Mente Asombrosa
Consejos para poder detectar a un narcisista
Inicio » Psicología » 4 maneras de detectar a un narcisista desde el primer día

4 maneras de detectar a un narcisista desde el primer día

El primer paso para mejorar tu capacidad de detectar a un narcisista desde el principio, no tiene nada que ver con ellos, sino contigo mismo, tiene que ver con tu capacidad de observación.

Qué tipos personas buscan los narcisistas

Quienes poseen altos rasgos narcisistas no son atraídos por cualquiera; ellos están en la búsqueda constante de alguien que esté atento, alguien dispuesto a ser devoto y que pueda sentirse cómodo siendo dependiente y complaciente de él.

Ellos no necesitan personas con carácter, que sean capaces de detenerse a observar y plantear un problema ante la mínima situación anormal que detecten en la conducta de alguien. Estas personas no sirven para los fines que tienen previstos los narcisistas.

Ellos necesitan dominar y ser el centro de la atención, por lo tanto necesitan a alguien que confunde el hecho de ser controlado y que pueda dejar sus necesidades de ser correspondido y amado guardadas en el congelador.

Quieren a alguien que se ve bien por fuera pero, de hecho, es profundamente inseguro y le preocupa ser amable; el narcisista sabe que esos rasgos harán que sea mucho más fácil para él dirigir el espectáculo sin ser desafiado. Es mucho más probable que este tipo de persona muerda el anzuelo y, además, es mucho más probable que se culpe por sus propios defectos, cuando hay un desacuerdo o una pelea.

Una persona cuyas necesidades emocionales no fueron satisfechas en la infancia (que no se sintió amada, que se sintió despreciada y sus emociones no fueron expresadas ) puede ser el blanco ideal de un narcisista. Una persona con carencias emocionales en su infancia no ha podido conocer realmente sus emociones, por lo tanto, no sabrá reconocer fácilmente a quien intenta seguir bloqueándoselas.

Si te sientes identificado con los rasgos de personalidad que son blanco para un narcisista, deberás ser consciente de cómo tus propios comportamientos y suposiciones inconscientes te ponen en riesgo de estar en una relación con alguien que tiene altos rasgos narcisistas.

Cómo detectar un narcisista desde el primer momento

Sí, es cierto que el narcisista puede ser petulante y estar lleno de ego, mostrando sus logros, usando un megáfono para anunciar sus éxitos, pero un egocéntrico también puede ser callado y relativamente modesto. A primera vista, puede que no parezca que él cumple con los requisitos y entonces tú bajas la guardia, asegurándote que esta vez será diferente.

Los siguientes son algunos signos más matizados y sutiles que describen a una personalidad narcisista.

1. Va demasiado rápido

El narcisista se mueve demasiado rápido, lo que puede parecer emocionante para ti y hacerte sentir atraído o atraída, pero en realidad es una señal de que está allí para ganar, y tú eres “eso”.

Es un premio lo que él quiere, no una persona. Ya sea que se trate de demasiados halagos en forma de regalos y flores, mensajes de texto día y noche o una declaración de amor cuando apenas se conocen, estos son signos de que estás en inminente peligro. Conocer a alguien se supone que toma tiempo, y las conexiones reales se desarrollan desde cero y lentamente.

Si prestas atención, verás que gran parte de esa sensación de cercanía está ligada a acciones y a un ritmo acelerado, no a largas conversaciones ni a compartir experiencias. Si detectas que las cosas han avanzado más rápido de lo normal, e incluso detectas que en el primer día de conocerse ya han quemado varias etapas, debes frenar y prestar más atención.

2. Ejerce el control de sigilo

El Dr. Craig Malkin, autor de del libro Rethinking Narcissism, explica en su libro que la forma de control que usa un narcisista, la mayoría de las veces no resulta tan obvia, no se desenmascara de manera tan rápida.

En lugar de eso, el narcisista cambia los planes que tengas ya hechos, de manera muy sutil, con la única finalidad de manejar tu vida, pero sin que seas consciente de que es él quien está decidiendo por ti.

Por ejemplo, puede mencionar que es mejor quedarse a comer en casa que salir al restaurante francés donde ya tenías reservas, siempre bajo la apariencia de hacer las cosas más agradables o mejores. Esto le permite manejar tu vida sin que siquiera te des cuenta; con el tiempo, te olvidarás de que tienes tus propios deseos y necesidades.

Ten en cuenta que cuando te enfrentas a él por sentirte aislado de tus amigos o por ser manejado, te dirá que lo hizo todo por ti. Si te hace sentir  inseguro acerca de tus propias percepciones, es lo que persigue, que dudes incluso de lo que tu consideras la verdad.

Si en tu primer encuentro con alguien que tiene estos rasgos narcisistas, encuentras que es tan amable que incluso no deja que decidas el mínimo detalle y lo disfraza de cortesía, ponlo a prueba: mejor elige tú, decide tú y determina tú que es lo mejor.

3. Observa cómo cuenta una historia

Por regla general, él será siempre el héroe de las historias que cuenta, pero el punto menos obvio es que cuando la historia no tiene un final feliz o exitoso, siempre es culpa de otra persona.

Cuando cuente la historia de su última relación, probablemente te parecerá una gran persona, mencionará que lo dio e hizo todo en su relación pasada, pero nada fue suficiente. Tu corazón sufre por él en este momento porque fue maltratado y, sí, “victimizado”. La historia tampoco tiene que ver con el romance; si escuchas con atención, notarás que todas sus historias siguen las mismas líneas argumentales.

Su visión del mundo no tiene áreas grises, solo blanco y negro, ganadores y perdedores. Una vez que te des cuenta de eso, verás qué fácil y rápidamente juzga a las personas y las encasilla de una forma o de otra.

4. Mira su círculo social

Puede que te haya dicho que está demasiado ocupado y concentrado para tener buenas amistades, pero te das cuenta de que las personas con las que está conectado son de alguna manera útiles para él: conocidos de negocios, personas con las que sale solo a socializar,  o personas que solo ve una vez al año o dos como viejos amigos de la universidad.

El narcisista no parece tener confidentes ni amigos verdaderos que formen parte de un círculo íntimo. Seguramente argumente que “perdió” a todos sus amigos cuando su último matrimonio o relación terminó porque su pareja los separó.

Si observas un poco, podrás ver que su vida carece de verdaderos seres queridos, que está vacía, sustentada por relaciones muy superfluas, y, de las cuales, obtiene siempre algún interés.

Todas estas señales pueden ser detectadas en una primer cita o en la segunda, pero es fundamental que tú, que serás quien debe estar preparado para detectarlas, seas observador y no te dejes llevar por los impulsos ni la velocidad a la que quiere ir otra persona. toma tu tiempo para conocer a alguien, el tiempo que necesites lo determinas tú, nadie más.

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse