Mente Asombrosa
Cómo acompañar a alguien que quiere dejar de fumar
Inicio » Superación personal » Terapeutas revelan 12 maneras de alentar a alguien a dejar de fumar

Terapeutas revelan 12 maneras de alentar a alguien a dejar de fumar

Todos hemos escuchado sobre los peligros y los efectos nocivos de fumar durante toda la vida. Sin embargo, la mayoría de nosotros conocemos al menos a una persona que fuma o incluso nosotros mismos podemos ser fumadores. A pesar de reconocer que el tabaco no es saludable y es muy dañino, dejar de fumar no es una tarea fácil. Una persona que está tratando de dejar el hábito de fumar necesita el apoyo de amigos y familiares para alentarlos durante el camino.

Publicidad

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la prevalencia del tabaquismo se redujo del 20,9% en 2005 al 13,7% en 2018. Y aunque esa tendencia muestra una excelente promesa, el tabaquismo sigue siendo un hábito perjudicial para muchos.

Sabemos que fumar puede provocar diversas enfermedades y afecciones de salud a largo plazo, como cáncer, enfisema, enfermedades cardíacas, reducción de la circulación y disminución de fertilidad. Muchas de estas afecciones de salud son crónicas e irreversibles, por eso cuanto antes dejes de fumar, mejor será tu salud a largo plazo.

12 maneras de alentar a alguien para dejar de fumar

Al ser seres queridos de fumadores, podemos ver cuán peligroso y poco saludable puede ser el hábito. No importa cuánto queramos ayudarlos, debemos reconocer que ellos deben decidir dejar de fumar por su cuenta. Como amigos y familiares, jugamos un papel esencial en alentar a nuestro ser querido, pero finalmente no podemos controlar su elección.

1. Reconoce que dejar de fumar en un problema

La nicotina es una sustancia increíblemente adictiva que afecta no solo nuestra salud física sino también nuestra salud mental. Esta cambia la estructura de nuestros cerebros, lo que nos hace ser dependientes de ella. De hecho, un estudio cita la adicción al tabaco como un “trastorno cerebral crónico”.

Publicidad

Por lo tanto, debemos reconocer y comprender el poder que tiene la nicotina en quienes la utilizan.

Independientemente de si nosotros hemos fumado o no, debemos comprender cuán complicado puede ser este proceso para nuestros seres queridos. Será un gran desafío y un logro significativo para la persona.

2. Comprende que este es un proceso continuo

Debido a la forma en que la nicotina influye en el cerebro de una persona, también debemos entender que dejar de fumar es un proceso continuo. Es un cambio de vida significativo que tomará una cantidad considerable de tiempo y esfuerzo. Al que deja de fumar le tomará tiempo volver a entrenar su cerebro y reemplazar el tabaquismo con patrones nuevos y más saludables.

3. Cada persona tiene sus razones únicas

Independientemente de tu perspectiva, el que está tratando de dejar de fumar ciertamente tiene diferentes razones por las cuales quiere dejar de fumar. Al ser cercanos a nuestro amigo o miembro de la familia, ciertamente conocemos los peligros del tabaco y tenemos nuestras razones para querer que lo dejen. Sin embargo, lo mejor es hablar con nuestros seres queridos para comprender cuáles son SUS motivaciones.

Al comprender por qué quieren dejar de fumar, podemos ayudar a recordarles hacia dónde se están dirigiendo. Esta comprensión puede servir como un faro para que sigan adelante a pesar de los desafíos en el camino. Lo más importante es que los alentemos a seguir adelante.

Cada fumador tiene su propia vida e historia. Pueden estar influenciados por el dinero, salud, familia, carrera u objetivos futuros. Es posible que quieran recuperar el control sobre su propio cuerpo. Cualesquiera que sean las razones, deben ser relevantes para ellos y los mantienen motivados. Al apoyar a esta persona, podemos recordarles porqué se están esforzando en tiempos de lucha o tentación.

4. Ponte en su lugar

Las estadísticas nos dicen que el 70 por ciento de los fumadores estadounidenses adultos quieren dejar de fumar. Sin embargo, se están enfrentando a abandonar un hábito que envía señales positivas de recompensa a su cerebro. Muchos de ellos han fumado regularmente durante muchos años, por lo que dejar de fumar es un cambio de vida enorme.

Así que reúne cierta empatía y ponte en los zapatos de esa persona.

Incluso si nunca hemos fumado, podemos recordar un momento en que tuvimos que renunciar a algo. Tu adicción puede ser a la de la comida chatarra, cafeína, alcohol, o cualquier otra cosa. Solo entonces podrás comprender la profundidad del proceso para dejar de fumar.

5. No seas agresivo

Independientemente de cuánto nos perjudiquen los malos hábitos de nuestros seres queridos, no podemos cambiar sus decisiones. Al final del día, es su vida y sus elecciones de estilo de vida. Necesitamos respetar eso.

Si estamos apoyando a alguien que está en proceso de dejar de fumar, es esencial que nosotros estemos allí para brindarle un refuerzo positivo y alentarlo. Podemos ayudarlos guiándolos hacia las decisiones correctas y alejarlos de las influencias negativas. Sin embargo, presionarlos demasiado o ser muy contundentes durante nuestro apoyo no los beneficiará en absoluto.

En todo caso, esto puede causar más enojo y frustración, lo que en última instancia puede ser contraproducente y hacer que vuelvan a fumar. Por lo tanto, tenemos que ser solidarios y alentarlos, pero debemos asegurarnos de no cruzar la línea.

6. Se comprensivo y empático en cada paso del camino

Muchos fumadores dicen que quieren dejar de fumar. Sin embargo, un número significativo de esas personas nunca tiene éxito. Para la mayoría de ellos, primero hacen falta varios intentos fallidos antes de que lo logren. Un estudio revela que algunos fumadores intentan “dejar de fumar” treinta veces antes de tener éxito.

Siendo amigos o familiares del fumador, debemos reconocer esto.

No importa cuánto quieran dejar de fumar, es muy probable que se vuelvan a caer en alguna que otra ocasión. Solo sé comprensivo y anímalos a volver al camino correcto. Anima a tu amigo a ser resistente y guíalo lejos de las influencias negativas siempre que sea posible

También es esencial reconocer que cualquier intento que hagan ya es un avance. Esto demuestra que tienen la motivación y están haciendo un esfuerzo, que son dos aspectos positivos y cruciales para alcanzar el éxito. Si cometen errores o incluso vuelven a fumar regularmente, podemos recordarles cuáles son sus metas. También debemos reconocer sus logros y alentarlos a intentarlo de nuevo.

7. No lo critiques

Si alguien deja de fumar o comienza a fumar a tiempo completo nuevamente después de un intento de dejar de fumar, no debemos ser críticos. Probablemente, ya se sienten lo suficientemente mal por eso. Criticar y hacer que se sientan culpables solo empeora el problema.

En este caso debemos ser solidarios y comprender sus errores, pero hacerles saber que todavía creemos en ellos. Al sentir este apoyo positivo, la persona se sentirá más alentada a intentarlo nuevamente y continuar tomando decisiones positivas en la vida.

8. Solamente hazle saber que cuenta contigo

A medida que alguien pasa por el proceso de dejar de fumar, indudablemente habrá muchas luchas y momentos incómodos en el camino. Lo más importante que podemos hacer es simplemente hacerles saber que sus amigos estaremos allí para escuchar. La mayor parte del tiempo, tan solo estar presentes y disponibles para hablar y escuchar a nuestro ser querido es lo más importante que podemos hacer.

Simplemente decirle a la persona que no está sola y que estás allí puede marcar la diferencia.

9. Ayúdales a desarrollar actividades alternativas y sigan adelante con las estrategias para dejar de fumar

Como amigo o familiar, una de las cosas más importantes que puedes hacer es ayudarlos a dejar de fumar. Lo mejor es trabajar con ellos para desarrollar otras actividades y hábitos más saludables que ambos puedan disfrutar.

Estas estrategias y actividades alternativas pueden variar mucho según la persona en particular y sus intereses.

Una actividad alternativa útil podría ser alguna forma de ejercicio: caminar, correr, andar en bicicleta o practicar un deporte. Esta puede ser una excelente manera de lidiar con cualquier energía ansiosa o inquietud que pueda provocar el dejar de fumar.

Si la persona está acostumbrada a fumar en lugares particulares o en entornos sociales específicos, como bares o clubes, sugiere actividades alternativas que pueda disfrutar. Estos podrían incluir ir al cine o a un restaurante libre de humo. Esto también puede motivarte a incorporar actividades más saludables en tu propia vida.

Al desarrollar estas estrategias y participar en nuevas actividades, siempre es bueno reconocer cualquier desencadenante. Ayuda a la persona a continuar evitando los factores desencadenantes o los lugares que le pueden dar ganas de volver a fumar.

10. Bríndales recursos externos

Todos sabemos que no importa lo cerca que estemos o cuánto queremos influir en el comportamiento de alguien, nuestros deseos no siempre son suficientes. Cuando se trata de cualquier tipo de luchas o cambios, a menudo puede ser útil obtener una perspectiva externa.

No importa cuánto alentemos a nuestro ser querido, aún puede necesitar apoyo externo. Para muchos, puede ser muy útil hablar con médicos y terapeutas sobre estrategias que pueden beneficiarlos tanto física como mentalmente en el camino.

Para muchas personas, los grupos de apoyo pueden ser increíblemente beneficiosos. Hay muchos grupos de apoyo, tanto en línea como en persona, para aquellos en el proceso de dejar de fumar. Estos son muy importantes para ayudar a las personas a conectarse con aquellos que luchan con los mismos problemas o problemas similares.

Tener este tipo de sistema de apoyo externo puede ser muy útil para los que dejan de fumar, ya que reconocen que no están solos y que muchos otros están lidiando con los mismos problemas que ellos. Hay poder en los números, y tener esta red de apoyo puede ser muy poderoso para alguien que deja de fumar.

11. Celebra pequeñas victorias en el camino

A medida que nuestros seres queridos continúen su camino hacia la ausencia de tabaco, podemos seguir recordándoles sus logros en el camino, sin importar cuán pequeños sean. Desde simplemente pasar un día sin un cigarrillo hasta no fumar durante seis meses, podemos celebrar con ellos en cada paso del camino.

12. Enfatiza lo positivo

Recuerde mantenerte positivo para alentar a tu ser querido. A menudo podemos pasar por alto esto y señalar demasiado los aspectos negativos del tabaquismo. Por ejemplo, tendemos a recordar a nuestros seres queridos los estragos de la nicotina en el cerebro o los pulmones.

En lugar de esto, enfatice los resultados positivos que verán cuando superen su adicción. Por ejemplo, recuérdales que si lo logran podrán seguir jugando con sus hijos y alcanzar a jugar con sus nietos.

Centrarse en los aspectos positivos (beneficios) en lugar de los negativos (los peligros) motivará a tu amigo. Recuerda, ellos conocen los riesgos de los cigarrillos. Lo que tal vez aún no pueden ver es cuan mejor será su vida sin la nicotina.

Bibliografía
  1. Bruijnzeel A. W. (2017). Reward Processing and Smoking. Nicotine & tobacco research : official journal of the Society for Research on Nicotine and Tobacco, 19(6), 661–662. doi:10.1093/ntr/ntw303
  2. Chaiton, M., Diemert, L., Cohen, J. E., Bondy, S. J., Selby, P., Philipneri, A., & Schwartz, R. (2016). Estimating the number of quit attempts it takes to quit smoking successfully in a longitudinal cohort of smokers. BMJ open, 6(6), e011045. doi:10.1136/bmjopen-2016-011045

Publicidad

Mente Asombrosa

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios