Mente Asombrosa
Mujer teniendo un diálogo interno que no le gusta
Inicio » Pensamientos » ¿Cómo podemos cambiar nuestro diálogo interior?

¿Cómo podemos cambiar nuestro diálogo interior?

Esa voz que continuamente nos habla, podemos llegar a convertirla en una fuente de inspiración, de lo contrario puede convertirse en nuestro juez más severo y condenarnos a vivir limitados.

Una de las principales luchas que puede tener el ser humano, es la que diariamente sostiene consigo mismo.

Nosotros tenemos la facultad de transformarnos en nuestros mejores amigos o en los peores enemigos, según como manejemos nuestros conflictos internos.

Lo que para nosotros representa la parte expresiva de estos conflictos, es la voz mental que denominamos nuestro diálogo interno. Casi sin que lleguemos a darnos cuenta, continuamente estamos interactuando con ella a modo de conversación con nuestro yo interno.

Cómo funciona el diálogo interior

Ahora bien, este dialogo no es lineal y obedece a ciertos patrones fácilmente identificables:

  • Diálogo interno organizativo: Es el que nos dan un sentido de orden a nuestras vidas. La voz nos prioriza mentalmente las actividades del día a día y nos recuerda los eventos importantes.
  • Diálogo interno en positivo: Es el que nos motiva diariamente y nos alienta en los momentos de dudas o desaliento. Es la voz que nos dice “vamos, que si se puede” o “claro que soy capaz de llevar a cabo este proyecto”. Por esta razón, este es el diálogo que debemos siempre reforzar para realizarnos como personas.
  • Diálogo interno negativo: Es aquel diálogo limitante y pesimista que puede llegar a transformarse posteriormente en afecciones emocionales. También domina la parte asertiva del pensamiento, en el sentido de bloquear el exceso de optimismo o el entusiasmo irracional que nos produce la perspectiva de algún placer.

Nuestro “yo” interno convive perennemente con estas voces y de ellas va surgiendo una matriz de línea de pensamiento, que va a definir la manera como nos vamos a comportar.

Es esa la razón por la que debemos buscar siempre la forma de enfocar nuestro dialogo interno, hacia el crecimiento personal.

Este es un proceso que, por razones obvias, requiere de que hagamos algunas modificaciones en la forma de llevar nuestro propio diálogo interno.

Esto quiere decir, que debemos reforzar el diálogo interior en positivo y tomar la parte asertiva del diálogo negativo.

La importancia de este hecho estriba en que, con el tiempo, nuestro diálogo interno se convierte en convicciones y de allí se van derivar nuestra visión de vida, perspectivas y en fin; todos esos factores que van a definir lo que será nuestra existencia.

¿Cómo podemos lograr un cambio en nuestro dialogo interior?

 Todo parte con el análisis de nuestra comunicación interior.

Para ello, debemos primeramente Identificar cuáles son los mensajes que podemos calificar como negativos y sustituirlos por aquellos mensajes con enfoque positivo.

Identificar las emociones tóxicas y cuáles son las causas por las que estas se originan.

Debemos aprender a identificar de dónde provienen esas predisposiciones que en ocasiones pueden bloquear el acceso a nuevos pensamientos positivos y en fin; sustituir los pensamientos con tendencias negativas por aquellos que tú creas mejores para ti, o que te refuercen una afirmación positiva.

Este es el mejor camino de propiciar un cambio de diálogo interno en positivo.

Estrategias para implementar un cambio en el diálogo interior

Una vez que tenemos identificada la manera cómo podemos inducir un cambio en nuestro diálogo interior, debemos definir ahora cómo llevarla a cabo.

Las siguientes estrategias pueden ser de mucha utilidad:

1. Evalúa tu diálogo interior

Aunque tome algún tiempo, debes continuar “escuchando” con atención a tu voz interna para que aprendas a diferenciar los diálogos de carácter positivo de los negativos.

2. Sustituye los mensajes negativos por los positivos

Debes hacer un intento por “bloquear” mentalmente las tendencias a pensar de manera negativa, y encaminar la línea de pensamiento a mensajes optimistas que te refuercen tu autoestima y confianza en ti mismo.

3. Introduce en tu vida mensajes motivacionales

Lee con atención los distintos mensajes motivacionales que puedan ayudarte a fomentar una línea de pensamiento en positivo, y que agreguen valor al sentido de la vida y de la existencia.

4. Ubícate en el aquí y ahora

Hay mucho desgaste emocional cuando se recrean experiencias negativas del pasado, que solo sirven para mantener vigentes sensaciones desagradables.

De igual manera, dedicarle demasiada atención a lo que está por venir tampoco resulta de mucha utilidad.

 El momento más importante es el ahora y a ese debes enfocar tu dialogo interior.

Pensar en positivo es el camino correcto para alcances tu realización como ser humano, y esto lo debemos tener siempre presente.

¿Cómo podemos cambiar nuestro diálogo interior?
4.7999999999999998224 (96%) 5 voto[s]
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Avatar

Alba Ruiz Medina

Alba Medina es Psicóloga clínica, especialista en Traumas Psicológicos, Psicoterapia Individual, Psicoterapia Cognitivo Conductual, Duelo y Psicoterapia de Pareja.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse