Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Personas maleducadas

Ser educados, viene de casa, no se compra en las instituciones

Tanto los valores que tenemos sobre la vida, la sociedad y nuestro modo de conducirnos como adultos en diferentes escenarios, viene de modelos que hemos aprendido en casa. No es algo inusual ver personas muy instruidas, con carreras profesionales y títulos universitarios que son mal educados.

Publicidad

Ser educado es un valor que se aprende en casa y se refuerza en los centros de estudios, no al revés.

Te puede ser útil leer el artículo: Cómo tratar con personas maleducadas y groseras.

Educación vs Conocimiento

Hay tanto que las escuelas, Universidades e instituciones educativas pueden inculcar en los niños porque, en última instancia, es en el hogar donde los estudiantes, especialmente los más pequeños, aprenden y forman su sistema de valores. Sin embargo, este no suele ser un espacio destinado al desarrollo emocional y la promoción de valores netamente individuales.

Sobre todo, considerando que en última instancia es el deber de los padres preparar hijos educados, responsables y que tengan valores trascendentales.

La crianza de los hijos no se trata solo de mantenerlos física y emocionalmente, sino también de moldear sus valores y su moral.

Sería importante que las instituciones educativas proporcionaran, junto al modelo de estudio y programa educativo, una serie de valores en la forma del trato y la amabilidad. Estos valores suelen estar relegados a una materia estudiantil en particular, muchas veces a la materia de Ética y formación ciudadana, cuando en realidad debería ser parte de cualquier materia que se enseñe.

Publicidad

Uno de los problemas fundamentales en la formación de personas con altos conocimientos y muy poco «tacto» a la hora de comportarse con los demás, es la falta de equilibrio, tanto en los valores morales que obtienen y el conocimiento intelectual que alcanzan. En esta sociedad se ha valorado mucho más este último y se le resta importancia al trabajo de apoyar, desde temprana edad, los valores del buen trato, la responsabilidad y el pensar en los demás, que son las bases de una persona bien educada.

Publicidad