Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Beneficios de la lectura para los niños
Inicio » Educación » Los niños que leen serán la esperanza del futuro

Los niños que leen serán la esperanza del futuro

El escritor francés Victor Hugo (1802 – 1885) dijo: «La lectura es como el alimento y el agua. Una mente que no lee, adelgaza, como un cuerpo que no come».

Publicidad

Además de dormir, comida, agua, ropa y juguetes, los niños también necesitan libros. ¡Los libros convierten a los niños en adultos pensantes!

¿Cuáles son los beneficios para los niños de leer libros?

Los beneficios de la lectura, y la literatura en general, van más allá de mejorar el léxico y ampliar el vocabulario, ya que la lectura trabaja a diferentes niveles, y en los niños estos beneficios duran toda la vida.

1. Leer libros desarrolla la imaginación y el pensamiento creativo de los niños

Uno de los principales beneficios de leerle a un niño es el cultivo de su imaginación. En el libro el niño descubre la llave para abrir la puerta de su mente a nuevos lugares inexplorados, hasta entonces desconocidos para él.

La historia contenida en las páginas despierta el interés de los más pequeños, ya que se preguntan por el desarrollo del caso, intentan adivinar el final e identificarse con alguno de los rostros.

Publicidad

2. Al leer libros, se cultivan las habilidades lingüísticas de los niños

Según el gran lingüista Humboldt, la habilidad lingüística es un proceso dinámico a través del cual el individuo produce y comprende el lenguaje, al mismo tiempo que a través de él es capaz de percibir el mundo que lo rodea.

Además, la habilidad lingüística está relacionada con la medida en que una persona es capaz de abordar textos escritos, oraciones y palabras, comprender los significados contenidos en ellos, ser capaz de inventar sinónimos y antónimos, conocer el significado y uso de las palabras, ser capaz de completar las palabras que faltan en función del contexto y ser capaz de abordar la palabra escrita con una actitud crítica.

Perfeccionamos todas las habilidades anteriores leyendo libros, porque los libros abren nuevas ventanas a nuestro pensamiento, ya que en nuestra vida diaria usamos frases y palabras repetidas, con el resultado de que el niño no entra en contacto con un vocabulario nuevo y más rico.

3. Leer libros mejora la concentración y la memoria de los niños

La concentración y la memoria son dos habilidades igualmente importantes, extremadamente útiles en la edad escolar. Al leerle libros a nuestro hijo desde muy pequeño (<1 año) cultivamos la concentración y dedicación que necesita tener más adelante en su vida escolar.

Al principio es razonable que los niños muy pequeños se aburran o sean reactivos, pero si perseveramos e integramos la lectura de libros en nuestra rutina diaria, nos daremos cuenta de que con el tiempo los niños desarrollarán una mejor concentración y un mayor interés por la lectura, lo que reforzará significativamente su progreso.

4. Leer libros conduce a un mejor rendimiento escolar

Los niños que han estado expuestos al mundo de los libros desde una edad muy temprana se desempeñan mejor en su vida escolar, ya que están más familiarizados con el sistema de escritura, el vocabulario, la estructura de las oraciones y la complejidad del significado.

5. Leer libros cultiva la empatía

La empatía se considera un aspecto muy importante de la inteligencia emocional. Es la capacidad de identificarse emocionalmente con el estado mental de otro, de comprender sus intenciones y acciones.

A través de la lectura de los libros, el niño conoce a muchos personajes diferentes, observa su comportamiento y se pregunta qué haría él mismo si estuviera en su lugar. Este contacto con las historias cultiva la empatía del niño y le enseña a gestionar y aceptar sus emociones, así como a comprender y respetar a sus semejantes.

Los beneficios de la lectura no concluyen aquí, pero a fines prácticos, con estos datos aportados, ya sabes que leerle libros a los niños les puede abrir un futuro en donde ellos sean los que comanden.

Publicidad