Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Alivia a tu hijo de la carga del perfeccionismo

Alivia a tus hijos de la carga del perfeccionismo

La búsqueda del perfeccionismo puede traer problemas serios para los niños y adultos, una crianza basada en la búsqueda de perfección puede afectar física y emocionalmente al niño.

Publicidad

No es malo que los niños tengan altas expectativas de sí mismos. Sin embargo, cuando esperan que todo sea perfecto, nunca estarán satisfechos con su desempeño. Y esta es una de las características del perfeccionismo que les dificultará la vida.

Los perfeccionistas se crean objetivos poco realistas. Luego ejercen una enorme presión sobre sí mismos para tratar de lograr sus objetivos. Pero incluso cuando logran su objetivo, luchan por disfrutar de sus logros, a menudo preocupándose de si podrán mantenerlos.

Evita educar a tus hijos exigiendo perfección

El perfeccionismo en los niños

Deja que se equivoquen, deja que los errores le sirvan como lecciones, no trates de elevar cada vez más las metas que quieres alcanzar con tus hijos, ellos no son premios, tú no eres tampoco perfecto.

Las investigaciones muestran que el perfeccionismo está fuertemente relacionado con ciertas enfermedades mentales, como el trastorno obsesivo-compulsivo y los trastornos alimentarios. Y los científicos creen que puede haber un componente biológico en el perfeccionismo.

Publicidad

Posibles peligros del perfeccionismo

La ansiedad por equivocarse impide que algunos perfeccionistas tengan éxito. El miedo al fracaso les impide probar cosas nuevas.

Los niños que son perfeccionistas a menudo enmascaran su dolor y confusión. Se sienten obligados a verse perfectos por fuera y, como resultado, muchos de ellos sufren en silencio cuando surgen problemas.

El perfeccionismo puede conducir a problemas de salud mental. Los perfeccionistas pueden correr un mayor riesgo de depresión, ansiedad y otros problemas de salud mental.

Mayores niveles de estrés. Y demasiado estrés puede ser malo para la salud física y emocional de una persona, sobre todo en su etapa de desarrollo.

Cómo evitar una crianza basada en la búsqueda de perfección

Estas son algunas sugerencias con las cuales puedes lidiar con el perfeccionismo, evitando que los niños tengan un enfoque poco realista sobre sus metas y logros personales.

  • Elogia los esfuerzos de tu hijo, no el resultado.
  • Comparte historias de tus fracasos.
  • Déjale claro a tu hijo que tú no eres perfecto, aunque él lo sabrá más tarde, es importante dejarlo claro.
  • Enséñale habilidades de afrontamiento saludables. Aunque el fracaso es desagradable, no es inaceptable.
  • Enséñale a tu hijo cómo lidiar con la decepción, el rechazo y los errores de una manera saludable.
  • Enséñales un ejemplo de autocrítica adecuada.
  • Consulta tus expectativas.
  • Ayuda a tu hijo a identificar lo que puede controlar y lo que no.
  • Establece metas realistas con tu hijo.
  • Ayuda a tu hijo a desarrollar una autoestima saludable.

Acepte al niño por lo que es, escúchelo y conózcalo profundamente y, sobre todo, ofrézcale amor incondicional, amor sin condiciones.

Publicidad