Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Miedo al abandono

Miedo al abandono: en qué consiste y cómo tratarlo

El miedo al abandono es un tipo de ansiedad que algunas personas experimentan cuando enfrentan la idea de perder a alguien que les importa. Todo el mundo lidia con la muerte o el final de una relación en su vida. La pérdida es una parte natural de la vida.

Publicidad

Sin embargo, las personas con problemas de abandono viven con miedo a estas pérdidas. También pueden exhibir comportamientos que empujen a las personas a irse para que la pérdida nunca llegue desprevenida.

El miedo al abandono no es una condición reconocida ni un trastorno de salud mental per se. En cambio, se considera una forma de estrés y se trata como tal. Los comportamientos iniciales del miedo al abandono a menudo no son intencionales.

Sin embargo, con el tiempo, la reacción que reciben estos comportamientos, así como la atención que los acompaña, pueden volverse auto reforzados. Esto puede hacer que uno repita los comportamientos para obtener la respuesta nuevamente.

Este comportamiento puede tener consecuencias nocivas para la salud. Con el tiempo, puede arruinar las relaciones. También puede prevenir el desarrollo de vínculos saludables.

Publicidad

La clave para tratar los problemas de abandono es encontrar tratamiento psicológico.

Síntomas del miedo al abandono en adultos

Las personas con miedo al abandono exhiben muchos de los mismos comportamientos, aunque algunos pueden ser más pronunciados que otros. Estos síntomas incluyen:

  • «Saltar» entre relaciones. Algunos pueden tener muchas relaciones superficiales. Pueden temer la intimidad y encontrar una razón para dejar una relación antes de que la otra persona pueda hacerlo.
  • Sabotaje en las relaciones. Algunos pueden comportarse de manera irracional para abandonar la relación. Por ejemplo, puede evitar a una pareja para que no se sienta herido si se va.
  • Adherencia poco saludable a las relaciones. Algunas personas con problemas de abandono pueden permanecer en una relación a pesar del deseo de irse. El miedo a estar solo a veces es más fuerte.
  • Necesidad de tranquilidad constante. Algunos pueden estar constantemente buscando un amigo o pareja y requieren garantías emocionales. Pueden instar regularmente a sus amigos o parejas a hacer declaraciones como «Siempre estaré aquí» y luego decir que no les creen.

Síntomas de problemas relacionados con el abandono en niños

Los niños que tienen lazos emocionales saludables con sus padres a menudo se molestan cuando se les deja solos, incluso por poco tiempo.

En cierta medida esta reacción es natural. Sin embargo, puede ser un signo de una condición de salud mental subyacente cuando conduce a:

  • Ansiedad de separación. Si a un niño le preocupa que sus padres vayan a algún lugar con anticipación, el niño puede expresar miedo al abandono.
  • Pánico. Si un niño comienza a sentir pánico cuando no ve a sus padres, su reacción exagerada puede ser una señal de un problema.
  • Miedo a quedarse solo. Algunos niños no pueden dormir sin sus padres ni los dejarán salir de la habitación.

Factores de riesgo a tener en cuenta

Algunos temores y problemas de abandono se vuelven invasivos. Pueden impedir que alguien lleve una vida normal y saludable.

Un historial de cualquiera de los siguientes puntos puede aumentar el riesgo de un tipo de miedo al abandono:

  • Negligencia. Las personas que han sido desatendidas, maltratadas o abandonadas, especialmente en la infancia, tienen más probabilidades de desarrollar este problema. Del mismo modo, los adultos que han sido descuidados cuando eran niños tienen más probabilidades de repetir los comportamientos con sus propios hijos.
  • Estrés. Los altos niveles de estrés pueden empeorar el estrés físico. Esto puede exacerbar los temores y generar nuevas preocupaciones.
  • Eventos traumáticos. Aquellos que han resultado heridos o han experimentado la muerte o que han sido víctimas de delitos tienen más probabilidades de desarrollar estos problemas.

¿Cuáles pueden ser las raíces del miedo al abandono?

El desarrollo humano saludable relacionado con la cobertura de necesidades físicas y emocionales. Durante la infancia, esta seguridad proviene de los padres. En la edad adulta, puede provenir de relaciones personales y románticas.

Sin embargo, algunos hechos pueden interrumpir esta garantía a cualquier edad. Cuando esto sucede, pueden surgir temores de abandono. Estos hechos pueden incluir:

Muerte. La muerte es natural, pero eso no la hace menos traumática. Perder a un ser querido inesperadamente puede crear un vacío emocional que puede llenarse con el miedo.

Abuso. El abuso físico y sexual, junto con otras formas de abuso, puede crear problemas prolongados de salud mental, incluido el miedo al abandono.

Pobreza. Si no se satisfacen las necesidades básicas, esto puede conducir a una falta de mentalidad. Esto puede generar temores de que los recursos emocionales, como el amor, la atención y la amistad, también sean limitados.

Pérdida de una relación. Divorcio, muerte, infidelidad. Para algunas personas, terminar una relación puede ser muy doloroso. Lo cual puede provocar miedos prolongados.

Qué hacer para superar el miedo al abandono

El tratamiento para el miedo al abandono se enfoca en crear límites emocionales saludables. Para llevarlo a cabo necesitas construir un arsenal de respuestas, que te ayudarán cuando sientas que los viejos patrones de pensamiento resurgen.

Los principales tratamientos para el abandono incluyen:

Terapia. Busca la ayuda de un profesional de la salud mental, como un terapeuta o un consejero. Pueden ayudarte a superar los miedos al abandono. También trabajarán contigo para comprender de dónde proviene el miedo y qué puedes hacer cuando sientas que el miedo está creciendo.

Autocuidado. Las personas con problemas de abandono pueden beneficiarse del autocuidado. Asegurar la satisfacción de las necesidades emocionales es importante para las amistades y las relaciones. De esta manera, puedes brindarle lo mejor a tu pareja, amigo o hijo.

Publicidad