Mente Asombrosa
Una persona con adicción
Inicio » Superación personal » Los problemas reales detrás de una adicción

Los problemas reales detrás de una adicción

Existen varias teorías destinadas a explicar las causas fundamentales de la adicción. Una teoría sostiene que la adicción se adquiere genéticamente, mientras que otra afirma que se debe a que los niños crecen en un entorno que carece del control y la supervisión adecuadas de un adulto .

Identificando los problemas detrás de la adicción

En el otro lado de la moneda, la Red Nacional para el Estrés Traumático Infantil reveló que se observa un aumento del 300% en el riesgo de abuso de sustancias entre los adolescentes que fueron abusados ​​física o sexualmente cuando eran niños. Un estudio publicado en el Journal of Adolescent Health(1) reveló que casi el 30% de las niñas y el 5% de los niños de 17 años de edad habían sufrido agresiones físicas y sexuales en su vida. Tomados en conjunto, esta información sugiere que existe una probabilidad muy alta de que estos niños maltratados terminen en una adicción.

Otra teoría prominente que intenta explicar la causa raíz de la adicción es la Teoría Compleja(2) propuesta por Carl Jung. Esta teoría afirma que todos tenemos complejos, y estos se conocen como la estructura básica de nuestra realidad psicológica que nos permite funcionar y reaccionar automáticamente a cada estímulo externo sin la necesidad de tener que atenderlos conscientemente en todo momento.

Estos complejos se formaron después de experimentar una circunstancia o repetición emocional, por lo que terminaron creando un patrón mental. Estos patrones mentales son llamados hábitos, expectativas y creencias.

Carl Jung también afirmó que la adicción es una condición espiritual y que quienes tienen una espiritualidad fuerte y estable tienen muchas posibilidades de recuperarse. Es por esta teoría que los principios de Carl Jung han sido fuertemente incorporados en el proceso de tratamiento de 12 pasos.

En relación con las causas de la adicción, la teoría de Carl Jung puede tomarse como hipótesis de que la adicción puede ser un medio para hacer frente a una experiencia traumática en el pasado que se ha repetido. Como resultado, la situación ha dejado un gran impacto emocional en la persona que la experimentó.

Por ejemplo, un niño pequeño fue agredido sexualmente repetidamente por un período prolongado de tiempo. Dado que este evento es traumático, se supone que esto dejó un gran impacto emocional en el niño. Más adelante, incluso si la amenaza y el peligro de abuso han sido eliminados, volverá a la misma sensación cuando experimente un estímulo que podría provocar el recuerdo de un pasado tan traumático.

El niño sucumbirá automáticamente a los sentimientos de estar en peligro, amenazado y en riesgo de nuevo. Estos eventos pasados, debido a las emociones tan fuertes que se le atribuyen, podrían llevar a creencias, expectativas y hábitos negativos.

Siguiendo el flujo de pensamiento de Carl Jung, se puede suponer que, como una forma de olvidar o de lidiar con estos sentimientos recurrentes, a pesar de la ausencia de una amenaza clara e inminente, la persona recurre a la adicción y otras conductas autodestructivas.

Dadas todas estas premisas, podemos llegar a una conclusión de que la adicción no es solo una condición física sino también psicológica y mental que requiere un tratamiento de diagnóstico dual.

Enfermedad mental y adicción

En el tratamiento de diagnóstico dual, el paciente no solo recibe tratamiento por su problema de adicción, sino también por la condición mental concurrente que sufre. En el pasado, el diagnóstico dual no era un método de tratamiento aceptable. Antes de que un paciente pudiera recibir atención médica para su condición mental, era un requisito previo que él estuviera limpio y libre de cualquier sustancia adictiva.

La laguna de este concepto pasado de condición mental y adicción es la posibilidad de que la adicción sea el resultado del pasado traumático del paciente, que contribuyó a su condición mental.

La conexión entre el abuso y la adicción

Casi los tipos y formas de abuso y violencia provienen de la necesidad de controlar a otra persona. Cuando una persona está intoxicada (con drogas), existe una gran posibilidad de que esa persona pierda el control de sí misma y de sus inhibiciones. Esto también aumenta sus posibilidades de exhibir un comportamiento abusivo y violento.

La razón detrás de esta fuerte conexión entre el abuso y la adicción es el hecho de que si una persona abusa de las drogas, las sustancias químicas de su cerebro están programadas para buscar sustancias sin temor ni consideración de resultados peligrosos. Como consecuencia, la persona puede terminar siendo violenta y controladora.

Trauma y adicción

En términos de abuso de sustancias y estrés postraumático, también existe una conexión muy fuerte, especialmente para los adolescentes y los niños.

Un estudio mostró que los adolescentes que consumen drogas o sustancias adictivas muestran una mayor probabilidad de desarrollar problemas de salud mental, suicidio, comportamiento violento, depresión y TEPT.

Esto se debe a una posibilidad igualmente mayor de experimentar eventos traumáticos. Los adultos que han experimentado eventos traumáticos pasados ​​también son más vulnerables al abuso de sustancias. Esto se debe a que las sustancias psicoactivas pueden atenuar el estrés y las emociones negativas asociadas con el trauma.

Trastorno de estrés postraumático

El trastorno por estrés postraumático (TEPT) es una afección mental que hace que cualquier persona que haya participado o presenciado un evento traumático sienta y experimente una tremenda cantidad de ansiedad y estrés posterior al suceso. Cualquier forma de trauma psicológico o físico que haga que la persona se sienta fuera de control e indefensa puede conducir al trastorno por estrés postraumático.

Hay varios tipos de tratamientos para la adicción, ofrecidos por varios centros de rehabilitación. Sin embargo, si se sospecha que la adicción es causada por un evento traumático en el pasado o por una condición mental concurrente, el tipo de tratamiento de adicción más apropiado para el paciente es el tratamiento con diagnóstico dual.

En este tipo de programa de tratamiento, se evalúa al paciente para detectar cualquier afección mental que pueda haber experimentado en el pasado o para cualquier enfermedad psicológica que esté experimentando actualmente sobre su problema de adicción.

Este tratamiento es ventajoso ya que el paciente también puede aprender las causas fundamentales de su adicción. Sus pasadas experiencias traumáticas pueden ser procesadas, por lo tanto, puede recibir tratamiento por este trastorno mientras que también recibe tratamiento por abuso de sustancias.

Bibliografía:
  • http://www.unh.edu/ccrc/pdf/9248.pdf
  • David Hartman, D. H. (s.f.-b). How Complexes Create Archetypal Reality in Childhoold [Jung]. Recuperado 16 enero, 2019, de https://web.wellness-institute.org/blog/how-complexes-create-archetypal-reality-in-childhoold-jung
Los problemas reales detrás de una adicción
4 (80%) 2 votos
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Avatar

Alba Ruiz Medina

Alba Medina es Psicóloga clínica, especialista en Traumas Psicológicos, Psicoterapia Individual, Psicoterapia Cognitivo Conductual, Duelo y Psicoterapia de Pareja.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse