Mente Asombrosa
Agresión pasiva
Inicio » Psicología » Trastornos » Agresión pasiva: Qué es y 5 razones por las que alguien se comporta así

Agresión pasiva: Qué es y 5 razones por las que alguien se comporta así

Cuando se enfrenta a un problema, una persona que demuestra agresión pasiva puede fácilmente negar sus verdaderas intenciones y acciones.

Publicidad

El agresor pasivo se identifica como alguien que puede parecer conforme con una situación o actuar de manera apropiada. Pero en realidad muestra un comportamiento negativo y un desacuerdo pasivo, de manera oculta. A menudo, la agresión pasiva consiste en ira, hostilidad o indefensión aprendida disfrazada, que se expresa de forma oculta e insidiosa.

Diferentes tipos de agresión pasiva

Los subtipos de agresión pasiva incluyen la hostilidad verbal oculta, hostilidad relacional oculta, hostilidad en el trabajo oculta y hostilidad hacia los demás mediante el autocastigo.

La hostilidad verbal oculta se puede percibir como chismes negativos, sarcasmo, bromas hostiles discretas, burlas repetitivas y la crítica constante de ideas, soluciones, circunstancias y expectativas. 

Por otro lado, la hostilidad oculta en una relación es el trato silencioso, la exclusión social, la negligencia, las puñaladas por la espalda, los estallidos deliberados de ira, la exageración, el resentimiento y el daño indirecto a algo o alguien que le importa a la persona objetivo.

Publicidad

La hostilidad oculta en el trabajo puede tomar la forma de procrastinación o demora crónica, obstrucción, retención de recursos o información, exclusión profesional, negación de responsabilidad personal, excusas, falta de control, terquedad e ineficiencia. 

La hostilidad hacia los demás a través del autocastigo puede presentarse como un fracaso deliberado, problemas de salud excesivos o imaginarios, victimización, adicción, y autolesiones deliberadas para ganarse la simpatía y el favor de los demás.

Las verdaderas razones detrás de este comportamiento

¿Por qué la gente se comporta pasivamente? Aunque la investigación muestra que las causas son variadas y dependen de las circunstancias, aquí hay cinco razones comunes. Aunque las personas pueden experimentar ocasionalmente estas tendencias, que pueden no ser un problema importante. La agresión pasiva crónica se expresará sistemáticamente a través de una o más de las siguientes acciones. Sin conciencia ni preocupación por el impacto devastador de la agresión pasiva en las relaciones.

1. Indefensión aprendida 

La agresión pasiva puede ocurrir cuando una persona es reacia o no puede comunicarse directa y asertivamente. Posiblemente con una persona que percibe que tiene más poder. Por esta razón, el agresor pasivo dirá una cosa, pero hará otra totalmente diferente para evitar una confrontación directa.

2. Juego de poder oculto en la agresión pasiva

Para compensar su incapacidad para hablar directamente y resolver problemas de manera asertiva. Una persona pasivo-agresiva puede recurrir a medios encubiertos de manipulación, dominación y control para ganar influencia. De una manera pervertida, se siente más poderoso al disgustarse y frustrarse.

3. Emociones negativas ocultas

El agresor pasivo puede sentir enfado o resentimiento en una relación y manifestarlo de diversas formas insidiosas. Por lo general, las emociones negativas ocultas se expresan de tal manera que, cuando se enfrenta al problema, el agresor pasivo puede fácilmente fingir ser inocente y negar sus verdaderas intenciones y acciones.

4. El individuo con agresión pasiva normaliza las bajas expectativas 

En algunos casos, el agresor pasivo quiere decepcionar deliberadamente en su trabajo. Esto para establecer expectativas bajas, eludir la responsabilidad y evitar que se le pida que complete una tarea nuevamente.

5. Hay una baja autoestima y baja autoeficacia

En algún nivel, un agresor pasivo crónico puede pensar: “No soy lo suficientemente bueno para asumir la responsabilidad, así que no me pidas que lo haga porque es posible que no cumpla con tus expectativas”.

Publicidad