Mente Asombrosa
Entendiendo que es el reduccionismo
Inicio » Psicología » Reduccionismo – Entendiendo qué significa y su utilidad

Reduccionismo – Entendiendo qué significa y su utilidad

El reduccionismo es una teoría en psicología que se enfoca en reducir los fenómenos complejos a sus partes más básicas. A menudo se contrasta con el holismo, que se centra en mirar las cosas como un todo.

Publicidad

El propósito del reduccionismo es simplificar los eventos y procesos psicológicos observando sus elementos más pequeños y reducir algo bastante complejo a lo más simple.

Estos dos enfoques a menudo se enfrentan entre sí. Cuando un reduccionista sugiere que la mejor manera de entender algo es mirar de qué está hecho, un holista argumenta que el producto total es algo más que la suma de sus partes.

Una mirada más cercana al reduccionismo

El reduccionismo es un enfoque que se utiliza en muchas disciplinas, incluida la psicología, y se centra en la creencia de que podemos explicar mejor algo dividiéndolo en sus partes individuales.

Si quieres entender algo, el enfoque reduccionista sugiere simplemente echar un vistazo a cada uno de sus componentes. Por ejemplo, si deseas comprender un automóvil, debes observar cada parte del motor, la carrocería y el interior.

Publicidad

La gran pregunta en psicología no es si el reduccionismo tiene valor o no, sino en qué medida puede ser útil.

Puede ser muy útil en algunos tipos de investigación, pero en muchos casos el producto total SÍ es algo más que la suma de sus productos. El producto total en cuestión tiene lo que se conoce como propiedades emergentes que simplemente no están presentes en sus piezas más pequeñas.

Tomando un automóvil como ejemplo, una mirada a cada componente individual puede decir mucho sobre la mecánica del vehículo, pero no te dará una idea de qué tan cómodo es el interior, qué tan suave es el movimiento o qué tan bueno es el interior.

¿Como se usa?

Usando esta perspectiva, al tratar de comprender el comportamiento humano, los científicos dirían que la mejor manera de entender esto es observar las partes que componen cada sistema del cerebro y el cuerpo humano. Una vez sabiendo cómo funciona cada parte, los reduccionistas sugieren que después podemos construir una comprensión del conjunto basada en lo que sabemos sobre cada elemento, que a su vez contribuyen a cómo funciona el conjunto.

También hay varias áreas dentro de la psicología en las que opera el reduccionismo.

En su nivel más básico, el reduccionismo puede centrarse en las neuronas y los procesos neurológicos que afectan la forma en que las personas piensan y actúan.

Otro nivel muy básico de reduccionismo sería examinar el ADN y los genes para determinar cómo la genética afecta el comportamiento humano. Este nivel de reduccionismo también podría centrarse en las diferentes partes del cerebro y en cómo cada estructura en el cerebro afecta los diferentes procesos y comportamientos.

Otro nivel del reduccionismo se centraría en cómo el comportamiento puede reducirse a ciclos de estímulo-respuesta (es decir, conductismo).

El enfoque cognitivo también representaría otro aspecto del reduccionismo que tiene como objetivo comprender cómo las personas recopilan, almacenan, procesan y usan la información.

Los niveles más altos del enfoque reduccionista podrían tener una visión más amplia de cómo ciertas cosas, como las interacciones sociales y la cultura, afectan el pensamiento y las acciones de las personas.

Como puedes ver en cada uno de estos ejemplos, el reduccionismo se trata de detectar problemas psicológicos y dividirlos en un enfoque mucho más estrecho.

¿Cuál es la utilidad del reduccionismo?

¿Por qué deberían los investigadores elegir un enfoque reduccionista cuando estudian diferentes fenómenos psicológicos? Si bien este proceso a menudo simplifica las cosas, existen razones por las cuales el reduccionismo puede ser útil.

Aspectos importantes

Una de las principales ventajas del reduccionismo es que los investigadores pueden observar cosas increíblemente diferentes y complejas, como la mente y el comportamiento humano, y dividirlas en partes más pequeñas que son más fáciles de estudiar. Esto permite a los investigadores centrarse en un problema particular.

Por ejemplo, los investigadores podrían usar el enfoque reduccionista al examinar una enfermedad psiquiátrica como la depresión. En lugar de tratar de explicar todos los diferentes factores que pueden contribuir a la depresión, una perspectiva reduccionista podría sugerir que la depresión es causada por procesos biológicos en el cuerpo.

Hace que lo complicado sea menos intimidante

A medida que te acercas a un problema realmente difícil, puede ser demasiado fácil sentirse abrumado por todas las preguntas e información disponibles. Por ejemplo, al investigar problemas psicológicos, los investigadores pueden tener dificultades para formular una hipótesis básica a menos que puedan encontrar una manera de llamar la atención sobre un aspecto muy pequeño de un fenómeno.

Si bien esta visión pasa por alto otros factores que podrían contribuir, como: B. Genética, relaciones sociales y variables del entorno, los investigadores reciben un enfoque más cercano de sus estudios. Al utilizar el reduccionismo para simplificar el tema que se está investigando, los investigadores pueden examinar un componente con mucha mayor profundidad.

