Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Esto puede hacer que tu hijo se vuelva narcisista

Psicólogos explican qué puede hacer que un niño sea narcisista

Mucha gente cree que los narcisistas nacen así. Los psicólogos no están seguros de la causa exacta, pero consideran que los niños pueden desarrollar comportamientos narcisistas debido a su entorno. Echemos un vistazo más de cerca a lo que hace que los niños se vuelvan narcisistas.

Publicidad

El trastorno de personalidad narcisista es difícil de diagnosticar en niños o adolescentes. A edades más tempranas, las personas están en constante crecimiento y cambio. Los rasgos de personalidad de un narcisista suelen empeorar con la edad.

El estudio del narcisismo en los niños

Hubo un estudio en Ciencias Psicológicas y Cognitivas realizado por la Universidad de Ámsterdam sobre el narcisismo en niños. Este estudio ayudó a comprender los niveles de autoestima de los niños debido a la participación de los padres. Los investigadores concluyeron que el narcisismo fue predicho más por la sobrevaloración de los padres que por la falta de calidez de los padres.

¿Cuál es la opinión de los psicólogos sobre lo que desencadena el narcisismo en los niños?

Los psicólogos coinciden en que el comportamiento de los padres es un aporte al desarrollo de un niño narcisista. Esto no quiere decir que todos los narcisistas sean creados por sus padres. También veremos algunas personas que acaban de nacer con esta personalidad.

Algunos psicólogos creen que es más probable que los niños muestren estos rasgos cuando los padres los elogian. Otros piensan que muestran estos rasgos porque no están colmados de amor y afecto. Nos centraremos en detalle en ambos puntos de vista.

Publicidad

Te puede interesar leer la publicación sobre Las señales de que has sido víctima del abuso narcisista.

Hay algunas cosas que pueden incitar o alentar a los niños a mostrar rasgos narcisistas. Es normal que los niños deseen la aprobación y la atención de sus padres. A veces, cuando un niño no puede obtener esa atención porque la familia es demasiado competitiva y solo valora los logros altos, el niño se queda atrás. A veces el niño se siente amado solamente cuando gana. Si no obtiene el reconocimiento por el segundo lugar, se siente algo decepcionado.

Si un niño crece en una familia narcisista, solo ve estos valores. Inculcándole un patrón de búsqueda permanente de la felicidad. Otras veces, el niño se siente derrotado cuando se le dice una y otra vez que no es lo suficientemente bueno. Entonces decide amarse a sí mismo y hacer que el mundo lo acepte, ya que sus padres no le muestran suficiente amor.

Niños muy mimados pueden ser narcisistas en el futuro

La búsqueda de la atención

A veces, estos niños llegan a hacer cosas extrañas porque anhelan atención. Cuando no obtienen la aprobación, suben el listón más y más hasta que consiguen que alguien los «vea» y los apruebe. Y así se crea un círculo vicioso.

La búsqueda de la perfección

Cuando los niños piensan que son amados y elogiados solo cuando «ganan», comienzan a sentirse inseguros. Consideran que solo se valoran cuando son únicos. El niño comienza a tratar de ser «perfecto» para ser visto. Vive para la perfección y para demostrar que no tiene defectos. El padre sigue reduciéndolo cuando no saca todas las A o no marca un gol en un juego.

Si el niño no es lo suficientemente bueno a sus propios ojos, se lo coloca en un rincón imaginario de la habitación. El problema con esto es que el niño pierde el contacto consigo mismo. Ni siquiera sabe quién es al principio. Pasa su tiempo tratando de perfeccionar cada actividad en lugar de enfocarse en su crecimiento como persona. Un niño debe ser capaz de ser imperfecto a veces.

No siempre pueden marcar el gol de la victoria. Si un padre no les dice que está bien perder una meta, se sentirán derrotados en todo momento.

Padres que hacen de los niños el centro del universo

Muchos padres hacen de sus hijos el centro de su universo. Esto no significa que el niño de repente se convierta en un narcisista. Los niños pequeños pasan por una etapa que muchos llaman ‘Los dos años terribles’. Si se descuida a un niño pequeño en esta etapa, a veces abandona la escena sin completarla. Este escenario puede sonar como el sueño de un padre, pero es negativo.

Madurarán y se convertirán en adultos con la misma visión del mundo. En esta etapa, deben darse cuenta de que hay otras personas en su mundo. Entienden que necesitan a otras personas, pero quieren ser independientes. Esta es solo una etapa normal. Los niños pequeños necesitan límites.

Si no se les permite fallar y aprender sus límites, crecen sin expectativas. Aprenden estos límites explotando, gritando, manipulando e inventando emociones. Si no aprenden ninguna de estas cosas, pueden convertirse en narcisistas. Esperan que el mundo gire a su alrededor y deben obtener lo que quieren.

La parte aterradora es que este niño pequeño se convierte en un adulto con una rabieta. Cree que merece toda la atención.

Los padres aplauden con elogios excesivos

Muchos padres elogian demasiado a sus hijos. Es el mundo de los trofeos de participación en el que vivimos. Puedes trabajar con tu hijo para asegurarte de que no vaya por este camino.

Como padre, debe ayudarlos a darse cuenta de que van a fallar. Está bien fallar. Enséñales empatía y amabilidad hacia los demás. Muéstrales con tus acciones, establece límites diarios. Hay un millón de «reglas» de crianza diferentes en el mundo. Algunos dicen que alabas demasiado. Algunos dicen que no elogias lo suficiente.

Lo más importante es trabajar con tu hijo para que entienda que lo amas, pero también que debes poner límites.

Puede serte útil leer el artículo sobre los 4 errores de los padres que educan niños narcisistas.

Publicidad