Mente Asombrosa
Vittorio Guidano y su vida y obras
Inicio » Biografías » Biografía de Vittorio Guidano y su legado en la psicología

Biografía de Vittorio Guidano y su legado en la psicología

Vittorio Guidano nació el 4 de agosto de 1944 en Roma, Italia, fue un psiquiatra que dejó un gran legado a las ciencias médicas y la salud mental.

Publicidad

La identidad y la forma como las personas se perciben a sí mismas y al entorno, es uno de los aspectos más importantes de los seres humanos, ya que esto determina cómo cada quien se desenvuelve y responde a los constantes estímulos externos.

Muchos psiquiatras, psicólogos, sociólogos y demás estudiosos de la raza humana, han dedicado sus carreras a estudiar este respecto. Vittorio Guidano, destacado psiquiatra y médico italiano, es uno de ellos.

Vittorio Guidano estudió a profundidad la experiencia humana para comprender mejor cómo las personas llegan a entenderse a sí mismas.

Famoso por su alto nivel de cultura, Guidano contribuyó con la evolución de la Psicología cognitiva de la época, lo que se tradujo en un nuevo paradigma dentro de esta disciplina: el Modelo Cognitivo Post-racionalista.

Publicidad

Vida de Vittorio Guidano

Vittorio Guidano fue un psiquiatra italiano nacido el 4 de agosto de 1944 en Roma, Italia y falleció en Buenos Aires, Argentina, en 1999. Se doctoró en Medicina y Cirugía en Roma y se especializó en el área de Neuropsiquiatría.

En 1970 ingresa a la Unidad de Psicología Clínica del Instituto de Psiquiatría de la Universidad de Roma, donde dedicó sus primeros años de trabajo investigativo al estudio de la personalidad humana, enfocándose en temas como la autoestima y el concepto de sí mismo.

También realizó investigaciones clínicas de la terapia conductual implementada en Italia durante esa época y los efectos de esta.

Durante estos años de investigación delineó una estructura metodológica basada en la psicología experimental, cognitiva y relacional que le permitió germinar su pensamiento en sus actividades.

Así, logró articular sus avances para desarrollar un nuevo modelo de la dinámica de la identidad personal, que trataba de explicar más exhaustivamente el comportamiento normal de las personas, así como el origen y estructura de las patologías mentales.

Asimismo, buscaba ampliar la perspectiva tradicional de la psicología de la época y elaborar una “psicología del yo”, basada en el enfoque de procesamiento de información, inteligencia artificial y la teoría de sistemas pertenecientes a la revolución cognitiva que tenía lugar al mismo tiempo en el mundo anglosajón.

Fundó y fue presidente hasta 1978 junto a otros expertos miembros de la Sociedad Italiana de Terapia Comportamental (SITC) (como Giovanni Liotti), el Centro de Terapia Cognitiva Italiano en Roma, el primero de su especie.

Aportaciones de Guidano: El modelo post-racionalista

El modelo post-racionalista se fundamenta en las teorías evolutivas desde distintos puntos de vista, desde lo epistemológico y lo biológico, basándose en el trabajo de Humberto Maturana y Francisco Valera.

Este modelo considera que la vida es un constante proceso de autopoiesis, que es la capacidad de un sistema de mantenerse vivo y reproducirse. Así, el sujeto reorganiza constantemente su estructura para mantenerse vivo, ya que el entorno genera ‘’perturbaciones’’ que le afectan.

Esta organización se realiza con el objetivo de mantener la identidad y la integridad, a través de la reestructuración, que implica adaptación a las cambiantes condiciones o perturbaciones ambientales.

Además, este ambiente no se describe como una realidad igual para todos los sujetos, sino que cada sujeto tiene una experiencia diferente de la realidad y le otorga significados diferentes.

Esta experiencia de la realidad que tiene el sujeto ocurre en dos niveles internos diferentes: el ‘’Yo’’, y el ‘’Mí’’.

El ‘’Yo’’ es el nivel de experiencia inmediata e implica el continuo fluir de las emociones, las sensaciones y las conductas de forma no consciente. Al suceder de forma inconsciente, no se le aplican criterios de verdad o falsedad.

El ‘’Mí’’ es el segundo nivel de experiencia, donde el individuo es capaz de distinguir, explicar y organizar la vivencia. De esta forma, el ‘’Yo’’ funciona como protagonista de la vivencia, mientras que el ‘’Mí’’ toma el papel de observador de la misma.

Contexto del modelo post-racionalista

Vittoeio Guidano tuvo una evolución en su pensamiento en respuesta a la crisis epistemólogica que presentaba el paradigma conductual a mediados de los años setenta, el cual carecía de razonamientos para explicar sus debilidades y fortalezas al estar basado en una teoría de estímulo-respuesta demasiado simple para explicar los procesos de la mente humana.

En un primer momento, las condiciones favorecieron el auge de la aplicación clínica de la terapia cognitiva, sin embargo, tras años de aplicación, surgió una discrepancia en cuanto a la lógica de este enfoque, su planteamiento teórico y su papel en el escenario clínico

Lo que dio lugar al replanteamiento de cuestiones elementales de la mente como la realidad, el conocimiento y la adaptabilidad.

En este sentido, a mediados de los años setenta se comenzó a dar solidez al concepto de la ‘’caja negra’’, que describe a la mente como un sistema; si bien no se conocen con exactitud todos los procesos que emplea para funcionar, entendiendo los procesos que sí son visibles, se puede llegar a comprender mejor.

Asimismo, se empezó a entender la mente de dos formas, una, como un procesador de información, y otra, como un constructor de significados (asumiendo el “significado” más allá de lo simbólico, como algo que nos permite tener sentido de coherencia en la vida y a tener consciencia de nuestros sentimientos).

Es así como nace esta nueva corriente de la psicología post-racionalista, que fue gran importancia porque estableció que cada mente construye su propio sentido de continuidad y pertenencia, y que esto sucede en medio de las vivencias mismas, de forma casi automática y sin necesidad de reflexionar.

¿Por qué es llamado post-racionalista?

El pensamiento post-racionalista de Guidano surge a mediados de siglo XX. Es nombrado y promovido por él mismo bajo el nombre de ‘’post-racionalista’’ para hacer referencia a una nueva concepción de la psicoterapia basada en lo cognitivo, pero saliéndose de los modelos racionalistas tradicionales.

No obstante, es importante mencionar que este nuevo modelo no pretende asumir una postura anti-racionalista, ni desmeritar el razonamiento lógico como factor fundamental de la experiencia humana.

Sino que busca expresar que el conocimiento y el proceso cognitivo son mucho más amplios de lo que se pensaba, y que se componen de elementos lógicos, abstractos y racionales.

 El post-racionalismo afirma que el conocimiento es mayormente emocional, pero también sensorial, perceptual, conductual y motor.

Asimismo, estos procesos son también fundamentales para la obtención y consolidación del conocimiento y del sentido de ubicación temporal-espacial y, debido a que son netamente fisiológicos, pueden ser realizados sin realizar análisis complejos sobre nuestras experiencias y sin tener consciencia de ello.

Así, el razonamiento lógico se vuelve no prioritario, ya que no determina por completo la dirección de la conducta humana, sino que es uno de los factores que influyen en este proceso.

De este modo, se puede ver cómo el pensamiento de Vittorio Guidano dio un giro hacia lo sistémico que estuvo basado en la teoría general de sistemas y la cibernética de primer orden.

Con lo que se comienza a definir al ser humano como un sistema cognitivo complejo que organiza la realidad de su entorno en esquemas cognitivo-afectivos interpersonales codificados, y que constantemente está construyendo significados personales.

Terapia Cognitiva post-racionalista

Guidano, basándose en los niveles en los que ocurren las experiencias, define dos aspectos del ser en su modelo.

El primero es llamado la ‘’mismidad’’ y corresponde al Yo. Se define como el sentido de ser siempre uno mismo sin importar lo que esté sucediendo externamente.

El segundo es llamado la ‘’ipseidad’’, y corresponde al Mí. Se define como el sentido de uno mismo que se tiene mientras están sucediendo cosas externamente, y que puede cambiar de acuerdo a cada situación, reaccionando de forma distinta a la esperada.

La mismidad refiere los rasgos emocionales, es decir, las características emocionales estables en la personalidad. Por otro lado, la ipseidad refiere los episodios emocionales, conductas emocionales no predecibles que aparecen en respuesta a una experiencia. Es el reconocerse a sí mismo en una experiencia.

En la terapia, estos dos aspectos resultan fundamentales para la detección de posibles psicopatologías.

Cuando no se tiene el aspecto de la mismidad y la persona no se reconoce en la ipseidad (cuando no hay continuidad entre el sentido que se tiene de sí mismo y el cómo actúa uno frente a una experiencia), se llega a sentir ajena, extraña y por lo tanto perturbada, esto puede ser tomado en cuenta no como vivencia, sino como síntoma.

Publicidad

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse