Mente Asombrosa
Señales de la deficiencia de vitamina b12 a nivel mental y psicológico
Inicio » Mente » Señales mentales de deficiencia de vitamina B12

Señales mentales de deficiencia de vitamina B12

Investigaciones han encontrado que los problemas con el pensamiento general y las habilidades de memoria pueden indicar una deficiencia de vitamina B12.

Publicidad

Las personas con deficiencia de vitamina B12 pueden tener problemas de memoria relacionados con eventos e ideas. Según estudios recientes, alrededor del 12.5 por ciento de las personas mayores de 50 años tienen una deficiencia de vitamina B12. [¹]

Otros signos más comunes de deficiencia de vitamina B12 incluyen sentirse cansado, experimentar debilidad muscular y estreñimiento.

La deficiencia de vitamina B12 incluso está relacionada con la contracción cerebral. Este último dato proviene de un estudio con 5.290 personas realizado en Irlanda. El estudio encontró que junto con la deficiencia de B12, el 14 por ciento tenía una deficiencia de folato. Muy pocas personas en el estudio tomaron suplementos para corregir la deficiencia.

La vitamina B12 y el folato son vitales para la función nerviosa, la salud del cerebro y el ADN. Afortunadamente, estas deficiencias son fáciles de corregir a través de la dieta o el uso de suplementos.

Publicidad

Algunas fuentes dietéticas de vitamina B12 incluyen el pescado, aves, huevos y leche baja en grasa. Los cereales fortificados para el desayuno también contienen vitamina B12.

La profesora Anne Molloy, coautora del estudio, dijo:

“Este estudio demostró que hay una cantidad sorprendente de personas mayores que tienen niveles inadecuados de folato, a pesar de haber pasado años consumiendo ciertos alimentos del mercado irlandés para obtener una fortificación del ácido fólico. Las preocupaciones relacionadas con la ingesta excesiva de ácido fólico, particularmente en las personas mayores, han estado en el centro de los debates actuales sobre los riesgos de la fortificación de ácido fólico en toda la población “.

La tasa de deficiencia de vitamina B12 es mayor en las personas mayores, vegetarianas, fumadoras o que tienen ciertos problemas digestivos, como la enfermedad de Crohn.

La deficiencia de vitamina B12 también se ha relacionado con la depresión. Los síntomas típicos de la depresión incluyen bajo estado de ánimo, pérdida de energía y problemas para concentrarse.

De hecho, un estudio ha encontrado que las personas con deficiencia de vitamina B12 tienen el triple de riesgo de desarrollar un trastorno depresivo.

Manifestaciones clínicas de la deficiencia de vitamina B12

Se estima que la prevalencia de deficiencia de vitamina B12 es del 10-15% en una población de 60 años o más. 11 Sin embargo, se estima que solo del 5 al 10% de ellos tienen síntomas clínicos obvios que sugieren un estado de deficiencia. 12 Las manifestaciones clínicas no psiquiátricas comunes de deficiencia de B12 incluyen una anemia macrocítica y trastornos de la médula espinal con disminución de la vibración y el sentido de posición. Además, puede haber síntomas gastrointestinales de deficiencia de vitamina B12, que incluyen estreñimiento, disminución del apetito, glositis y glosodinia. 13

Se ha encontrado que varios síntomas psiquiátricos están asociados con la deficiencia de vitamina B12. Se desconoce el mecanismo exacto por el cual la deficiencia de B12 conduce a síntomas psiquiátricos. 6 La depresión, la psicosis y las alteraciones cognitivas, incluida la demencia o el delirio, son los principales síntomas psiquiátricos asociados con esta deficiencia.

Los estudios de múltiples autores han revelado que las manifestaciones psiquiátricas de deficiencia de vitamina B12 pueden ocurrir en ausencia de síntomas hematológicos o de la médula espinal. La investigación también ha revelado que los síntomas psiquiátricos pueden ocurrir con niveles de B12 ligeramente más bajos que los valores normales pero considerablemente más altos que los valores asociados con la anemia macrocítica.

Esto ha llevado a una considerable controversia sobre el valor “normal” más bajo de la vitamina B12 sérica. Algunos han sugerido que el rango “normal” de vitamina B12, generalmente considerado de 190 pg/ml a 900 pg/ml, puede ser correcto para los síntomas hematológicos, pero no para los síntomas neurológicos o psiquiátricos.

Son posibles los siguientes síntomas psicológicos

Algunos de los siguientes síntomas podrían estar relacionados con la deficiencia de vitamina B12, pero no de forma excluyente.

  1. Problemas de memoria y falta de concentración;
  2. demencia o delirio;
  3. las habilidades cognitivas son limitadas;
  4. catatonia;
  5. depresión;
  6. manía;
  7. esquizofrenia;
  8. Paranoia, delirios, alucinaciones.
  9. psicosis;
  10. languidez;
  11. confusión;
  12. síndrome de Burnout;
  13. irritabilidad;
  14. trastornos del sueño;
  15. mareo;
  16. trastornos de la personalidad;
  17. nerviosismo.

Una deficiencia muy duradera de vitamina B12 puede provocar síntomas permanentes y requiere otros tratamientos además de recuperarse de la deficiencia de esta vitamina. No solo la vitamina B12 es importante para la salud mental y física, sino que todas las vitaminas del complejo B son necesarias.

Si existe la sospecha de que los síntomas mentales se deben a una deficiencia de vitamina B12, una determinación de la concentración de vitamina B12 en el suero sanguíneo solo no es lo suficientemente significativa. En este caso, la concentración de vitamina B12 también debe determinarse en el líquido cefalorraquídeo.

¿Quién está en riesgo de sufrir una deficiencia de vitamina B12?

Dado que el organismo humano no puede producir vitamina B12 por sí mismo, los grupos de riesgo incluyen personas que no comen una dieta equilibrada o que tienen una necesidad particularmente alta de vitamina B12.

Los vegetarianos que comen una dieta puramente vegetariana, pero que no están realmente familiarizados con los ingredientes de los diversos alimentos, corren el riesgo de sufrir deficiencia de vitamina B12. Los vegetarianos que tratan intensivamente las vitaminas que son de importancia existencial, pero que rara vez se encuentran en los alimentos vegetales, generalmente recurren a suplementos nutricionales. Dado que los veganos no consumen ningún suplemento alimenticio de origen animal, solo las vitaminas B12 químicas y de laboratorio permanecen como sustitutos.

Los siguientes grupos de personas también están en riesgo:

  • personas que llevan una mala dieta;
  • personas con enfermedad hepática o del intestino;
  • fumadores;
  • atletas;
  • alcohólicos;
  • personas que sufren estrés crónico;
  • mujeres embarazadas;
  • personas mayores.

Otro problema es el hecho de que una dieta variada y tradicional, como era habitual en el pasado, apenas se lleva a cabo en la actualidad. En el pasado, se cocinaban numerosos guisos que contenían verduras, carne como el pescado, legumbres, pero también nueces y granos integrales. En las cocinas modernas a menudo hay filosofías nutricionales unilaterales, o simplemente no hay suficiente tiempo o conocimiento para preparar comidas frescas en casa.

La eficacia de la administración de vitamina B12 para la depresión parece depender del caso individual. Algunos pacientes reaccionan particularmente bien a la vitamina, mientras que otros no muestran mejoría en los síntomas. Los médicos pueden incorporar la vitamina en una amplia gama de enfoques terapéuticos.

Bibliografía
  1. Baik, H. W., & Russell, R. M. (1999). Vitamin B12 deficiency in the elderly. Annual review of nutrition, 19, 357–377. doi:10.1146/annurev.nutr.19.1.357
  2. Hector, M., & Burton, J. R. (1988). What are the psychiatric manifestations of vitamin B12 deficiency?. Journal of the American Geriatrics Society36(12), 1105–1112. https://doi.org/10.1111/j.1532-5415.1988.tb04397.x
  3. Bhat, A. S., Srinivasan, K., Kurpad, S. S., & Galgali, R. B. (2007). Psychiatric presentations of vitamin B 12 deficiency. Journal of the Indian Medical Association105(7), 395–396.

Publicidad

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse