los niños. También utilizaba espejos unidireccionales para observar cómo se comportan los niños de forma natural cuando no se sienten observados.

Esta técnica de espejos unidireccionales se convirtió en una cámara de observación: consistía en separar dos habitaciones por un espejo que daba visión a una sola dirección.

Las personas presentes en una de las habitaciones, se reflejan en el espejo, por lo que las personas presentes en la otra habitación, pueden ver lo que está sucediendo sin llegar a ser vistos.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse