Mente Asombrosa
Inicio » Psicología » Signos de autoculpa en la adultez como consecuencia del abuso infantil

Signos de autoculpa en la adultez como consecuencia del abuso infantil

Las víctimas de trauma comúnmente se culpan a sí mismas. El culparse a uno mismo de la vergüenza de ser una víctima es reconocido por los especialistas en traumas como una defensa contra la extrema impotencia que sentimos ante un evento traumático.

Publicidad

La autoculpa continúa con la ilusión de que el shock de control destruye, pero nos impide el trabajo necesario de los sentimientos y recuerdos traumáticos para curarnos y recuperarnos. Descubre los signos de que el descuido y el abuso infantil generó autoculpa en la adultez.

Qué es la autoculpa

Una gran cantidad de personas experimentan habitualmente síntomas de traumas leves o complejos en el entorno que tenían en sus años formativos. Uno de estos síntomas es la autoculpa tóxica.

La autoculpa no es necesariamente algo malo. De hecho, sentir responsabilidad, culpa o vergüenza nos impide lastimar a los demás y nos permite aprender de nuestros errores. Nos ayuda a ser más empáticos entre nosotros. Nos mantiene humanos.

Sin embargo, puede ser, y con frecuencia es, un problema cuando nos culpamos a nosotros mismos por cosas que no hicimos o de las cuales no debemos sentirnos responsables o avergonzados. En este artículo hablaremos sobre la autoculpa tóxica, nada saludable, injusta y sus efectos.

Publicidad

Los orígenes de culparse a sí mismo

Cuando los niños experimentan un trauma, ya sea extremo como el abuso sexual y físico o “leve” como falta de atención, a menudo no se les permite sentir cómo se sienten, que es herido, enojado, enfurecido, traicionado, abandonado, rechazado, etc. O si se les permite sentir algunas de esas emociones, por lo general no reciben una resolución mental y calmante para poder curarse y seguir adelante.

Está especialmente prohibido sentirse enojado con las personas que te lastimaron si son miembros de tu familia. Y, sin embargo, el niño depende de sus cuidadores, incluso si son las mismas personas que se supone que deben protegerlos y satisfacer sus necesidades y, sin embargo, les están fallando de alguna forma.

Además, los seres humanos quieren entender, y aquí, también, un niño quiere entender qué sucedió y por qué. Dado que la psique de un niño aún está en desarrollo, tiende a ver el mundo girando a su alrededor. Esto significa que, si algo está mal, tienden a pensar que de alguna manera está relacionado con ellos, que quizás sea su culpa. “Si mamá y papá están peleando, entonces se trata de mí. ¿Qué hice mal? ¿Por qué no me quieren?”

Además de eso, a menudo se culpa explícitamente al niño por sentirse herido. Directa o indirectamente, todos hemos escuchado frases como: “No hay nada con lo que estar molesto”, “Estás mintiendo”, “Te daré algo por lo que realmente llorar” , “Me hiciste hacerlo” , “ No duele ” ,“ Deja de inventar cosas ” ,“ Si no te detienes, te dejo aquí”.

No solo todo eso es lo contrario de lo que necesita un niño herido, hace que el niño se culpe a sí mismo por lo sucedido y reprima sus verdaderos sentimientos. Luego, como no están resueltos y, a menudo, ni siquiera se identifican, todos estos problemas se llevan a la vida posterior de una persona.

Signos de autoculpa en la adultez como consecuencia del abuso infantil

Si no se atiende en los niños estos problemas de una forma adecuada, pueden seguirlos hasta su adolescencia, edad adulta e incluso años mayores, y manifestarse en numerosos problemas emocionales, de comportamiento e interpersonales. Las siguientes son seis maneras en que la autoculpa se manifiesta en la vida de una persona adulta.

1. Autocrítica tóxica

Las personas que sufren de una autoculpa poco saludable son propensas a la autocrítica tóxica.

Debido a que una persona ha sido abiertamente criticada, culpada injustamente y respetada con estándares poco realistas al crecer, internalizó estos juicios y estándares y ahora es así como se ven y se relacionan con ellos mismos.

Una persona así a menudo piensa algo en lo siguiente: “Soy malo”, “No valgo nada”, “No soy lo suficientemente bueno”.

Falsas creencias como éstas pueden ser debilitantes y un signo de baja autoestima sesgada. A menudo surgen en diversas formas de perfeccionismo, como tener estándares irreales e inalcanzables.

2. Pensar en blanco y negro

Pensar en blanco y negro aquí significa que la persona piensa en extremos donde hay más de dos opciones o un problema está en un espectro y no lo ven.

En relación con uno mismo, una persona crónicamente culpable puede pensar: “Siempre fracaso”, “Nunca puedo hacer nada bien”, “Siempre estoy mal”, “Los demás siempre saben más”. Si algo no es perfecto, todo se percibe como malo.

3. Duda crónica

Debido a todos estos pensamientos, una persona tiene muchas dudas. “¿Lo estoy haciendo bien? ¿Estoy haciendo lo suficiente? ¿Realmente puedo hacerlo? Aparentemente fallé tantas veces. ¿Puedo estar en lo correcto? Quiero decir, sé que a veces tiendo a reaccionar de forma exagerada y pensar lo peor, pero quizás esta vez sea realmente cierto”.

4. Autolesión y pobre cuidado de sí mismo

Las personas a quienes se les enseñó a culparse a sí mismas por hacerse daño son propensas a cuidarse mal, a veces hasta el grado de autolesión activa.

Debido a que carecían de cuidado, amor y protección al crecer, esa persona tiene dificultades para cuidarse a sí misma. Muchas personas así se educan para cuidar de otros, por lo tanto, a menudo sienten que ni siquiera valen la pena para satisfacer sus necesidades.

Y como una persona así tiende a culparse a sí misma, la autolesión en su mente inconsciente parece ser un castigo adecuado por “ser malo”, como lo fueron castigados de niños.

5. Relaciones insatisfactorias

La autoculpa puede jugar un papel importante en las relaciones de una persona. En el trabajo, pueden asumir demasiadas responsabilidades y ser propensos a ser explotados. En las relaciones románticas o personales, pueden aceptar el abuso como un comportamiento normal, ser incapaces de resolver conflictos de manera constructiva o tener una comprensión poco realista de cómo se ven las relaciones saludables.

Otros problemas interpersonales relacionados son la codependencia, complacer a la gente, el desamparo aprendido, el síndrome de Estocolmo, los límites precarios, la incapacidad de decir no, y suprimirse a sí mismo.

6. Vergüenza crónica, culpa y ansiedad

Las personas con una tendencia a culparse a sí mismas, a menudo luchan con emociones abrumadoras o dolorosas e intrusivas. Las emociones y los estados mentales más comunes son la vergüenza, la culpa y la ansiedad, pero también puede ser la soledad, la confusión, la falta de motivación, la falta de objetivos, la parálisis, estar abrumado o el estado de alerta constante.

Estos sentimientos y estados de ánimo también están estrechamente relacionados con fenómenos como el pensamiento excesivo o la catástrofe, donde la persona vive en su cabeza más de lo que está conscientemente presente en la realidad externa.

Resumen y palabras de cierre

Tener una educación deficiente o traumática nos hace propensos a la autoculpa, que es solo uno de los muchos efectos de este entorno infantil. Si no se aborda y no se resuelve por completo, la tendencia a la autoculpa, entonces, se transmite en la vida posterior de una persona y se manifiesta en una amplia gama de problemas emocionales, de comportamiento, personales y sociales.

Estos problemas incluyen, pero no se limitan a, baja autoestima, autocrítica crónica, pensamiento mágico e irracional, duda personal crónica, falta de amor propio y autocuidado, relaciones poco saludables y sentimientos como la vergüenza tóxica, culpa y ansiedad.

Cuando una persona identifica correctamente estos problemas y sus orígenes, puede comenzar a trabajar para superarlos, lo que aporta más paz interior y satisfacción general con la vida.

Publicidad

Avatar

Tay Cuellar

Tay Cuéllar es la creadora del portal Vida Lúcida y actualmente desarrolla tareas de administración, gestión y dirección de Mente Asombrosa.

Subscribirse
Notificar a
guest
1 Comment
último
más reciente más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
melissa
melissa
11 meses atrás

me parece muy interesante los temas de autoculpa y la gama de problemas que presentan estos. la verdad estoy pasando por algunos de estos y me identifico anos estoy tratando de trabajar con estos problemas ya que los origenes bienen de infancia me ayuda mucho informarme para saber que esto es un problema y que se puede superar con trabajo y conciencia.