Mente Asombrosa
Mujer con problemas de ciclotimia y repentinos cambios de humor y estados de ánimo
Inicio » Psicología » Qué es la ciclotimia y cómo diferenciarla del trastorno bipolar

Qué es la ciclotimia y cómo diferenciarla del trastorno bipolar

La ciclotimia o trastorno ciclotímico proviene del griego y significa algo así como “estados de ánimo en círculos”. La ciclotimia se caracteriza por un cambio constante entre un estado de ánimo ligeramente elevado y fases depresivas leves, sin que se pueda determinar una referencia a los eventos de la vida. Este “estado de ánimo inestable” es similar a los cambios del trastorno bipolar, pero no alcanza el mismo nivel.

Publicidad

¿Qué es la ciclotimia?

Bajo la ciclotimia se entiende un trastorno mental. Más específicamente, es un trastorno afectivo persistente, que se manifiesta por una inestabilidad crónica del estado de ánimo del paciente. En el curso de la ciclotimia, que también se llama trastorno ciclotímico o temperamento de ciclotima, hay un cambio de episodios depresivos, maníacos e hipomaníacos.

Sin embargo, los afectados no encuentran el trastorno mental extremo, por lo que el tratamiento es poco frecuente. La prevalencia a lo largo de la vida de la ciclotimia varía entre 0.5 y 1 por ciento. Es especialmente común en personas cuyos familiares padecen trastorno afectivo bipolar.

Finalmente, en algunos individuos, el trastorno ciclotímico en sí se convierte en un trastorno afectivo bipolar. Los síntomas de una ciclotimia son significativamente más bajos que en un trastorno afectivo bipolar.

El término ciclotímico cambió su significado con el tiempo. Fue acuñado en 1880 por el psiquiatra alemán Karl Ludwig Kahlbaum (1828-1899). Sirvió como término para el trastorno afectivo bipolar de hoy y registró su naturaleza cíclica. En años posteriores, el término se usó para describir el cuadro clínico del trastorno ciclotímico.

Publicidad

Cuáles son las causas de la ciclotimia

Las causas exactas de la ciclotimia son desconocidas. Se asume que las disposiciones genéticas o eventos traumáticos conducen a su formación. El trastorno puede ocurrir independientemente de la edad de la persona afectada. La mayoría de las experiencias estresantes u otras enfermedades son responsables de ella.

Lo típico del trastorno ciclotímico es el cambio entre episodios hipomaníacos (estado de ánimo ligeramente elevado) y depresivos. Las fluctuaciones dinámicas son espontáneas o reactivas, provocadas por ciertos eventos. La ciclotimia suele aparecer en la infancia tardía o en la edad adulta temprana. En algunos casos, puede durar toda la vida. Durante meses, el estado de ánimo y la unidad a menudo permanecen discretos.

Señales y síntomas

Si hay una fase depresiva durante la ciclotimia, los pacientes carecen de motivación. Además, sufren problemas para conciliar el sueño o quedarse dormidos y problemas de concentración. Se reduce la autoconfianza de las personas afectadas.

Tienen menos conversaciones de las que suelen tener. Otros síntomas típicos de la depresión incluyen la pérdida de interés, la culpa, la reflexión, el pesimismo sobre el futuro y el retiro social. Si se produce un período de gran ánimo, el impulso es más fuerte y disminuye la necesidad de dormir.

No pocas veces, la autoestima de los pacientes es más pronunciada. Tienen más conversaciones de lo habitual y son inusualmente creativos en su forma de pensar. Algunas personas experimentan un mayor deseo sexual durante el episodio hipomaníaco.

Curso de diagnóstico y enfermedad

El diagnóstico de ciclotimia no se puede establecer hasta que las personas afectadas hayan tenido al menos dos años de episodios hipomaníacos y depresivos alternos. Además, los intervalos sin síntomas no deben durar más de dos meses.

Los períodos hipomaníacos no conducen a graves discapacidades sociales o laborales. También a una estancia hospitalaria no llega. De manera similar, no deberían aparecer síntomas psicóticos, de lo contrario, existen las condiciones para un episodio mixto o maníaco. En tales casos, el médico no puede detectar ningún trastorno ciclotímico.

Lo mismo se aplica si ha ocurrido depresión mayor durante los primeros dos años de la enfermedad. También se deben descartar trastornos delirantes o psicóticos. Los síntomas no deben ser causados ​​por la ingesta de medicamentos u otras sustancias.

Otra pista importante son los trastornos afectivos bipolares que ocurren dentro de la familia del paciente. Un criterio de diagnóstico importante para el médico es que los cambios de humor de la ciclotimia generalmente no son causados ​​por ciertos eventos en la vida del paciente. Por regla general, se muestran espontáneamente.

En el diagnóstico diferencial, se debe prestar atención a los trastornos de adaptación con estado de ánimo depresivo, trastorno bipolar y trastornos depresivos o distímicos.

La ciclotimia suele durar varios años. Debido a que los pacientes a menudo los consideran cambios de humor comunes o caracteres inalterables debido a su levedad, rara vez consultan a un médico. En algunos casos, la ciclotimia también se asocia con adicciones como el abuso de drogas o alcohol. En raras ocasiones, hay un curso negativo que conduce al trastorno bipolar.

¿Cuándo acudir al doctor?

Las anomalías de comportamiento o los cambios repentinos en la naturaleza de una persona indican un trastorno de salud. Los cambios deben ser discutidos con un médico para aclarar los síntomas.

  • En caso de alteraciones de la concentración, se recomienda consultar a un médico para realizar el diagnóstico de las causas de estos cambios de sueño o de humor. Si se trata de un estado de ánimo deprimido y una actitud fundamentalmente negativa hacia uno mismo y hacia la vida en general, la persona interesada necesita ayuda.
  • Si en el curso normal de la vida hay fases de mayor euforia y un estado de ánimo elevado, como una reacción a los estados de ánimo depresivos, es necesaria la visita de un médico.
  • Si disminuye en estas fases la necesidad de dormir al mínimo, la autoestima se incrementa en gran medida, mostrando la persona en este momento una actitud muy arrogante hacia la vida, esto indica la existencia de un trastorno mental.

Las característica de una ciclotimia es a la vez una actitud apática y por otro lado un ligero retraso, un comportamiento que es muy arriesgado e irresponsable. No poder cumplir con las obligaciones diarias, tener una falta de interés o aislarse de la sociedad, esto debe ser investigado por un profesional.

Tratamiento y terapia

El tratamiento que se aplique al trastorno ciclotímico lo determina el médico individualmente con el paciente. Por ejemplo, la administración de medicamentos como los antidepresivos es posible aunque no la única manera de tratarlo. Esto debido a que tomar antidepresivos es visto críticamente.

Además, se puede realizar una psicoterapia como una terapia de conversación o terapia conductual. Otra opción de tratamiento útil es la terapia de monitoreo. Por el contrario, el uso de terapia electroconvulsiva para el tratamiento del trastorno ciclotímico resultó ineficaz. Es importante comenzar la terapia poco después del diagnóstico, para contrarrestar el agravamiento de la enfermedad.

Publicidad

Jimena Villagra

Jimena Villagra

Jimena Villagra es Psicóloga, con formación en Terapia Familiar sistémica y Constelaciones Familiares.Terapia Individual, pareja y familia. También se ha desarrollado como colaboradora en la organización de jornadas de Prevención y sensibilización en Violencia de Género. Con experiencia en el área Clínica y Sociolaboral.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos gustaría saber qué piensas, deja tu comentario.x
()
x