Mente Asombrosa
Personas tóxicas que es mejor evitar
Inicio » Psicología » 10 clases de personas tóxicas que se deben evitar

10 clases de personas tóxicas que se deben evitar

Es fácil perder mucho tiempo y energía tratando de lidiar con ciertos tipos de personas, en especial las personas tóxicas. Estas personas problemáticas crean conflicto y confusión, pero no es inevitable que debas quedarte estancado en relaciones difíciles e insatisfactorias.

Los niños a menudo no tienen otra opción con respecto a con quién se relacionan, pero los adultos sí tienen otra opción. Las siguiente lista incluye algunas de las personalidad tóxicas que es mejor evitar en nuestra vida.

10 personas tóxicas que es mejor evitar

Las personas que tienen desórdenes de personalidad como lo son las personas tóxicas, comparten algunas similitudes con los vampiros emocionales, ladrones de energía, los sociópatas, los narcisistas y psicópatas. Lo que los hace tener algo fundamental en común a estos tipos de personalidades, es que ocasionan daño en la otra persona, de manera directa y sin inmutarse.

1. El sociópata (el encantador)

Este tipo de persona puede parecer atractiva y saber todas las cosas correctas que se deben decir, pero su proceder tiene como finalidad camuflada, cautivar y embaucar a su víctima para obtener lo que quiere.

Mienten con una sonrisa en su rostro. Ellos engañan, roban, manipulan y explotan a quienes estén a su lado, sea su pareja, familiares e incluso a sus hijos. Rompen tantas reglas ya que están convencidos y creen que pueden salirse con la suya, todas con gran finura y sin una gota de remordimiento.

Muestran una total apatía y desenfado por quien está a su lado, una vez que hayan obtenido lo que quieren. Cuando no es posible conseguirlo, se vuelven violentos y el maltrato psicológico que son capaces de emplear, puede ser devastador.

2. El volcán

Esta persona lleva mucha rabia justo debajo de la superficie. Tarde o temprano el volcán va a explotar, arrojando lava caliente sobre ti o cualquier que esté cerca de él. Su ira siempre está fuera de proporción con lo que les está sucediendo.

Esta clase de persona puede sentirse con una energía tóxica y muy pesada, que nos hacer medir absolutamente cualquier acción o comentarios que vayamos a realizar, se los puede comparar también con los manipuladores, ya que su inminente furia, manipula a quienes les rodean para que actúen de manera medida.

Ante una persona que estás percibiendo como un volcán que está a punto de tener erupciones, lo más acertado que puedes hacer es tomar la distancia necesaria para no salir lastimado.

3. El narcisista

Esta persona se valora a sí misma sobre todos los demás. Inicialmente, pueden parecer agradables, pero eventualmente, te darás cuenta de que sus necesidades y sentimientos son los únicos que importan. Te decepcionarán cuando necesites su apoyo y se volverán violentos si te interpones en el camino de satisfacer sus necesidades.

4. La “reina del drama”

Este personaje debe ser el centro de atención o crear una crisis donde quiera que vaya. O están en problemas y exigen ser rescatados o crean problemas para las personas en sus vidas. A menudo enfrentarán a una persona contra la otra y luego se sentarán y disfrutarán el espectáculo.

5. El cínico

Este individuo enojado y amargado ve lo malo en todo, pero su actitud es realmente solo una defensa psicológica contra los sentimientos de vulnerabilidad. Inconscientemente han decidido que la negatividad y el pesimismo evitarán que se lastimen. El problema es que su actitud podrida es dañina para todos los demás.

6. El “quejumbroso”

Este individuo culpa a todos los demás por lo que está pasando mal en su vida. Debido a que se niegan a ser responsables de las consecuencias de sus elecciones, siguen repitiendo los mismos errores sin remediar ni detenerse a observar en qué estuvieron mal, lo único que hacen muy bien es ir acusando a quienes los rodean de causar todo su sufrimiento.

7. El “trepador”

Este es un soplón de cuentas y un escalador social pretencioso que te ven como un peldaño en su camino hacia el éxito. No se detendrán ante nada para tener el dinero, el poder y el estado que anhelan. Las interacciones sociales son estratégicas para ellos y están diseñadas para maximizar el acceso al estilo de vida al que aspiran. Son incapaces de afecto genuino.

8. El “niño salvaje”

Esta clase de personas tóxicas son rebeldes, son los que rompen las reglas, los inconformes. A primera vista, pueden parecer emocionantes, pero muy rápidamente queda claro que su imprudencia y despreocupación por su propio bienestar y el de los demás es hiriente y poco atractivo.

Por su encanto, al principio pueden hacer creer a la víctima, que por ellos vale la pena arriesgar cualquier cosa, ya que su manera de vivir parece, al principio, muy diferente y atrayente, pero en realidad se trata de un individuo con grandes carencias de sentido común y una despreocupación por el prójimo disfrazada de altruismo y filantropía.

9. El “soñador”

Esta persona siempre tiene el próximo gran secreto de éxito al alcance de su mano. Están llenos de grandes ideas y planes, pero o bien no se cumplen o no piensan bien, lo que resulta en un desastre social y financiero.

Se debe tener cuidado con esta clase de personas tóxicas, que por perseguir sus sueños desprovistos de madures, responsabilidad y sentido común, con capaces de arrastrar con ellos a los demás, causando daños a niveles emocional y económico en grandes proporciones.

10. El “niño eterno”

Esta persona es un Peter Pan moderno. Se han negado a crecer y, en cambio, tratan de hacer que sus amigos y seres queridos se preocupen emocional y económicamente de ellos. Este niño perpetuo en realidad podría crecer si quisiera, pero como nunca se responsabilizará de sí mismo, será una carga para los demás y para siempre.

La persona que tiene una inmadurez muy notable, puede verse muchas veces como alguien que ha tenido dificultades para expresar sus emociones y que ha sido abandonado emocionalmente desde su infancia, sin embargo, no en todos los casos, estas personas adultas inmaduras, pueden haber aprendido a  depender de los demás, y no haber sido corregidos en su momento.

Conclusión:

Vivir con alguien que tiene este grado de irresponsabilidad y carencia de iniciativas, que su vida parecer ir bien hacia un determinado lugar, y justo en ese momento, lo abandonan todo, y comienzan de nuevo a depender de alguien emocional y económicamente, puede ser realmente agobiador y quedarse con toda la energía de la otra persona.

Una vez que puedas identificar estos 10 tipos de personalidad problemáticos o personas tóxicas, podrás protegerte si entran en tu vida, o si eres tú el que cayó en sus vidas por error.

En lugar de quedar atrapado en una interacción frustrante o desordenada, puedes evitar a estos alborotadores y enfocar tu energía en construir relaciones satisfactorias y significativas, desprovistas de drama innecesario o complicaciones que las personas tóxicas ocasionan a diario.

Avatar

Jonathan Treviño Flores

Jonhatan Treviño Flores es Psicólogo, con Maestría en Psicología social, Nacido en Ciudad de México, con una clara vocación por las Ciencias Sociales y compartir sus conocimientos mediante las plataformas web.

1
Deja tu comentario

avatar
1 Comentarios
0 Respuestas
1 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo de comentarios más caliente
1 Autores de comentarios
Samuel Pablo Almonacid Autores de comentarios recientes
  Subscribirse  
más reciente último más votado
Samuel Pablo Almonacid
Invitado
Samuel Pablo Almonacid

Generalmente todas las personas tienen algo de alguna de esas cosas…
Perfectos, no hay muchos… 🙂

Dijo alguien: Si consideras todos los defectos de una persona… Quizá nunca disfrutes de sus grandes virtudes.