Mente Asombrosa
Hermanos gemelos y crimen, dificiles pruebas para el jurado
Inicio » Psicología Forense » Hermanos gemelos idénticos – ¿Es posible confundir al jurado?

Hermanos gemelos idénticos – ¿Es posible confundir al jurado?

Los hermanos gemelos idénticos causan trastornos a la policía al hacerse criminales. Entérate de los avances genéticos actuales que permiten diferenciarlos.

Los hermanos gemelos idénticos siempre han atraído la atención del público. La gente, en general, piensa que esa condición es sumamente divertida porque se tienen en común muchos aspectos. Las similitudes, no solo en características físicas, sino en conductas, hechos y eventos suelen ser muy impactantes. En especial cuando se trata de mellizos separados al nacer, que luego tienen la oportunidad de reencontrarse siendo adultos.

Publicidad

Ese es el caso, por ejemplo, de gemelos que sin conocerse: se casaron con mujeres del mismo nombre o en la misma fecha; visten iguales; comparten el gusto por: una comida, libro, película, etc. Todo eso resulta simplemente interesante y curioso. Pero, ¿qué sucede cuando uno de ellos es un criminal y el otro un ciudadano común? Las pruebas de ADN tradicionales son incapaces de lograr una identificación. Y esto puede hacer que el sociópata convierta la vida de su mellizo en un infierno.

Los nuevos avances logrados en materia de ADN son muy satisfactorios. Gracias a ellos se ha logrado tipificar las mutaciones genéticas particulares de los gemelos homocigóticos. Estas se desarrollan luego que, el óvulo fecundado se ha dividido para dar origen a los dos embriones. Tales pruebas constituyen alternativas viables y apropiadas para una aplicación práctica en el área de la investigación forense. Una vez que se popularicen se podrían esclarecer muchos casos “fríos”.

Adelantos logrados en materia de ADN

En la última década del siglo XX, se descubrió que con apenas unos fragmentos de ADN las personas se podían diferenciar. La razón eran los STR o repeticiones cortas en tándem. Estos son segmentos del genoma con una velocidad de mutación mucho más rápida que el resto de las células genéticas. Gracias a eso, sus variaciones resultan únicas y específicas para cada ser humano. Entonces se descubrió que trece de los STR eran eficientes para identificar coincidencias entre muestras físicas y personas.

Así, el análisis genético comenzó a ser una herramienta legal de uso común para las pruebas de paternidad y la identificación de criminales. Pero, todo su poder no alcanzaba para distinguir a los mellizos. Y la situación no se resolvió hasta que se descubrió que, en realidad, los gemelos idénticos no lo son. Sin embargo, eso implicó analizar no solo 13, sino miles de STR. Y más allá de eso, se hacía necesario comparar los genomas completos; porque el margen para percibir tales mutaciones es muy estrecho.

Publicidad

Se trataba de una prueba complicada, aunque de resultados definitivos. Y no fue hasta 2014 que Eurofins Scientific, una empresa belga de análisis de laboratorios, logró demostrar tal hipótesis. Con estos resultados es posible distinguir, fehacientemente, a gemelos idénticos. El problema es que, por ahora, solo una compañía en el mundo las realiza. Y la falta de repetibilidad se puede usar en la corte como argumento a favor del acusado. Por otro lado, el coste (alrededor de 130 mil dólares), es prohibitivo.

Sumarios complicados de hermanos gemelos idénticos

Veamos, brevemente, dos casos de mellizos que han generado confusión y polémicas en el mundo legal:

Dwayne y Dwight McNair – Grand Rapids, Michigan

El caso judicial se abrió en contra de Dwayne, acusado en 2004 de dos violaciones. Tres años después, la policía obtuvo una muestra de ADN a partir de la colilla de un cigarrillo que este había fumado. Y sus STR cuadraron a la perfección con ejemplares tomados de las escenas de los crímenes. No obstante, el caso se complicó cuando la policía descubrió la existencia de Dwight. Y por más que trataron no pudieron definir con certeza cuál de los dos hermanos era el violador.

En 2014, el fiscal Deakin se enteró de los resultados de Eurofins y quiso usar la prueba para resolver el caso. En tres meses recibió la respuesta: las muestras recogidas en los escenarios de las violaciones se ajustaban al perfil genético de Dwayne. Dwight McNair era inocente, con una probabilidad de una en dos mil millones. A pesar de ello, no fue hasta enero de 2018 que se lograron vencer todas las objeciones en contra, y sentenciar al culpable a 16 años de cárcel.   

Elwin y Yohan – Marsella, Francia

Los gemelos monocigóticos fueron encarcelados en 2013, acusados de diversas violaciones y ataques sexuales. Restos de ADN, que podrían pertenecer a cualquiera de ellos, fueron encontrados en los cuerpos de las víctimas. Una de las cuales identificó a un hermano en la cinta grabada por la cámara de un bus urbano. No obstante, cuando vio al otro quedó totalmente confundida. Acotemos que, los mellizos vivían juntos antes de ir a prisión.

Y en el auto de uno de ellos se encontró la vestimenta usada por quien fuera identificado por otra de las víctimas. El rastreo telefónico de uno de los hermanos le ubica en varios de los lugares donde sucedieron los hechos. En la actualidad, un gemelo se ha declarado culpable y exonerado al otro. Pero, no queda claro si se trata de una estratagema para confundir más los hechos. La prueba de Eurofins sería la solución, si solo no fuera tan costosa. 

Finalmente, los resultados obtenidos por Eurofins para identificar hermanos gemelos idénticos podrían ser aceptados por los tribunales bajo ciertas premisas. Estas serían que: la prueba estuviera disponible en diversos laboratorios y que, al menos, cuatro de ellos obtuvieran coincidencias. Por suerte, los problemas legales de mellizos no son comunes. Sin embargo, muchos casos “olvidados” por años, podrían retomarse y al fin, encontrar una solución satisfactoria para los involucrados. Recordemos que las similitudes físicas no van de la mano con la dimensión emocional. Esta es única e irrepetible.

Publicidad

Aarón J. Espinoza

Aarón J. Espinoza

El Licenciado Aarón J. Espinoza es Psicólogo Clínico.
EMDR Practitioner del EMDRIA de New York y
Coordinador Nacional de Apoyo Psíco Social de la Cruz Roja Venezolana.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse