Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
La manipulación mental por Noam Chomsky

Manipulación mental | 10 técnicas propuestas por Noam Chomsky

El investigador y catedrático estadounidense Noam Chomsky examina 10 formas de controlar la mente humana, mediante la manipulación mental.

Publicidad

Conociendo los secretos de la manipulación

El siguiente texto es parte de una colección de entrevistas realizadas a N. Chomsky, donde el destacado intelectual hace penetrantes observaciones sobre las instituciones que dan forma al pensamiento masivo y están al servicio del poder y las ganancias.

Técnicas de manipulación mental

Según el diccionario enciclopédico Meyers de 1977, la manipulación es el efecto sobre las personas (ya sea individualmente o en grupo) con el objetivo de una orientación y formación sistemática e intencional de la conciencia, la forma de gestionar sus pensamientos y emociones.

A continuación se exponen las ideas propuestas por Noam Chomsky sobre esta clase de manipulación sobre la mente.

1. La técnica de la diversión

Elemento primario de control social, la técnica del entretenimiento consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de las mutaciones acordadas previamente por las élites políticas y económicas, con un aluvión incesante de detalles divertidos y triviales.

Publicidad

La técnica del entretenimiento también es necesaria para evitar que el público se interese por información significativa en los campos de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.

Situar la atención del público en elementos que la dispersen, generar algo que distraiga, hacer que la mente se aleje de los problemas sociales reales, que se sienta atraída hacia cuestiones que en realidad no importan. «Mantén a la audiencia ocupada, ocupada, ocupada, sin tiempo para pensar; normalmente regresa a la granja con los otros animales.»

2. La técnica de la creación de problemas y luego dar soluciones

Esta técnica también se denomina «problema-reacción-solución». Primero creas un problema, una «emergencia» que puedes pronosticar, que provocará una cierta reacción del público para que exija aquellas medidas que deseas que acepte.

Por ejemplo: dejar que la violencia urbana escale, o protagonizar enfrentamientos sangrientos para que la población exija medidas de seguridad que limiten sus libertades.

O, incluso: ocasionar una crisis económica para que la población acepte como un mal necesario el recorte de los derechos sociales y la deconstrucción de los servicios públicos.

3. La estrategia de dirigirse a la audiencia como si fueran bebés

Manipulando mentalmente

La mayoría de los anuncios dirigidos al público en general utilizan un discurso narrativo, argumentos, personajes y un tono particularmente infantil, debilitantemente infantil, como si el espectador fuera un niño muy pequeño o un discapacitado mental.

Cuanto más se esfuerza por engañar al espectador, más tono infantil adopta el anunciante. Esto sucede porque [el anunciante] se dirige a alguien como si tuviera menos de 10 años de edad, de esta forma es muy probable que provoque, debido al tono indirecto y sugerente, una respuesta o reacción tan desprovista de pensamiento crítico como la de un niño menor de 10 años.

4. La técnica de la degradación

Para hacer aceptable una medida inaceptable, basta con aplicarla gradualmente en una «escala decreciente» durante un período de 10 años. De esta manera, se impusieron condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) en las décadas de 1980 y 1990. Desempleo masivo, incertidumbre, «flexibilidad», desplazamientos, salarios que ya no garantizan un ingreso digno, tantos cambios que habrían desencadenado una revolución. si hubieran sido aplicados repentina y violentamente.

5. La estrategia de la postergación

Otra forma de lograr que se acepte una decisión impopular es presentarla como «dolorosa pero necesaria», obteniendo el consentimiento público en el presente para su implementación en el futuro. Siempre es más fácil aceptar, en lugar de un sacrificio inmediato, uno futuro. En primer lugar, porque el esfuerzo no debe hacerse de inmediato.

Luego, porque la audiencia siempre tiende a esperar ingenuamente que «todo estará mejor mañana» y que, después de todo, pueden evitar el sacrificio que se les ha pedido que hagan. Finalmente, tal técnica deja tiempo a la audiencia para acostumbrarse a la idea de cambio, y aceptarla fatalistamente cuando se juzga que ha llegado la plenitud de los tiempos para su implementación.

6. La técnica de apelar a la emoción en lugar de la lógica

La manipulación mental

Apelar a la emoción es una técnica clásica para cortocircuitar el análisis racional y, por tanto, la percepción crítica de los individuos. Además, utilizar el espectro de las emociones te permite abrir la puerta al inconsciente para implantar ideas, deseos, miedos, impulsos o conductas.

7. La técnica de mantener al público ignorante y estúpido

Esta técnica de manipulación mental consiste en hacer que el público sea incapaz de percibir las tecnologías y metodologías que con empleadas para esclavizarlos.

“La calidad de la educación que se brinda a las clases sociales más bajas debe ser más pobre para que el abismo de ignorancia que separa a las clases más bajas de las clases más altas no sea percibido por las más bajas”.

Extraído de Silenced Weapons for Quiet Wars.

8. La técnica de animar al público a que le guste la mediocridad

Consiste en inducir al público a encontrar «cool» lo que es estúpido, barato e inculto.

Un ejemplo de esta forma de manipulación puede verse en áreas culturales como: La música (géneros musicales que no aportan valor cultural, carentes de contenido y de sentido). El cine y la literatura (En donde se destaca lo más vendido: consumido por una masa determinada, en donde incluso el conocimiento ha sido desplazado por la capacidad de impactar desde el mal gusto y la falta de sentido artístico y de conocimientos apropiados).

9. La técnica de sustituir la culpa por la rebelión

Consiste en hacer creer a una persona que es la única responsable de su desgracia, a causa de su deficiencia mental, insuficiencia de sus capacidades o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, se denigra y se culpabiliza, condición que contiene el germen de la crisis nerviosa, que tiene, entre otras cosas, el efecto de abstenerse de cualquier acción. Y sin la acción, evitas la revolución.

10. La técnica de conocer a las personas mejor de lo que se conocen a sí mismas

Durante los últimos cincuenta años, los avances cataclísmicos de la ciencia han abierto un abismo cada vez más profundo entre el conocimiento del público en general y el conocimiento que poseen y utilizan las élites gobernantes. Gracias a la Biología, la Neurobiología y la psicología aplicada, el «sistema» ha llegado a un sofisticado conocimiento del ser humano, tanto desde el punto de vista de la fisiología como desde el punto de vista de la psicología.

El sistema ha llegado a conocer a la persona promedio mejor de lo que se conoce a sí misma. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mucho mayor y se impone con más fuerza sobre los individuos que los propios individuos.

Publicidad