Mente Asombrosa
Inicio » Bienestar Emocional » ¿Por qué es mejor estar solo que mal acompañado?

¿Por qué es mejor estar solo que mal acompañado?

La frase “es mejor estar solo que mal acompañado” es muy conocida, y no en vano, ya que esto puede tener varios significados desde una interpretación psicológica o desde el mismo contexto cultural donde se ha desarrollado. Y esto está relacionado directamente a la plenitud, que muchas veces una mala compañía puede estropear, o en otro tipo de casos, al tema de la soledad y nuestras decisiones personales.

Muchos psicólogos y psicoanalistas afirman que estar solo o no tener pareja puede llegar a generar ideas negativas en la mente de las personas cuando se hallan bombardeados por las ideas de romanticismo, ‘’vivir felices para siempre’’ y amor color de rosa.

Estas ideas, al ser ignoradas, pueden derivar en conductas autodestructivas graves que pueden atentar contra el estado físico y mental, tanto de quien las padece como de las personas que le rodean.

Cuando estar solo es mejor opción que estar acompañado

El cine, la televisión, las novelas, las revistas y en general los medios utilizados para contar historias, han creado una imagen irreal del amor caracterizada por la ausencia de problemas o situaciones negativas, por lo que también se emite la idea de que el amor es todo disfrute.

Sin embargo, como todos sabemos, esto no es así. Las relaciones de pareja no son perfectas y para nada están exentas de problemas o dificultades. Además, la idea de que solo se trata de disfrutar es totalmente falsa, una relación estable y saludable requiere de compromiso, dedicación, paciencia e incluso, sacrificios.

Aunque muchas personas adultas están conscientes de que esta idea es irreal, muchos de ellos se ven muy afectados al ver parejas ideales que protagonizan historias fantásticas y compararse con ellas cuando están solos.

Ciertamente, aunque estar en una relación de pareja provoca mucha felicidad y puede ser una plataforma para alcanzar grandes objetivos y sueños, también la soltería es un estado maravilloso, en el que, si se aprovecha de la manera correcta, se puede experimentar una vida plena.

En este artículo te mostraremos algunas razones por las que ‘’es mejor estar solo que estar mal acompañado’’. Tratando de hacer una diferenciación entre lo que es la soledad productiva, la soledad emocional, las malas relaciones de pareja y la elección de la soledad para conocerse a uno mismo.

¿Qué implica estar en una relación?

Al estar en una relación estable o seria, llega un punto en el que las decisiones no pueden ser tomadas pensando solo en el beneficio propio, sino en el de ambas partes. Las decisiones egoístas, individualistas o aisladas van desapareciendo poco a poco, ya que al tener una pareja se cambia la vida propia en función de la relación. Sin embargo, muchas veces no es así, haciendo que la otra persona no se sienta acompañada, o al menos, bien acompañada.

Al estar en una relación, las decisiones deben ser tomadas en común, escuchando la opinión de la otra persona y buscando que ambas personas salgan beneficiadas.

Por otra parte, también, en una relación es necesario poner empeño en ser creativo para crear momentos y experiencias que impidan caer en la monotonía y la rutina excesiva. De esta forma la compañía se vuelve un beneficio para el desarrollo individual de cada uno de los integrantes de la pareja.

No se trata de escalar el Himalaya hoy y mañana los Alpes Suizos, sino de crear momentos especiales que evidencien que te preocupas por la otra persona y tienes consciencia de lo que a esa persona le agrada o la hace sentir viva.

Es necesario tener en cuenta que, aunque a veces será necesario esforzarse para hacer sentir bien a la otra persona, también los pequeños detalles son fundamentales.

Conversar diariamente, entender sus sentimientos incluso en momentos difíciles, ser empático y otras cosas son necesarias para mantener una relación a flote. Aunque todo esto suena correcto y lógico, llevarlo a cabo no siempre es fácil, y requiere de compromiso y madurez.

¿Qué hacer con la sensación de soledad?

A veces, aunque se es consciente de lo anteriormente mencionado, el sentimiento de soledad profunda persiste y hace que diversas áreas de la vida se vean afectadas. Por eso, es importante revisar nuestro interior, analizarnos y preguntarnos si existe algo más serio detrás del deseo de tener una pareja.

Puede que la soledad sea el síntoma de un problema mayor

¿Alguna vez has sentido que, sin importar si estas rodeado de personas cercanas, te sientes solo? La soledad muchas veces no se trata de tener o no compañía, sino que es una sensación que reside en nuestro interior, lo que se conoce como soledad emocional.

En ocasiones, este sentimiento de constante soledad proviene de un trastorno de personalidad o del ánimo, como la depresión, la ansiedad o estrés exacerbado.

Ten en cuenta que el solo hecho de sentirse muy solo en ocasiones o la mayoría del tiempo no es evidencia de un trastorno o patología, sino que es una señal que tu cuerpo envía para evidenciar que algo no está bien.

Es muy recomendable que asistas a un especialista terapeuta o psicólogo para determinar qué sucede, ya sea un estado de ánimo transitorio, un trastorno oculto o algo más. Recuerda que tu salud mental es tan importante como la física, y que se afectan mutuamente, sobre todo en una relación de pareja se pueden hacer evidentes algunos tipos de trastornos que nos pasan desapercibidos.

Tratar el problema de la soledad desde su raíz

Puede que el problema no se desaparezca solo distrayéndote. Si este sentimiento proviene de algo mayor que está sucediendo en tu psique, tratar de concentrar tu mente en otras actividades como el deporte, proyectos laborales o académicos, o incluso una relación sentimental, no será tan efectivo como asistir a algún tipo de terapia o pedir ayuda a un profesional.

Es decir, si el problema que persiste reside en tu psique, lo que realmente podrá ayudarte es conversarlo con un psicólogo o profesional de la salud mental.

Aunque también es importante que continúes con tu vida y hagas cosas que te hagan ilusión y te motiven, sin la compañía de la terapia, estas actividades solo funcionarán como placebos.

Además de esto, ten en cuenta que, aunque te motiven, algunas actividades no son las más recomendadas. Cosas como los videojuegos, el trabajo, el estudio o algunos deportes, en estos casos solo empeoran el problema, ya que disocian al individuo de la señal que está emitiendo su cuerpo y esto empeora.

En lugar de eso, realiza actividades que impliquen autocuidado, reflexión o conexión espiritual de algún tipo. Puedes probar con la meditación; ejercicios como el yoga; colorear mandalas; reflejar lo que sientes a través de la pintura, el dibujo, la poesía o la escritura en general.

Estas actividades promueven el bienestar mental y funcionan como una especie de terapia de motivación y autoconocimiento.

Conseguir pareja no será la solución

La intención de este artículo no es afirmar que las relaciones de pareja son negativas o que quedarse solo es más recomendable. Al contrario, vivir en pareja puede ser muy enriquecedor, y para algunas personas es más placentero que vivir solo.

Lo que intentamos hacer notar, es que hay que tener cuidado de no pretender llenar vacíos emocionales con una relación sentimental. Como se mencionó anteriormente, la soledad puede provenir del interior, y esto se trabaja con pequeños cuidados hacia uno mismo.

Es necesario comprender que, incluso si consigues una pareja y parece que el sentimiento se ha ido, este puede volver, ya que no es tu pareja quien podrá corregir lo que sucede en tu interior, sino tú.

Eres tú quien debe autoevaluarse y determinar de dónde proviene esa sensación de vacío. Puede deberse a un trastorno, un evento traumático, la ausencia de un ser querido, etc.

Conseguir una pareja apresuradamente o a la ligera sin trabajar en ti mismo antes, solo empeorará las cosas: podría crear dependencia emocional a esta persona, miedo al abandono y otros tantos inconvenientes emocionales más.

Por eso, es importante asumir este asunto con madurez, y trabajar en ti mismo. De esta forma, podrás ser una buena versión de ti mismo y estar preparado para cuando te encuentres con la persona ideal, si es lo que la vida tiene para ti.

Avatar

Alejandra Pino Jaramillo

Alejandra Pino Jaramillo es una especialista en: Trastornos de Ansiedad, Psicoterapia Cognitivo Conductual, Psicoterapia Individual, Trastornos del Comportamiento Alimentario y Depresión. Con amplia experiencia en redacción de artículos para sitios web y ensayos profesionales.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse