Mente Asombrosa
Violencia psicológica
Inicio » Psicología » Violencia psicológica: una forma de maltrato imperceptible

Violencia psicológica: una forma de maltrato imperceptible

Es bien conocida la existencia de diversas formas de violencia en nuestra sociedad, como la física, la verbal, pero también la sexual. Pero la que no está tan extendida y es más difícil de reconocer, es la violencia psicológica

Publicidad

Esto da como resultado su negligencia y evitar quejarse de estos comportamientos, incluso castigos contra quienes la practican. Sin embargo, es la forma de violencia más común y suele acompañar al resto, aunque existe de forma independiente. 

De qué trata la violencia psicológica

En primer lugar, cabe mencionar que la violencia psicológica puede existir tanto en la relación de pareja como en el ámbito familiar. Mientras que muy a menudo los padres son los que la dirigen a los hijos. La característica principal de esta forma de violencia es la degradación de la víctima por parte del agresor

Principalmente, la violencia psicológica se centra en la humillación, los insultos y la intimidación del individuo. Lo que conduce al aislamiento de la víctima, ya que está inundada de sentimientos de inutilidad y duda. De hecho, puede llegar a creer que el agresor tiene razón y le da aún más libertad para continuar con el abuso psicológico.

En la mayoría de los casos, este comportamiento agresivo se realiza de forma invisible, lo cual es difícil de comprender para la víctima, y también hace más complicado ingresar al proceso para enfrentarlo.

Publicidad

Violencia psicológica en la relación de pareja

En una historia de amor, se agregan otros factores. Existe un vínculo estrecho entre la pareja que a veces es difícil de «romper». En nombre del amor, muchos niegan o les cuesta entender el maltrato psicológico que reciben por parte de su pareja. 

No es raro que la relación sea adulada e idealizada por ambas partes, ejerciendo una forma de influencia que evita que la persona que experimenta esta forma de abuso se resista y se ponga de pie. La víctima se ve obligada a aceptar esta relación y permanecer mental y físicamente dependiente.

Abuso psicológico en niños

La violencia psicológica en los niños pequeños es perpetrada principalmente por sus padres, pero esto no significa que otra persona del círculo familiar inmediato, como sus abuelos o incluso sus maestros, pueda estar involucrada. 

Algunos ejemplos de estos comportamientos abusivos es cuando se compara constantemente al niño con otros niños de su edad o sus compañeros de clase. También los castigos sin explicación, los insultos, el descuido y finalmente ridiculizar y burlarse de los sentimientos del niño. 

Sin embargo, no debemos olvidar que tales comportamientos crean pensamientos negativos en el niño, que en el futuro pueden conducir a síntomas físicos y / o comportamientos delictivos.

Síntomas físicos de la violencia psicológica

Hay muchas personas que encarnan la violencia psicológica. Algunos de los síntomas físicos son trastornos del sueño, trastornos alimentarios, hipertensión y, en algunos casos, depresión. Apoyándonos principalmente en esto último, es importante aclarar que existe una diferencia entre la tristeza y la depresión. 

La depresión es una tristeza generalizada que se prolonga más de lo habitual y la persona experimenta sentimientos de inseguridad, desesperación y en algunos casos se presentan tendencias suicidas. La situación puede volverse aún más difícil cuando el abuso psicológico proviene de una persona cercana o de confianza, como una pareja. 

Cualquier persona, de cualquier edad, puede experimentar formas de violencia psicológica en algún momento de su vida. Pero lo principal es poder afrontarlo y alejarnos de la persona que la ejerce. 

Esto requiere reservas mentales y un círculo de apoyo adecuado al que la víctima pueda recurrir. El hecho de que la violencia psicológica no sea obvia no significa que no exista. ¡Es real y aflige a muchos de nuestros conocidos!

Publicidad