Mente Asombrosa
Cómo actuar cuando encuentras a tu hijo robando
Inicio » Familia » Niños que roban a sus padres: lo que necesitas saber

Niños que roban a sus padres: lo que necesitas saber

¿Alguna vez has atrapado a tu hijo robándote a ti o alguna otra persona? ¿Lo has encontrado usando tu tarjeta de crédito para comprar juegos en línea, tomando dinero de tu billetera sin preguntar, o incluso llevándose artículos caros de tu casa? Aunque te parezca algo de película, son muchas las familias que experimentan lo que es tener niños que roban en casa.

Publicidad

La ira, la decepción y la falta de confianza que sientes pueden ser destructivas para tu relación.

Si ya has sorprendido a tu hijo robando, es posible que te hayas preguntado: “¿Por qué mi hijo haría esto después de todo lo que le enseñamos?”. Si bien es decepcionante y frustrante para los padres cuando sus hijos roban, en la mayoría de los casos, es un comportamiento que se puede cambiar.

No se trata de ustedes y de su crianza, sino de su hijo y de las maneras inapropiadas en que está eligiendo resolver sus problemas en este momento.

Niños pequeños: tómalo con calma

Hay una gran diferencia entre los niños menores de 6 años que toman algo que no es suyo en comparación con los niños mayores que roban. Los niños muy pequeños todavía no tienen un sentido de lo correcto y lo incorrecto acerca de este tema. Sus cerebros no se han desarrollado lo suficiente como para pensar fuera de sí mismos y de los demás.

Publicidad

Si tu hijo menor ha estado tomando cosas sin permiso, trata de enseñarle la habilidad de compartir. Enséñale a pedir algo que le gustaría tener. Ensénale a esperar su turno.

Cuando tu hijo sea un poco mayor, ya debería haber aprendido a decir “Lo siento, no debería haberlo tomado sin preguntar”. Pero tampoco querrás hacer que se sienta como una mala persona. Por lo tanto, no lo etiquetes como robo. En cambio, deja en claro que tomar algo sin preguntar está mal.

Niños mayores: el asunto es más serio

Si tu hijo tiene nueve años o más y se lleva cosas tuyas o de los demás sin permiso, debes tratar el problema con más seriedad. Debes comprender que aquí tu hijo está usando un pensamiento erróneo como una forma de resolver su problema.

El “problema” en este caso podría ser que tu hijo de diez años quiere un nuevo videojuego, pero no tiene dinero. Él “lo resuelve” tomando dinero de tu billetera sin preguntar. Probablemente esté pensando: “Necesito este dinero. Mamá ni siquiera se dará cuenta.

Cuando atrapes a tu hijo usando este pensamiento defectuoso, puedes decirle:

“Solo porque quieras algo no significa que esté bien tomarlo sin preguntar”.

Y luego pregunta:

“¿Qué deberías hacer la próxima vez?”

Es importante que no permitas que tu hijo se quede con lo que tomó. Nunca debería beneficiarse de ninguna manera de tomar algo de otra persona sin permiso.

Cuando tu hijo usa tu tarjeta de crédito

Muy a menudo, los niños usan las tarjetas de crédito de sus papás para comprar videojuegos en línea. Sin embargo, incluso si el dinero se ha ido y no se puede recuperar, no dejes que tu hijo se libere de esto tan fácil. Puedes hacer que enmiende las cosas pidiéndole que haga algo extra en la casa. Por ejemplo, puede limpiar el sótano, el garaje o hacer trabajos de jardinería.

La conclusión es que tendrás que enseñarle a tu hijo enmendar las cosas con la persona a la que ha perjudicado. En este caso, esa persona eres tú. También es recomendable que revises tu cuenta de tarjeta de crédito con frecuencia, diariamente si es necesario, para monitorear la actividad de tu tarjeta. Aunque lo más práctico será poner límites directos a tu hijo y enseñar cuáles son las cosas que no tiene permitido hacer.

Cuando tu hijo roba artículos de gran valor: ¿están involucradas las drogas?

Si tu hijo se lleva grandes cantidades de dinero o artículos de gran valor de tu hogar, es hora de que te preguntes por qué y para qué los requiere. Si crees que las drogas podrían estar involucradas, probablemente haya otros signos que te indiquen que tu hijo tiene un problema, como cambios en el estado de ánimo o la personalidad. Definitivamente deberías primeramente identificar si tu hijo está o no, metido en un asunto de drogas o algo similar.

Si sabes que tu hijo tiene un problema pero no has podido sacarlo de las drogas o hacer que reciba tratamiento, considera reportar sus robos a la policía para ingresarlo en el sistema de justicia juvenil. Muchos estados tienen un tribunal de drogas, donde los niños no tienen que cumplir sentencias en un centro de detención juvenil mientras estén en tratamiento y limpios. Si sospechas que abusa de drogas, denunciar el robo a la policía puede ser la mejor opción.

Esta es la verdad aquí: un niño que nunca rinde cuentas nunca aprenderá de sus errores. En tu propia casa, haz que tus hijos rindan cuentas directamente contigo o con la persona perjudicada. Esto les hará llegar el significado de lo que realmente han hecho. Les hará saber que sus acciones han causado daño a alguien.

Si tu hijo continúa robando

Si tu hijo no puede dejar de robar, debes ayudarlo a nivelar un poco si situación tratando de descubrir qué está causando que suceda una y otra vez. También es posible que quieras asegurar los artículos de tu hogar y mantener tu billetera contigo en todo momento hasta que tu hijo pueda aprender a resolver sus problemas de manera más adecuada.

Incluso si estás preocupado por el carácter de tu hijo, no dejes que él piense que sientes que es una persona mala y horrible. Más bien, necesitas transmitir lo contrario. Necesitas ayudarlo a enmendar sus errores y hacer lo correcto porque eso es lo que hacen las buenas personas. Para eso puedes decir cosas como: “Sé que es difícil, pero creo que puedes hacerlo”.

Cuando cambias tu opinión sobre tu hijo como persona y comienzas a pensar que es “malo” o que hay algo malo en su carácter, existe un gran potencial para dañar la relación. Tu hijo sentirá que tienes una mala opinión de él y podría comenzar a perder la esperanza en su capacidad de cambiar.

Si tu hijo sigue llevándose cosas tuyas, deberás enfrentar con firmeza este comportamiento defectuoso. Puede haber una necesidad emocional o impulsividad que impulsa su comportamiento.

¿Qué hacer si tu hijo niega el robo?

Si ustedes saben con seguridad que su hijo ha robado algo, actúen congruentemente con ese conocimiento. Solamente digan:

“Creo que usaste mi tarjeta de crédito porque querías descargar algunas canciones de iTunes. Y voy a pedirte que enmiendes las cosas conmigo por eso.

Si no están completamente seguros y su hijo niega el robo, entonces probablemente no habrá consecuencias. Tampoco quieres acusar a tu hijo de algo que no ha hecho porque puede terminar siendo contraproducente para ti. Puedes actuar solo porque crees que es capaz de hacerlo. Básicamente, a menos que atrapes a tu hijo con las manos en la masa, no habrá razón para castigarlo.

Es normal que los padres se sientan heridos y traicionados después de que su hijo haya robado algo. Pero traten de no tomar este hecho personalmente. No se trata de ustedes y de la manera en la que lo criaron. Más bien, se trata de su hijo y las formas inapropiadas que está eligiendo para resolver sus problemas en este momento.

Publicidad

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse