Mente Asombrosa
Carl Jung y la terapia psicoanalítica
Inicio » Psicología » Terapias » La terapia Junguiana para encontrar el equilibrio emocional

La terapia Junguiana para encontrar el equilibrio emocional

Carl Jung, creador de la Psicología Analítica, partió de la premisa de que el contenido que todos los seres humanos poseen en el Inconsciente tiene la particularidad de afectar de forma directa su realidad e interferir en el proceso de autorrealización.

En qué consiste la Terapia Junguiana:

La Terapia propuesta por Carl Jung propone la necesidad de traer a la luz el contenido que se encuentra alojado en el inconsciente y que la persona desconoce en vista de que, hasta no concretar este objetivo, no podrá acceder al equilibrio emocional.

En ésta medida, los terapeutas emplearán distintas técnicas basadas en el diálogo, el análisis de los sueños, así como en distintas manifestaciones artísticas.

La finalidad de todo este conjunto de prácticas que se llevan a cabo durante las sesiones terapéuticas es rescatar de cierta manera toda esa información que se halla oculta en el inconsciente.

El papel del terapeuta es determinante por cuanto deben reunir ciertas características que harán posible el éxito del trabajo personal. El Terapeuta Junguiano debe conservar un respeto especial por el paciente, además de ganarse su confianza.

Sólo de ésta manera el paciente podrá expresarse libremente en un espacio en el que se siente seguro, lo cual permitirá que la información que se encuentra en penumbras en el inconsciente emerja a la superficie y el terapeuta pueda tener acceso a los arquetipos.

Contar con un escenario en que el individuo sienta la completa aceptación le hará comunicarse de forma espontánea y sin filtros, esto facilitará en gran medida la tarea del terapeuta.

Una de las principales características de la Terapia Junguiana es integrar el consciente y el inconsciente para de ésta manera eliminar la tensión que se genera y que en algunas ocasiones se manifiesta en forma de conflictos.

Los malestares emocionales que puede experimentar un individuo en gran medida se originan en la información que pertenece al inconsciente y que resulta incompatible con el consciente.

Es bastante común escuchar a algunas personas afirmar que desconocen el origen de determinado malestar y esto sucede porque aquello que se ubica en su interior extingue la posibilidad de experimentar un estado de bienestar y equilibrio emocional.

¿Cómo se puede obtener el equilibrio emocional a través de la Terapia Junguiana?

La Terapia Junguiana ha demostrado su eficacia en pacientes con Depresión, Ansiedad, Estrés, Adicciones o dificultades para alcanzar  metas u objetivos propuestos. A pesar de no ser tan recomendada como la Terapia Cognitivo Conductual, la cual basa sus tratamientos en rigurosos experimentos avalados científicamente, también funciona efectivamente.

El objetivo primordial es orientar al paciente para que pueda acceder al material que se ubica alojado en su inconsciente, que es completamente desconocido, y ayudarlo a hacer consciencia de la medida en que esto le afecta y le impide alcanzar la autorrealización.

El trabajo desde el inicio va orientado hacia la exploración del inconsciente del cual se pueden extraer diversos patrones de conducta, a los cuales Carl Jung denominó Arquetipos.

El proceso terapéutico se divide en varias etapas, haciendo especial énfasis en los diálogos que se llevaran a cabo en el consultorio, para lo cual el Terapeuta utiliza técnicas como la Asociación Libre con el fin de realizar conjeturas que lleven a determinar los símbolos que forman parte del inconsciente.

Asimismo, el Terapeuta puede indicar al paciente que lleve un diario en el que plasme los sueños, tal y como los recuerde, para realizar el análisis posterior.

En la Terapia Junguiana se parte de que los sueños no son más que una anticipación del inconsciente, manifestación por medio de la cual busca traer a la luz cierto contenido para que el individuo lo descubra y lo afronte.

Muchas veces, al hacer contacto con el contenido que ocupa el inconsciente, al individuo se le presenta un conflicto que procede de la inconsistencia entre las ideas que se hallan allí ocultas y lo que constituye su realidad.

Otro de los métodos empleados en la Terapia Junguiana es el Arte como manifestación, por medio de la pintura de Mándalas, por ejemplo, o de la imaginación al exponerse fantasías.

Además del diálogo y el análisis de los sueños para descubrir el material del inconsciente que ocasiona el desequilibrio a nivel emocional, la Terapia Junguiana se centra en establecer los denominados complejos que integran  la Psique del individuo, ya que se parte de la creencia de que todos los poseen, sin embargo, existe una medida sana, por así decirlo.

El resultado tras el conocimiento, la aceptación y la armonización de todos aquellos aspectos que integran a la persona de manera consciente o inconsciente desencadena una reconciliación, por así decirlo, en el individuo que a su vez le permite tener acceso a la autorrealización.

Sólo desde ésta perspectiva la persona en compañía de su Terapeuta podrá acceder a un satisfactorio estado de bienestar que le permitirá evolucionar.

La historia de la psicología analítica fue desarrollada por el psiquiatra suizo Carl Gustav Jung (1875-1961). Jung fue alumno y amigo de Freud desde 1907 hasta 1913. También estuvo muy influido por el misticismo medieval, la alquimia, la filosofía romántica, el cristianismo y las filosofías orientales. En contraste con el psicoanálisis de Freud, la psicología analítica nunca se ha utilizado ampliamente. En Alemania, el primer instituto (C.G. Jung Institut Stuttgart e.V.) fue fundado recién en 1971. Solo con el auge esotérico de los últimos años, los pensamientos de Jung se hicieron más populares. Sin embargo, solo hay unos pocos terapeutas entrenados en psicología analítica.

La psicología analítica junto con el psicoanálisis de Freud y la psicología individual de Adler pertenecen a las direcciones clásicas de la psicología profunda.

Cuáles son los objetivos del análisis de Jung

  • Los objetivos se pueden resumir en la búsqueda y el trabajo terapéutico para la curación de trastornos mentales de todo tipo.
  • La individualización es el objetivo central: esto significa la autorrealización, el autodesarrollo, la expansión de la conciencia, el desarrollo de todas las capacidades y posibilidades.
  • Encontrar el sentido a la vida.

La psicología analítica va dirigida para todos los grupos de edad, pero especialmente para personas mayores de 35 años y para niños y adolescentes.

Otros términos: psicoterapia analítica de Jung; Análisis jungiano; Psicología compleja.

La terapia Junguiana para encontrar el equilibrio emocional
5 (100%) 2 votos
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse