Mente Asombrosa
Biografía de Virginia Satir
Inicio » Biografías » Virginia Satir – Especialista en enfoque de terapia familiar

Virginia Satir – Especialista en enfoque de terapia familiar

Virginia Satir, reconocida psicoterapeuta, definió metodologías novedosas en el abordaje del campo de la terapia familiar. Sus resultados siguen vigentes.

Virginia Satir, nacida en Wisconsin, Estados Unidos en junio de 1916, fue una destacada escritora y trabajadora social, además de notable psicoterapeuta. Su fallecimiento en California, septiembre de 1988, dejó un profundo vació en el área de la terapia familiar, a la que hizo su aporte más valioso. Sus obras más conocidas y traducidas al español son “En contacto íntimo. Como relacionarse consigo mismo y con los demás” (1984), “Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar” (1983) y “Peoplemaking. El arte de crear una familia” (1972).

Publicidad

Satir defendía el análisis psicológico individual; sin embargo, afirmaba que esto no era suficiente y que de manera simultánea había que estudiar su dinámica familiar. La razón es que, las relaciones entre sus miembros suelen ser el problema de fondo en cualquier clase de trastorno observable en una persona. Los experimentos propuestos para demostrar su teoría introdujeron variaciones esenciales en la psicología clínica y educativa. Asimismo, sentaron los fundamentos para el desarrollo de un modelo novedoso de aproximación (terapia familiar). 

A raíz de esto, junto con otros psicoterapeutas, fundó el Instituto de Investigaciones Mentales (Mental Research Institute), un recinto de investigación sobre el funcionamiento de la mente. La institución, situada en Palo Alto, California, con gran rapidez se afianzó como uno de los establecimientos de mejor reputación en atención psicológica dentro del ambiente familiar. Satir también es célebre por su modelo de proceso de cambio, utilizado por corporaciones y gerencias para analizar de que manera las variaciones afectan a los equipos de trabajo.  

Breve biografía de Virginia Satir

Tal vez el recuerdo más impactante de su niñez lo obtenemos a partir de la apendicitis que sufrió a los 5 años de edad. Su madre, practicante de la llamada ciencia cristiana que según aseguran sus feligreses cura las enfermedades, se negó a llevarla al hospital. Cuando, por fin, el padre logró imponerse y llevarla al médico la niña sufría una peritonitis y estaba al borde de la muerte. La medicina moderna logró salvarla, pero el costo fue tener que permanecer hospitalizada por varios meses.

Satir fue una criatura curiosa y muy inteligente que aprendió a leer y escribir, sin ayuda, a los tres años de edad. A los cinco quería ser una detective dedicada a la investigación de los adultos, más específicamente, los padres. Lectora incansable y autodidacta, a los 9 años ya conocía muy bien todo el contenido de la biblioteca de su escuela. En 1929, la familia se mudó a Milwaukee y siendo la época de la gran depresión, a la joven le tocó estudiar y trabajar al mismo tiempo. Su formación universitaria, en el Milwaukee State Teachers College le permitió especializarse como educadora en 1936.

Publicidad

Más adelante hizo diversos cursos universitarios y finalmente, una carrera administrativa en el área de servicios sociales. Por último, se tituló como trabajadora social y ejerció en este campo desde el año 1951 hasta la época en que estableció su propio sistema terapéutico. Al principio de su vida laboral ejerció en un consultorio privado y a partir de 1955 comenzó su labor en el Instituto Psiquiátrico de Illinois. Satir afirmaba que para entender la problemática de una persona había que realizar también estudios profundos de su entorno (dinámica familiar).      

Aportes al campo de la terapia familiar

Esta notable psicóloga asumía que la intervención terapéutica debía tener como finalidad lograr que el individuo se desarrollara y creciera como un ser integral. Y la única manera de lograrlo era acercándose al universo que sus familiares más allegados representaban. La relación del paciente con estas personas serían las mismas establecidas con el resto de los miembros de la comunidad. De este modo, al mejorar la salud de las redes pequeñas se puede sanar las heridas de la sociedad.

La teoría de Virginia Satir dio origen a un modelo de desarrollo personal que tuvo grandes repercusiones dentro de la psicoterapia mundial. Las metas a largo plazo planteadas por este mecanismo incluyen el crecimiento de la autoestima o de la imagen personal; así como, la posibilidad de tomar decisiones más certeras. De igual modo, persiguen que la persona sea cada vez más capaz de asumir sus responsabilidades y de crear una mayor congruencia entre lo que piensa, dice y hace.

Conclusión

Resumiendo, Virginia Satir fue una psicoterapeuta de gran calidad como persona que luchó siempre porque sus pacientes fueran más humanos. Al analizar las posibles relaciones existentes entre estos, sus padres, cónyuge e hijos, amplió el estudio de los trastornos de las personas involucrando al entorno familiar. Sus esfuerzos fueron semillas de esperanza que hicieron posible considerar el establecimiento de una relación armoniosa entre los miembros de una comunidad.

E incluso, si lo extendemos a las naciones del mundo, podemos hablar de la posibilidad de encontrar la paz mundial. Finalmente, Satir le regaló a la humanidad una visión teórica en la cual es factible ser una persona independiente. Esto involucra imperiosamente la necesidad de desarrollar una autoestima adecuada, que depende además de una equilibrada vinculación con el grupo familiar, para así estar en armonía con la comunidad.

Publicidad

Gladys González

Gladys González

Gladys González Bachelor of Business Administration (B.B.A.) Janus University EEUU. Acreditada en el manejo de Técnicas Psicoterapéuticas y Autosanación en Sanarte Fundación. Certificada en Liderazgo e Inteligencia emocional Universidad Metropolitana -UNIMET- Centro de Extensión, Desarrollo Ejecutivo y Consultoría Organizacional. Caracas – Venezuela.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse