Mente Asombrosa
Mujer que sufre síntomas del abuso narcisista
Inicio » Psicología » 5 señales de que eres víctima del abuso narcisista

5 señales de que eres víctima del abuso narcisista

Vamos a plantear la siguiente situación imaginaria: toda tu realidad ha sido deformada y distorsionada, has sido manipulado o manipulada sin piedad, te han mentido, ridiculizado, degradado y han usado el “gaslighting” contra ti y te han hecho creer que eras tú quien imaginabas estas cosas. La persona que creías conocer y la vida que construyeron juntos se ha destruido en un millón de pequeños fragmentos.

Publicidad

Tu sentido del yo ha sido erosionado, disminuido. Fuiste idealizado, devaluado y luego empujado fuera del pedestal. Tal vez hubo pequeñas reconciliaciones varias veces, solo para que seas atraído de vuelta a un ciclo de abusos aún más tortuoso que antes. Tal vez pasaste mucho tiempo tratando de justificar lo que sucedía a tu alrededor.

Esto no fue una ruptura o una relación normal: se trataba de una configuración para el “crimen encubierto” e insidioso de tu psique y destruir tu seguridad. Sin embargo, puede que no haya cicatrices visibles para contar la historia; Todo lo que tienes son piezas rotas, recuerdos fracturados y heridas de batallas internas.

Así es como se ve el abuso narcisista

La violencia psicológica por parte de narcisistas puede incluir el abuso verbal y emocional, la proyección tóxica, el sabotaje, las campañas de difamación y una gran cantidad de otras formas de coerción y control. Esto es impuesto por alguien que carece de empatía, demuestra un sentido excesivo de derecho y se involucra en la explotación interpersonal para satisfacer sus propias necesidades a expensas de los derechos de los demás, has sido o eres una víctima del abuso narcisista.

Como resultado del abuso crónico, las víctimas pueden tener problemas de TEPT (Trastorno por Estrés Postraumático), y también se puede volver más complejo si tuvieron traumas adicionales como ser abusados ​​por padres narcisistas o incluso lo que se conoce como “Síndrome de víctimas narcisistas” (Cannonville, 2015; Staggs 2016).

Publicidad

Las consecuencias del abuso narcisista pueden incluir depresión, ansiedad, hipervigilancia, una sensación generalizada de vergüenza, flashbacks emocionales que hacen retroceder a la víctima a los incidentes abusivos y abrumadores sentimientos de impotencia y falta de valor.

Cuando estamos en medio de un ciclo de abuso continuo, puede ser difícil identificar exactamente lo que estamos experimentando porque los abusadores pueden torcer y convertir la realidad para satisfacer sus propias necesidades, participar en un intenso bombardeo de amor después de incidentes abusivos y convencer a sus víctimas que son ellas las abusadoras.

Señales de que eres víctima de abuso narcisista

Si experimentas algunos de los síntomas que se mencionan a continuación, y estás o has estado en una relación tóxica con alguien que no te respeta, te invalida o maltrata, es posible que un depredador emocional esté presente en tu vida.

1. Experimentas la disociación como un mecanismo de supervivencia

Te sientes emocional o incluso físicamente separado de tu entorno, experimentando interrupciones en tu memoria, percepciones, conciencia y sentido del yo. Como el Dr. Van der Kolk (2015) escribe en su libro, El cuerpo mantiene la puntuación , “La disociación es la esencia del trauma. La abrumadora experiencia se divide y se fragmenta, de modo que las emociones, los sonidos, las imágenes, los pensamientos y las sensaciones físicas cobran vida propia”.

La disociación puede llevar a un entumecimiento emocional ante circunstancias horribles. Las actividades para adormecer la mente, las obsesiones, las adicciones y la represión pueden convertirse en una forma de vida porque te permiten escapar de tu realidad actual. Tu cerebro encuentra formas de bloquear emocionalmente el impacto deL dolor para que no tengas que lidiar con el terror de tus circunstancias.

2. Caminas sobre cáscaras de huevo

Un síntoma común del abuso narcisista es evitar cualquier cosa que represente revivir el trauma, ya sea personas, lugares o actividades que supongan esa amenaza. Ya sea tu amigo, tu pareja, un miembro de tu familia, un compañero de trabajo o tu jefe, observas constantemente lo que dices o haces con esta persona para no incurrir en su ira, castigo o ser objeto de su envidia.

Sin embargo, descubres que esto no funciona y aún te conviertes en el objetivo del abusador cada vez que se siente con derecho a usarte como un saco de boxeo emocional. Te puedes volver un ansioso crónico por evitar “provocar” al abusador narcisista de cualquier manera y evitarás la confrontación o establecerás límites como resultado.

También puedes extender tu comportamiento agradable a la gente fuera de la relación abusiva, perdiendo tu capacidad de ser espontáneo o asertivo mientras navegas por el mundo exterior, especialmente con personas que se parecen o están asociadas con el abusador y el abuso.

3. Dejas de lado tus necesidades y deseos básicos, sacrificando tu seguridad emocional e incluso física para complacer al abusador

Puede que alguna vez hayas estado lleno de vida, con muchos objetivos y sueños. Ahora sientes como si estuvieras viviendo solo para satisfacer las necesidades y agendas de otra persona. Alguna vez, la vida entera del narcisista parecía girar a tu alrededor, sin embargo, ahora tu vida entera gira en torno a él.

Es posible que hayas colocado tus metas, pasatiempos, amistades y seguridad personal en un segundo plano solo para asegurarte de que el narcisista abusador se sienta “satisfecho” en la relación. Por supuesto, pronto te das cuenta de que él o ella nunca estarán realmente satisfechos, independientemente de lo que hagas o no hagas.

4. Desarrollas un sentido generalizado de desconfianza

Cada persona ahora representa una amenaza y te encuentras ansioso por las intenciones de los demás, especialmente por haber experimentado las acciones maliciosas de alguien en quien confiaste. Tu precaución habitual se convierte en hipervigilancia. Dado que el abusador narcisista ha trabajado arduamente para que creas que tus experiencias no son válidas, te cuesta mucho confiar en alguien, incluido en ti mismo.

5. Experimentas ideas de suicidio o tendencias autolesivas

Junto con la depresión y la ansiedad puede venir una mayor sensación de desesperanza. Las circunstancias que te rodean se sienten insoportables, como si no pudieras escapar, incluso si quisieras. Desarrollas una sensación de impotencia aprendida que te hace sentir como si no desearas sobrevivir otro día.

Incluso puedes provocarte autolesiones como una forma de hacer frente a tu problemática. Como señala el Dr. McKeon (2014), jefe de la sección de prevención del suicidio en SAMHSA, las víctimas de violencia de pareja tienen el doble de probabilidades de intentar suicidarse varias veces. Esta es la forma en que los abusadores cometen esencialmente el asesinato sin dejar rastro.

Existen muchos otros síntomas que se pueden mencionar:

  • Aislarse de los demás por vergüenza de la situación que vives.
  • Te culpas a ti mismo o misma por el abuso que vives.
  • Te auto-saboteas y te autodestruyes .
  • Temes hacer lo que amas y lograr el éxito.
  • Proteges y eres capas de justificar cualquier cosa que el abusador haga o diga.

¿Qué hacer si vives en medio de una relación así?

Si actualmente te encuentras en una relación abusiva de cualquier tipo, debes saber que no estás solo o sola, incluso si sientes que lo estás. Hay millones de sobrevivientes en todo el mundo que han experimentado lo que tu vives. Esta forma de tormento psicológico no es exclusiva de ningún género, cultura, clase social o religión. El primer paso es tomar conciencia de la realidad de tu situación y validarla, incluso si el abusador intenta hacer que creas lo contrario.

Si puedes, escribe un diario sobre las experiencias que has estado pasando para comenzar a reconocer las realidades del abuso. Comparte la verdad con un profesional de salud mental de confianza, defensores de la violencia doméstica, miembros de la familia, amigos o compañeros. Comienza a “curar” tu cuerpo a través de modalidades como el yoga centrado en el trauma y la meditación de atención plena, dos prácticas que apuntan a las mismas partes del cerebro que a menudo se ven afectadas por el trauma.

Busca ayuda si experimentas alguno de estos síntomas, especialmente la ideación suicida. Consulta a un consejero informado sobre el trauma que pueda entenderte y te pueda guiar a través de los síntomas del trauma. Haz un plan de seguridad si te preocupa que el abusador se vuelva violento.

No es fácil dejar una relación abusiva debido a los vínculos de trauma intenso que pueden desarrollarse, los efectos del trauma y la sensación generalizada de impotencia y desesperanza que puede formarse como resultado del abuso.

Sin embargo, debes saber que, de hecho, es posible salir de ello y cortar el vínculo totalmente, o llegar a acuerdos en los casos de crianza compartida. La recuperación de esta forma de abuso es un desafío, pero vale la pena pavimentar el camino de regreso a la libertad y volver a unir las piezas.

Publicidad

Mente Asombrosa

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

Subscribirse
Notificar a
guest
1 Comment
último
más reciente más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Anonimo
Anonimo
1 año atrás

Yo conocí en el trabajo a una trabajadora que era jerárquicamente superior a mi, y fue a abusadora conmigo, tanto que decidí grabarle, para probar que ella no era la persona que aparentaba ante los demás o mejor dicho ante sus superiores, PQ el personal que labora conmigo, si sabía acerca de su comportamiento. Leí hace poco y empecé a informarme sobre la sicopatia y por ende del narcisismo y entendí ahora que al parecer ella es narcisista , ahora es mi amiga, pero lo que yo observo es que siempre es víctima y siempre llega a la oficina con… Leer más »