Mente Asombrosa
la imagen corporal
Inicio » Psicología » ¿Qué es la imagen corporal y cómo se construye?

¿Qué es la imagen corporal y cómo se construye?

La imagen corporal se refiere a cómo te sientes y qué piensas acerca de tu cuerpo. Esto incluye la imagen de tu cuerpo que tienes mentalmente, que puede o no coincidir con la forma y las proporciones reales de tu cuerpo.

Publicidad

Cuando tienes una imagen corporal positiva o saludable te sientes feliz y satisfecho con tu cuerpo, además de sentirte cómodo contigo mismo y aceptar tu aspecto en general.

Una imagen corporal negativa o poco saludable te hace sentirte descontento con tu aspecto. Las personas que se sienten así a menudo quieren cambiar el tamaño o la forma de su cuerpo.

La imagen corporal puede cambiar a lo largo de tu vida

Tener una imagen corporal saludable es importante. Cuando te sientes bien con tu cuerpo, es más probable que tengas una buena autoestima y salud mental, así como hábitos equilibrados a la hora de comer y hacer actividad física.

Una imagen corporal saludable en la infancia puede sentar las bases para una buena salud física y mental más adelante en la vida. Una imagen corporal poco saludable en la infancia puede tener consecuencias duraderas.

Publicidad

La imagen corporal de tu hijo: diferentes influencias

La imagen corporal de tu hijo puede verse influenciada por muchos factores.

Estos factores incluyen el entorno familiar, la capacidad o la discapacidad, las actitudes de los compañeros, las redes sociales, los antecedentes culturales y más.

La pubertad también es una gran influencia. Durante la pubertad, el cuerpo de tu hijo está experimentando muchos cambios. Pero al mismo tiempo, adaptarse y verse igual que otras personas se vuelve más importante para ellos.

Tú también influyes en la imagen corporal de tu hijo. Hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a tu hijo a desarrollar una imagen corporal positiva, que incluyen:

  • Hablar y escuchar a tu hijo;
  • Hacer sentir a tu hijo como una persona completa;
  • Ser un modelo positivo de imagen corporal.

Hablar acerca del cuerpo y la imagen corporal con tu hijo

Tu hijo necesita de tu ayuda para clasificar y comprender los mensajes de su cuerpo.

A veces puedes ayudar simplemente escuchando activamente cómo se siente su hijo sobre los cambios físicos de la pubertad. Esto significa que realmente prestes atención a las preocupaciones de tu hijo y demuestres que te importa y estás interesado en lo que está diciendo. Si tu hijo se siente confundido, puedes asegurarle que los cambios son normales y que significa que está creciendo.

También es bueno hablar con tu hijo sobre imágenes en redes sociales y otros medios. Algunas imágenes establecen ideales poco realistas para los adolescentes. Pero puede ser de mucha ayuda que le expliques cómo las imágenes a menudo se manipulan digitalmente para que las personas se vean más ‘hermosas’ de lo que realmente son.

Centrarse en tu hijo como una persona completa

Esto se trata de elogiar a tu hijo por quién es y lo que es capaz de hacer, en lugar de su estatura o forma.

Puedes hacerle saber a tu hijo que estás orgulloso de él por cosas que no están relacionadas con la apariencia. Esto puede incluir el sentido del humor de tu hijo, su esfuerzo en la escuela, el apoyo que da u otras habilidades especiales.

También puedes ayudar a tu hijo a dedicar tiempo a intereses y actividades que lo hagan sentir bien.

Ser un modelo positivo de imagen corporal

Si demuestras que te sientes positivo con tu propio cuerpo, será más fácil para tu hijo ser positivo con su cuerpo. Una actitud positiva incluye:

  • Hacer de la alimentación saludable y la actividad física parte de tu vida familiar cotidiana;
  • Evitar las dietas populares o de choque;
  • Apreciar tu propio cuerpo por lo que puede hacer, no solo por cómo se ve;
  • Estar orgulloso de cosas en ti mismo que no están relacionadas con la apariencia;
  • Aceptar y valorar a las personas sin importar cómo se vean, y no juzgar cómo se ven las personas.

A veces, actitudes negativas hacia nuestro cuerpo pueden aparecer en forma de comentarios y mensajes sutiles sin que realmente nos demos cuenta. Por ejemplo, podríamos ver a un amigo y decir algo como: ‘Te ves genial, ¡has perdido tanto peso!’ Comentarios como estos pueden influir en la forma en que los niños se sienten acerca de sus cuerpos.

Es importante que todos los miembros de tu familia sepan que las burlas sobre el peso o la apariencia no están bien. Las burlas pueden tener una influencia negativa en la imagen corporal y también pueden conducir a la intimidación.