Desventajas del reduccionismo

El reduccionismo tiene algunas ventajas importantes, pero también algunas desventajas que deben tenerse en cuenta.

Ignora factores que contribuyen a un problema

La clara desventaja del reduccionismo es que se concentra tanto en los elementos más pequeños que contribuyen a un fenómeno que no tiene en cuenta otros factores que también pueden desempeñar un papel significativo.

En el ejemplo anterior, los investigadores que tenían un enfoque biológico para explicar la depresión podrían centrar sus estudios en las reacciones químicas y el equilibrio en el cuerpo que contribuyen a los síntomas de la depresión. Si bien este tipo de investigación puede conducir a importantes avances médicos en el tratamiento de la depresión, se excluyen otras variables como la cognición, las influencias hereditarias, los problemas personales, el abuso de sustancias y otras variables.

No lo toma en cuenta todo

Si bien el reduccionismo puede ayudar a tener una mirada más cercana a los componentes de un fenómeno, no permite observar cómo interactúan estas variables. Muy pocas cosas tienen una causa simple. El reduccionismo permite a los investigadores observar cada componente individualmente, pero en realidad no examina cómo funcionan juntos estos elementos más pequeños.

Los sistemas complejos son dinámicos y cambian constantemente. A menudo podemos tener una idea más clara de cómo funciona algo cuando observamos cómo funcionan las cosas en su conjunto.

Ejemplos en la psicología

Hay varios enfoques diferentes de la psicología que reflejan una visión reduccionista de la ciencia, estos incluyen:

1. Biopsicología

El enfoque biológico de la psicología se centra en comprender cómo los procesos biológicos subyacentes contribuyen al comportamiento humano. Este es un tipo de reduccionismo porque los investigadores se centran en una parte más pequeña de la experiencia humana.

Por ejemplo, al estudiar una condición mental, los biopsicólogos sospecharían que el problema es el resultado de un proceso biológico en el cerebro y el cuerpo. Para tratar la enfermedad, recomendarían medicamentos que traten el problema a nivel fisiológico.

2. Conductismo

El enfoque conductista de la psicología se centra en cómo las interacciones con el entorno contribuyen al aprendizaje y al comportamiento humano. En el sentido más estricto, el conductismo sugiere que se puede pensar en todos los comportamientos humanos en términos de condicionamiento y refuerzo. Este enfoque reduccionista ignora otros factores como la cognición y la biología para enfocarse solo en las influencias externas.

Un conductista podría examinar una condición psicológica para ver cómo la conducta actual fue causada por un aprendizaje previo. Para tratar la enfermedad, un conductista recomendaría el uso de técnicas de modificación de conducta para debilitar estas asociaciones antiguas y formar otras nuevas.

3. Psicología cognitiva

El enfoque cognitivo se centra en examinar cómo los procesos mentales internos pueden ser examinados cuidadosa y objetivamente. Este enfoque es reduccionista porque se enfoca solo en las ideas y descuida otros factores que podrían contribuir al comportamiento.

Un psicólogo cognitivo podría explicar un estado psicológico basado en los patrones de pensamiento subyacentes que contribuyen a los sentimientos y comportamientos de la persona. Este puede recomendar un tratamiento que tenga como objetivo cambiar las cogniciones poco saludables para reemplazarlas por otras más positivas y realistas.

Reduccionismo vs. Holismo

El enfoque reduccionista de la ciencia a menudo se yuxtapone con el enfoque holístico que aborda las cosas como un todo en lugar de centrarse en las partes individuales. El enfoque holístico no ignora la importancia de cada componente individual, sino que sugiere que para comprender el todo, debe examinarse cómo funcionan estas partes en diferentes niveles y cómo interactúan e influyen entre sí.

Hay muchas áreas de la psicología que tienden a tener una visión más holística de la ciencia del pensamiento y el comportamiento humano.

Por ejemplo, la psicología social, la psicología humanista y la psicología positiva se centran más en comprender cómo funcionan las personas en su conjunto que en mirar solo una pequeña fracción de la experiencia humana.

Bibliografía
  1. Fang, F. C., & Casadevall, A. (2011). Reductionistic and holistic science. Infection and immunity, 79(4), 1401–1404. https://doi.org/10.1128/IAI.01343-10
  2. Rose S. (1998). What is wrong with reductionist explanations of behaviour?. Novartis Foundation symposium, 213, 176–221. https://doi.org/10.1002/9780470515488.ch13
  3. Pérez-Álvarez M. (2018). Psychology as a Science of Subject and Comportment, beyond the Mind and Behavior. Integrative psychological & behavioral science, 52(1), 25–51. https://doi.org/10.1007/s12124-017-9408-4
  4. Phelps B. J. (2007). Why We Are Still Not Cognitive Psychologists: A Review of Why I Am Not A Cognitive Psychologist: A Tribute to B. F. Skinner. The Behavior Analyst, 30(2), 217–226.

Publicidad

Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse