Mente Asombrosa
Qué es la musicoterapia y cómo se aplica
Inicio » Psicología » Terapias » Qué es la musicoterapia y porqué la música es terapéutica

Qué es la musicoterapia y porqué la música es terapéutica

La música es apreciada y reconocida por todos como fuente de bienestar y placer. La musicoterapia es un método de curación independiente. Sirve para restaurar, mantener y promover la salud física y mental. Hay dos direcciones de la musicoterapia: en la musicoterapia receptiva, el efecto terapéutico se logra al escuchar música. En la musicoterapia activa, el paciente está motivado a tocar música.

La idea de la música utilizada con fines terapéuticos parece tan fascinante como obvia, pero la unión de las dos palabras música y terapia a menudo genera una gran confusión y los campos de aplicación de repente se vuelven vastos e indefinidos.

¿Qué es la musicoterapia?

Aquí es importante definir qué entendemos por musicoterapia con una definición aceptada y compartida por todos los que trabajan en este campo:

La musicoterapia es el uso de música y elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) en un proceso que facilita y fomenta la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, las habilidades motoras, la expresión y la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes para satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.

Su objetivo es desarrollar las funciones potenciales y residuales del individuo de manera que puedan lograr una mejor integración intra e interpersonal y, en consecuencia, mejorar la calidad de vida a través de un proceso preventivo, de rehabilitación o terapéutico.

La musicoterapia, al ser en efecto un tratamiento educativo y de rehabilitación, implica que su definición es una herramienta importante para aquellos que entran en contacto con ella.

La música es el medio que se utiliza en esta terapia. Es una fuente de expresión, intercambio, apoyo y contención de emociones, pensamientos que no siempre se expresan verbalmente en una reunión de musicoterapia.

Estos pensamientos se transforman en sonidos a través de instrumentos musicales y voz. Consideremos los diferentes conceptos incluidos en la musicoterapia, que se refieren tanto al concepto de música como al aspecto de la terapia.

Terapia de música y arte

En primer lugar, la musicoterapia es una terapia de arte. ¿Qué significa esto?

Significa expresar artísticamente , es decir, con medios como pintura, música, escultura, danza y movimiento, todos los pensamientos, experiencias y emociones conectadas a ellos para elaborar las sensaciones que no se pueden expresar con palabras simples (comunicación verbal) en contextos de la vida cotidiana.

El arte no se puede enseñar, pero se crea. En cada momento, en cada reunión, cada uno de nosotros puede aportar algo nuevo en el encuentro con un musicoterapeuta. Ya sea un sonido simple, una nueva canción o un nuevo instrumento, la creatividad te permite liberarte de los esquemas, improvisar, enriquecer un momento musical con armonía y colores y cruzar los límites de lo habitual a través de la inhibición.

Es en esto que la musicoterapia se convierte en un medio de crecimiento y conocimiento basado en la individualidad y la subjetividad, así como en la belleza.

¿Cómo funciona la música?

La música se convierte en terapéutica gracias a que en el encuentro con el otro nos permite dar vida a nuestra identidad sonora, definida en este campo como ISO (Identidad Sonora).

Cada uno de nosotros tiene un ISO personal , como nuestra propia biografía. Al igual que la memoria de eventos, personas, emociones, fragancias y voces, incluso ISO es la historia de nuestros sonidos, de esos sonidos que abren recuerdos, pensamientos, sensaciones y conciencia para que seamos otra cosa.

El terapeuta en una reunión de musicoterapia pone en juego su identidad e intenta acomodar la del paciente en un juego dinámico en el que la música se convierte en el intermediario de su comunicación.

Un intermediario que favorece el paso de las energías sonoras y musicales de dos entidades dentro de una comunicación intencional, llena de significados emocionales y personales, que hace que el canal de comunicación sea nuevo pero unificado.

La musicoterapia no es solo hacer música

Como el médico tiene que especializarse en campos de datos de medicina y debe adquirir habilidades específicas para operar en su campo de elección, fusionando toda una gama de disciplinas y conocimientos, incluso el musicoterapeuta debe adquirir habilidades distintas a las musicales.

De hecho, la musicoterapia se caracteriza por su naturaleza transdisciplinaria, absorbiendo sus principios y métodos de intervención desde diferentes campos de aplicación. Vamos a verlos juntos.

Entre las habilidades musicales se encuentra la psicología de la música, que se entiende como ciencia psicodinámica de la música, e indica la definición de los aspectos psicológicos y sus implicaciones en un proceso relacional terapéutico en todos los aspectos. Estos aspectos permiten evaluar las respuestas psicológicas y de comportamiento que surgen del proceso de intervención para ver si se pueden entender en el campo patológico y qué son.

Luego está la etnomusicología entendida como el estudio de los instrumentos y su uso en tiempos preexistentes en comparación con los nuestros; Esto nos lleva a la elección de instrumentos de naturaleza étnica que tienen reflejos psicodinámicos, como las diferencias entre instrumentos con piel sintética y piel animal en contacto táctil o en la capacidad de vibrar y sus implicaciones psicodinámicas.

También debemos considerar la presencia de la música popular, común a todos, en el fondo musical del receptor de la musicoterapia.

También es importante el conocimiento de una literatura musical infantil que consiste en el conjunto de rimas y refranes presentes en el crecimiento del niño: por ejemplo, canciones de cuna o canciones de dibujos animados.

La psicoacústica y la biología de la música son áreas adicionales de experiencia que el musicoterapeuta debe tener además de las simples habilidades musicales, teoría musical y práctica instrumental, que son la base de su trabajo.

En el área médica, esta profesión considera las teorías y las ciencias técnicas de la psicología general, la psicopatología y la psicoterapia, a menudo integrándose con ellas.

Luego incluye aplicaciones de anatomía consideradas más como anatomofisiología, es decir, como un análisis de esos órganos y sus respectivos procesos biológicos que contribuyen a la percepción y el retorno del sonido.

Incluso el estudio de la expresión física como un reflejo de la estructura mental y emocional, y gestos no verbales, es muy importante entender cómo el paciente expresa sus emociones durante la sesión.

Interesante en este caso es enfatizar la diferencia entre lo no verbal y el canto. A veces puede haber pacientes incapaces de verbalizar, es decir, no pueden contar las experiencias que les preocupan.

Si ese paciente es sometido a sesiones de musicoterapia y este último puede hacer que se sienta bienvenido y abierto, puede verbalizar sus experiencias en la canción.

La verbalización en este caso es una consecuencia, un efecto del viaje sonoro que vive en ese momento y el canto se convierte en un elemento energético que le ayuda a dar una forma artística a su expresión, a su acto de verbalizar.

En cada verbalización hay un componente emocional y reflexivo que en el paciente puede ser un obstáculo importante. ¿Cuántas veces has regresado de un día ocupado en el trabajo, y cantando en voz alta junto a tu cantante favorito en la radio, inmediatamente te sentiste mejor? Aquí, este es uno de los muchos efectos de la música que se explotan con fines terapéuticos, pero no es el propósito de la musicoterapia.

¿Entonces la musicoterapia es buena para nosotros solo gracias a la música? La respuesta es no. La musicoterapia te permite tener un espacio totalmente libre en el que expresar todo lo que tenemos dentro, pero sobre todo la necesidad de ser bienvenido, comprendido y acompañado por el otro hacia algún objetivo.

Como cualquier terapia psicológica, no es simplemente la armonización de un malestar o el tratamiento de un trastorno lo que constituye el propósito del encuentro con un terapeuta. A veces, incluso el mero malestar o la búsqueda de uno mismo requieren un camino que debe enfrentarse con las habilidades correctas y la carga emocional correcta.

El musicoterapeuta puede acompañar al paciente en esto gracias a sus habilidades psicopedagógicas o de rehabilitación, pero también gracias a los medios por los cuales lo hace: la música.

La música te permite tener un medio de comunicación nuevo, agradable e interesante que, por un momento, te hace olvidar dónde estás y te ayuda a ponerte en contacto con las partes más profundas de ti.

5.0
02
Avatar

Jonhatan Treviño Flores

Jonhatan Treviño Flores es Psicólogo, con Maestría en Psicología social, Nacido en Ciudad de México, con una clara vocación por las Ciencias Sociales y compartir sus conocimientos mediante las plataformas web.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  

Comentarios más votados

Avatar
92

5 rasgos en común que…

El ser manipulador es una de las características de una ...
  • 26 April, 2019 by Sylvia

Avatar
46

Escuchar a personas que siempre…

A mi entender ,no son personas tóxicas nos estamos deshumanizando ...
  • 21 March, 2019 by Claudia

Avatar
31

¿Cómo reconocer a un vampiro…

Excelente articulo, sería muy interesante que un futuros posts publiques ...
  • 1 April, 2019 by Ivan García

Avatar
29

5 rasgos en común que…

No todos los manipuladores (as) tienen imagen de necesitado (a)
  • 22 April, 2019 by Lucy rivera

Avatar
26

10 síntomas físicos que son…

Isabel. Todo trastorno de este tipo y la mayoría de ...
  • 18 March, 2019 by Daniel