Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Rumiar y los problemas que ocasiona

6 formas de dejar de rumiar todo el tiempo

¿Ocupas la mente con miles de pensamientos triviales y conviertes cada pequeño enredo en un problema? 

Publicidad

Debes darte cuenta de que esos hábitos pueden detenerte y sabotearte a ti mismo. Conoce algunas formas sencillas de dejar de rumiar pensamientos y aprovechar cada oportunidad que surja.

Cómo dejar de rumiar todo el tiempo

Cada una de estas recomendaciones se deberán poner en práctica cada vez que surjan estos pensamientos, y aplicarlas como un hábito ayudará a reducir notablemente los análisis excesivos y los pensamientos rumiantes.

1. Pon las cosas en un contexto más amplio 

Pregúntate: «¿Me preocupará este tema en 5 años? ¿O en 5 semanas?» Haciéndote esta simple pregunta, te dará cuenta de si estás malgastando tu energía en algo que importa mucho o no.

2. Establece fechas límite

 Para decisiones pequeñas, como lavar los platos o responder un correo electrónico, tómate 30 segundos o menos para tomar la decisión. 

Publicidad

Para decisiones más importantes, intenta establecer un límite de 30 minutos o el final de una jornada laboral.

Es importante que diferencias el tiempo que se debe dedicar a cada «problema a resolver» y no dedicar el mismo tiempo y preocupación a todo lo que te sucede.

Aprende más sobre cómo dejar de rumiar y vivir una vida más tranquila.

3. Date cuenta de que no puedes controlarlo todo

Todos cometemos errores, pero elegimos intentar controlarlo todo. Nadie puede ver todos los escenarios posibles de antemano. Esto es, por supuesto, más fácil decirlo que hacerlo.

4. El tiempo lo es todo 

Hay que imponerse pensamientos como: «No, no voy a pensar en eso ahora». Cuando tienes hambre o sueño, tu mente puede tener pensamientos negativos. En ese momento tu mente no está trabajando correctamente para encontrar una solución, por lo que es inútil reflexionar sobre el problema.

Ejercicio 

Esto puede sonar un poco extraño. Pero el ejercicio es la mejor manera de deshacerse de las tensiones y preocupaciones internas. Después de hacer ejercicio, te sentirás más decidido y productivo.

Pasa tiempo con personas que no analizan demasiado las cosas 

Tu entorno social juega un papel importante en la aparición de los pensamientos rumiantes. Además, es relevante que puedas distraer tu mente, encontrar fuentes que no te permitan analizar tanto las cosas: blogs, libros, películas y música que te ayuden a calmar la mente.

Publicidad