Preocupaciones de la imagen corporal en adolescentes: signos a tener en cuenta

Es normal que tu hijo sea consciente de su cuerpo y quiera llevar un estilo de vida saludable.

Pero hay algunas señales de que tu hijo se está enfocando demasiado en su cuerpo. Con lo cual podría parecer que tu hijo tiene ansiedad y estrés acerca de cómo se ve. Él podría demostrar esto al:

  • Criticar su cuerpo, por ejemplo, podría decir que es feo;
  • Comparar continuamente su cuerpo con otros;
  • No querer salir de casa por la manera en que se ve;
  • No hacer actividades o probar cosas nuevas debido a la forma en que se siente acerca de su cuerpo;
  • Obsesionarse con perder peso o con partes específicas de su cuerpo, como la cara o las piernas;
  • Pasar mucho tiempo mirándose en el espejo o tomando fotos y buscando cambios o imperfecciones;
  • Vincular la comida con sentimientos de culpa, vergüenza o culpa.

Si crees que tu hijo está experimentando alguno de estos signos, empieza a hablar con él sobre sus inquietudes. Si las cosas no cambian y todavía está preocupado, considera hablar con tu médico de confianza u otro profesional de la salud.

Si tu hijo quiere comer de manera diferente o hacer más ejercicio, está bien, pero asegúrate de que sea por razones saludables, y que la dieta y el ejercicio no se vuelvan extremos. Hazle saber a tu hijo que una alimentación saludable y la actividad física no son solo para perder peso: son vitales para la salud física, ahora y en el futuro.

Efectos de la imagen corporal adolescente no saludable

La imagen corporal no saludable del adolescente está directamente relacionada con la baja autoestima, lo que puede conducir a estados de ánimo negativos y cambios de humor.

Los jóvenes que se sienten deprimidos tienen más probabilidades de centrarse en los mensajes negativos que los rodean y hacer comparaciones negativas entre sus cuerpos y lo que ven como cuerpos “ideales”. La baja autoestima y la mala imagen corporal son factores de riesgo para el desarrollo de estrategias arriesgadas de pérdida de peso, trastornos alimenticios y trastornos de salud mental como la depresión.

Los niños, niñas, hombres y mujeres pueden verse afectados por problemas de imagen corporal, pero de diferentes maneras. Por ejemplo, las adolescentes a las que no les gusta su cuerpo a menudo quieren perder peso y ser más delgadas. Los adolescentes quieren perder peso, ser más altos o tener más músculos.

Imagen corporal negativa del adolescente: factores de riesgo

Algunos adolescentes son más propensos que otros a sentirse descontentos con sus cuerpos. Los adolescentes pueden estar en mayor riesgo de desarrollar una imagen corporal poco saludable si:

  • Sienten la presión de la familia, los compañeros o los medios de comunicación para encajar en una idea estricta de la belleza;
  • Tienen una complexión o peso corporal diferente al de sus compañeros o de los ‘ideales’ en los medios;
  • Son perfeccionistas;
  • Se observan desde el “exterior” y se preocupan por cómo los ven los demás;
  • Se comparan con los demás;
  • Tienen baja autoestima o experimentan síntomas de depresión;
  • Pertenecen a un grupo de amigos, deporte o baile que enfatiza cierto tipo de cuerpo;
  • Tiene discapacidades físicas.

Imagen corporal para jóvenes con necesidades especiales

Desarrollar una imagen corporal saludable puede ser más difícil para los jóvenes con necesidades especiales, especialmente si sus cuerpos están físicamente discapacitados o les causan dolor y dificultad. Tu hijo también podría sentirse excluido de las discusiones sobre la imagen corporal porque las personas con su tipo de cuerpo a menudo no se ven en los medios.

No todos obtienen un cuerpo “estándar” fuerte y saludable. Puedes hablar sobre la imagen corporal saludable con tu hijo y enfatizar que incluye todo tipo de cuerpos, incluso aquellos que no se ajustan al ideal popular.

Bibliografía
  1. Chin-A-Loy, K., Robinson, M., Allen, K. et al. Self-concept and body image dissatisfaction in West Australian adolescent boys and girls. J Eat Disord 2, O58 (2014) doi:10.1186/2050-2974-2-S1-O58 [Link]
  2. Montgomery Sklar E. (2015). Body Image, Weight, and Self-Concept in Men. American journal of lifestyle medicine, 11(3), 252–258. doi:10.1177/1559827615594351 [Link]

Publicidad

Jimena Villagra

Jimena Villagra

Jimena Villagra es Psicóloga, con formación en Terapia Familiar sistémica y Constelaciones Familiares.Terapia Individual, pareja y familia. También se ha desarrollado como colaboradora en la organización de jornadas de Prevención y sensibilización en Violencia de Género. Con experiencia en el área Clínica y Sociolaboral.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse