Mente Asombrosa
Biografía de Otto Loewi
Inicio » Biografías » Otto Loewi | Demostración de la neurotransmisión

Otto Loewi | Demostración de la neurotransmisión

Otto Loewi, ganó el premio Nobel de Medicina, por sus valiosas contribuciones a la neurociencia. Con una amplia trayectoria, es considerado un gran baluarte en esta especialidad. Conozcamos más.

Mucho se dice acerca de los sueños, algunos afirman que son la ventana a los pensamientos y otros a que son la puerta a los mecanismos de la mente. Al respecto, se han presentado varias teorías, para conocer la relación del sueño y cómo funciona la transmisión neuronal. En principio, un filósofo alemán, diría que había una chispa que se movía mediante un líquido en el cerebro. Sin embargo, más tarde Otto Loewi lo aclararía realmente.

Publicidad

Loewi, tenía tendencia a dormir mal, padecía de insomnio y de sueños agitados. Esto lo llevó a querer demostrar que la transición del cerebro es química y no eléctrica, como se creía. Estaba tan convencido de su teoría, que pasó gran parte de su vida investigando este hecho.

Una breve reseña de la vida de Otto Loewi

Otto Loewi nace en Alemania en el año 1873 y sus padres fueron: un comerciante y una ama de casa. Loewi fue a la escuela desde el año 1882 hasta 1891, se graduó como bachiller y de inmediato comenzó a cursar estudios la Universidad de Múnich. Tenía una fuerte atracción por la fisiología y se sintió influenciado por Naunyn, quien era un patólogo reconocido de la época.

Tiempo después, incursionó en el mundo en la fisiología experimental.  En Estrasburgo, logró desarrollar varios trabajos importantes, amparado bajo el auspicio de la Universidad de la misma ciudad. Estudió farmacología y lo combinó, a su vez, con la fisiopatología experimental.

En Frankfurt se preparó en química inorgánica, lo que lo llevó a trabajar en el Instituto de Bioquímica de Estrasburgo. Tuvo un corto periodo de interacción en el hospital de Frankfut, donde se topó con la fatídica situación de los enfermos y a pesar de ser médico, no aguanto la frustración de esa situación y se dedicó por completo a la investigación.

Publicidad

Cuando Loewi estaba en Marburgo, centró sus estudios en el metabolismo. Analizó la florizina, como un potente inhibidor del transporte de la glucosa a los túbulos renales. Este componente, se encarga de bloquear la reabsorción tubular proximal de la glucosa.

Pasado un tiempo, publicó sus trabajos de fisiología y farmacología funcional renal. Además, se sintió atraído por la fisiología del riñón, por lo que se inclinó a su investigación. Loewi vuelve a Viena para continuar sus temas acerca del metabolismo de los carbohidratos.

Haciendo algunas observaciones e investigaciones, se percató que con ponerles una inyección de adrenalina a los conejos hambrientos que utilizaba, estos volvían a la normalidad. En el año 1910, publica algunos de sus trabajos, tales como: “Aumento de la liberación de adrenalina con cocaína” y “La conexión entre la digital y la acción del calcio”.

Otto Loewi y su experimento

Otto Loewi, estaba altamente convencido de que la transmisión neuromuscular, era consecuencia de una reacción química; pero no tenía una idea clara de cómo demostrarlo. Sin embargo, en el año 1920, sintió una revelación mientras dormía. Según su propio relato, en medio de la noche, se despertó sobresaltado, porque en un sueño había visto cómo hacer, qué materiales utilizar y pasos a seguir para su experimento.

Se trataba de diseccionar dos corazones de ranas y los preparó para que latieran por varias horas. Al estimular el nervio vago de uno de ellos, logró enlentecer los latidos. Seguidamente, los baño con un líquido obteniendo el mismo resultado. En conclusión, demostró que las sustancias de la sinapsis parasimpática, provocaba una respuesta muscular inmediata. Más tarde, se comprobó que ese líquido se trataba de la acetilcolina.

Este hallazgo dio paso al nacimiento de la teoría química de la trasmisión nerviosa. A partir de este acontecimiento, se abrió un campo amplio de posibilidades de estudio. Loewi se dedicó a aclarar que la hiosciamina, no paraliza los nervios, por el contrario, solo bloqueaba la acción del neurotransmisor.

Algunas experiencias destacadas

Uno de los más destacados reconocimientos de Otto Loewi, fue ser acreedor del Premio Nobel. En esta época Loewi fue encarcelado por la corriente Nazi, obligándolo a exiliarse en Londres. Perdió su dinero y tuvo que emigrar a Estados Unidos. Allí sería invitado a formar parte del equipo de investigación del College of Medicine de Nueva York. En el año 1946, obtuvo la nacionalidad americana.

Por su destacada labor, fue miembro de la Sociedad de Psicología de Londres y de Nueva York. En el año 1898, se casa y fruto de su matrimonio forma una familia compuesta de cuatro hijos. Mas tarde, en el año 1958 regresa a Viena para ser parte de la celebración del congreso Internacional de Bioquímica como invitado honorario.

Cabe destacar, que todos los experimentos que Loewi realizó, fueron parte de un conjunto de acciones que llevaron a esclarecer y a formar parte de lo que hoy se conoce. Este es el ejemplo de un gran profesional que se afianzó en sus creencias y trabajo duro, y por muchos años, para demostrar su gran potencial.  En el año 1961, fallece y hasta ahora es recordado por su ímpetu y labor investigativa dentro de la neurociencia.

Publicidad

Aarón J. Espinoza

El Licenciado Aarón J. Espinoza es Psicólogo Clínico.
EMDR Practitioner del EMDRIA de New York y
Coordinador Nacional de Apoyo Psíco Social de la Cruz Roja Venezolana.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Publicidad