Mente Asombrosa
Cuasas del síndrome de Houdini
Inicio » Psicología » Síndromes » Qué es el síndrome de Houdini y cómo identificarlo

Qué es el síndrome de Houdini y cómo identificarlo

Un individuo con el Síndrome de Houdini es aquel capaz de huir de situaciones en las que se pueda ver comprometido de forma inesperada a nivel sentimental.

Una persona con este síndrome puede mostrarse muy interesada en otra que acaba de conocer, manifestarle sus deseos de tener una relación sentimental y de pronto desaparecer tal y como Houdini se libraba de cualquier encierro.

En qué consiste el síndrome de Houdini

Un individuo de mediana edad, bien parecido, profesional en pleno desarrollo, nacido en una familia donde se vio siempre alejado de la frustración; podría afirmarse que fue sobreprotegido por los padres.

Pero sus padres no pudieron librarle de una traición que experimentó de la mujer de la cual se enamoró y de los sentimientos que quedarían para siempre instalados dentro de sí.

Este hombre se juró a sí mismo no volver a enamorarse nunca más a pesar de que goza de juventud, talento y tiene éxito con las mujeres. Con sus heridas emocionales a flor de piel cada tanto sale de fiesta y a menudo conoce mujeres interesantes.

Después de la fiesta se asegura de mantener el contacto con ellas y practica su ya conocida técnica de seducción con flores y cientos de detalles. Saludos y poesías por el móvil y las redes.

Son escasas las ocasiones en las que no logra conquistar a la chica de turno pero siempre, transcurrido un mes o dos, desaparece de pronto de la vida de esa mujer y corta con toda posibilidad de contacto.

Este es el típico caso del síndrome de Houdini, claro está que no todos han recibido decepciones amorosas, el retroceso o la conducta evasiva que surge en la fase de rechazo puede provenir de diversas causas.

Este síndrome debe su nombre al escapista más conocido de todos los tiempos, Harry Houdini, y es que tal como este mago, que se libraba de situaciones o encierros imposibles de escapar, actúa la persona con el síndrome ante la mínima posibilidad de verse implicado en una relación sentimental.

La persona, ante la amenaza de un compromiso sentimental que no desea asumir, emprende la huida, que suele ser diferente en cada caso.

Características de los individuos con Síndrome de Houdini

Los individuos con el síndrome de Houdini bien podrían ser confundidos con inmaduros emocionales en vista de su negación a asumir compromisos a nivel sentimental, y de cierta forma lo son pero hay que tomar en cuenta todo el contexto que conjugó para que esta persona comenzara a proceder de ésta forma.

Las características de las personas con síndrome de Houdini son las siguientes:

1. Temor exacerbado al compromiso sentimental

No desean bajo ninguna circunstancia mantener a largo o mediano plazo una relación de tipo sentimental con otra persona. Ante la posibilidad de que una atracción o unas cuantas citas con una persona en especial comiencen a mostrar los síntomas de que podría convertirse en algo serio, sentirá la impulsiva necesidad de emprender la huida y desaparecer.

Esta persona puede ser la eterna soltera o soltero que pasa la vida en medio de la falsa ilusión de la conquista, donde nunca se mostrará tal como es ni se arriesgará a ligarse sentimentalmente a ningún individuo.

2. Existen diversas formas para el escape

Es bien sabido que cuando esta persona observa que de alguna manera puede ser atrapada siempre huirá pero no siempre este alejamiento es físico, también puede tratarse de un distanciamiento emocional.

El distanciamiento emocional se va ejecutando de manera progresiva y en ocasiones de forma imperceptible para la otra persona implicada, esta hará uso de múltiples excusas y mentiras para mantenerse alejado y retirarse de la situación.

En otros casos, las personas cortan todo contacto y sencillamente desaparecen de la vida del otro sin dar la mínima explicación, tal como lo haría Houdini en cualquiera de sus actos de escapismo.

Este último caso resulta bastante difícil de digerir para la otra persona implicada porque puede haber atravesado de la manifestación de amor y admiración en su máxima expresión al abandono.

3. Miedo a establecer relaciones

La negación a establecer vínculos con otra persona a nivel sentimental puede fundamentarse en distintos motivos pero a grandes rasgos se trata de un escaso o nulo desarrollo emocional.

Unos temen a perder la libertad que tanto han cuidado y prefieren mantenerse en soledad e interponer una dura coraza en cuanto se sienten atraídos por otra persona y alejarse antes de que llegue a gustarles más de la cuenta.

Otros no han logrado superar viejas heridas emocionales y ante la posibilidad de que les vuelvan a hacer daño prefieren no arriesgarse para no sufrir. A fin de cuentas, ni ganan, ni pierden, ni sufren, ni gozan y tampoco experimentan crecimiento.

Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse