Mente Asombrosa
Una persona joven que sufre trastorno de ansiedad
Inicio » Bienestar Emocional » 15 maneras en que puedes ayudar a alguien con trastorno de ansiedad

15 maneras en que puedes ayudar a alguien con trastorno de ansiedad

Los signos y síntomas del trastorno de ansiedad pueden tener un profundo impacto en la vida de una persona. Quienes sufren de ansiedad pueden verse afectados física, psicológica, emocional y espiritualmente. Muchos experimentan un impacto drástico a sus vidas.

Publicidad

Aunque puede no haber signos externos de la enfermedad, el trastorno de ansiedad puede estar lleno de síntomas angustiantes y debilitantes. También puede causar un grave deterioro del estilo de vida y desafíos para la salud física y mental que parecen imposibles de resolver. Estos desafíos a menudo dejan a los afectados asustados, confundidos, frustrados y desesperados.

Las personas que experimentan un trastorno de ansiedad son generalmente inteligentes, creativas, compasivas y determinadas. Pero muchos de ellos se vuelven asustados, confundidos, desanimados y aparentemente hipocondríacos una vez que se desarrolla un trastorno de ansiedad.

Los que padecen trastornos de ansiedad a menudo se ven bien por fuera, pero por dentro se desata una batalla que a menudo lo consume todo. Una batalla que solo alguien que experimenta personalmente el trastorno de ansiedad realmente comprenderá.

El trastorno de ansiedad es una condición real que puede afectar a una persona en muchos niveles. ¡Su lucha es real!

Publicidad

Afortunadamente, el trastorno de ansiedad puede superarse con éxito. Sin embargo, superar el trastorno de ansiedad es un proceso que requiere trabajo y tiempo, y con frecuencia mucho más tiempo del que la mayoría de la gente piensa.

Por lo tanto, durante el proceso de recuperación, hay muchas maneras en que puedes ayudar a tu ser querido a superar su lucha contra el trastorno de ansiedad.

15 maneras de ayudar a alguien con trastorno de ansiedad

Estas son 15 formas en que puedes ayudar a alguien que está luchando contra el trastorno de ansiedad, sin embargo, lo más importante es brindar apoyo y encontrar la solución desde la raíz con un tratamiento terapéutico.

1. El trastorno de ansiedad no significa que la persona sea mentalmente inferior o deficiente

El trastorno de ansiedad tampoco significa que la persona tenga un “desequilibrio químico”, un problema biológico en su cerebro o un problema genético. Estas nociones están desactualizadas y nunca fueron ciertas.

Los problemas de ansiedad son causados ​​por tener un comportamiento demasiado aprensivo, que son formas de lidiar con la vida que se van desarrollando mientras crecemos. Los comportamientos se aprenden durante nuestros años de formación (generalmente se consideran desde el nacimiento hasta los 8 años).

La mayoría de los pacientes con trastorno de ansiedad adoptaron su conducta aprensiva directa o indirectamente de uno o ambos de sus padres, de quienes los criaron o de quienes los influenciaron mucho cuando crecían.

No es que los pacientes con trastorno de ansiedad hayan elegido deliberadamente adoptar un comportamiento demasiado aprensivo como una forma de lidiar con la vida, sino que adoptaron ese estilo de comportamiento creyendo que era normal. La mayoría se sorprende al descubrir que tienen problemas de ansiedad cuando esta empieza a causar problemas en sus vidas

Para superar el trastorno de ansiedad, quienes lo padecen necesitan aprender formas saludables de tratar con las adversidades de la vida que puedan eliminar la ansiedad efectivamente. Para esto, superar el trastorno de ansiedad requiere obtener la información, ayuda y apoyo correctos.

Si bien el camino hacia una recuperación duradera en general no es fácil ni rápida, se puede lograr un éxito duradero mediante el esfuerzo y la perseverancia. Por lo tanto, no hay razón para sentir pena por la persona que lucha con el trastorno de ansiedad. Ofrécele empatía y apoyo en lugar de compasión o simpatía.

2. El trastorno de ansiedad no es algo de lo que una persona pueda “simplemente salir”

Debido a que la ansiedad es causada por el comportamiento, se necesita la información, la ayuda, el apoyo y el trabajo duro correctos para superar el trastorno de ansiedad. NO hay atajos.

Si bien la información de autoayuda puede ser beneficiosa, la recuperación a menudo duradera requiere la asistencia y el apoyo de un terapeuta experimentado en trastornos de ansiedad y uno que esté familiarizado con los muchos factores subyacentes que causan problemas de ansiedad.

Por lo tanto, no es realista pensar que una persona puede tratar sus problemas de ansiedad de un día a otro. Al comprender esto, puedes ser más solidario y ayudar a la persona a obtener la ayuda que necesita. Y después, apóyalo mientras se esfuerza para lograr un éxito duradero.

3. Asegúrale que estará bien

La ansiedad puede crear una de las respuestas fisiológicas, psicológicas y emocionales más fuertes que el cuerpo puede producir. Esta respuesta puede crear emociones, sentimientos, sensaciones y síntomas intensos. Es por eso que en medio de una gran ansiedad, una persona puede sentir que va a volverse loca, o que va a colapsar o morir.

Aunque la ansiedad puede ser algo muy fuerte, afortunadamente, por sí sola no es peligrosa y no conduce a un colapso mental, ni mucho menos a la muerte. Una vez que la persona se calma, todas estas emociones, sentimientos, sensaciones y síntomas disminuyen y eventualmente desaparecen.

En consecuencia, cuando una persona está teniendo un episodio de ansiedad alta, tranquilizarla y recordarle que todo estará bien puede ayudarla a sentirse mejor y apaciguar este sentimiento de ansiedad.

4. Mantén la calma y ayúdale a calmarse

El trastorno de ansiedad se basa en el miedo, este miedo puede ser racional o irracional. El miedo activa la respuesta al estrés, que puede causar una serie de cambios fisiológicos, psicológicos y emocionales en el cuerpo.

Estos cambios pueden producir algunos síntomas de ansiedad profunda. A menudo son estos síntomas a los que quienes sufren de ansiedad reaccionan con más miedo.

Independientemente de si el miedo es racional o irracional, o si los síntomas son fuertes, siempre podemos encontrar maneras de calmarnos para que el cuerpo apague la respuesta al estrés, lo que nos lleva a sentirnos mejor.

Si tu ser querido o compañero está luchando con un episodio de ansiedad, aliéntalo a calmarse y tranquilizarse. A medida que se calme, se sentirá mejor conforme pase el tiempo. Puede tomar hasta 20 minutos o más para que el cuerpo se recupere de una respuesta activa al estrés.

Que tú mismo mantengas la calma puede ser un ejemplo para esa persona. Animarla a tranquilizarse puede ser de gran ayuda, mantener la calma es una de las “balas de plata” para la ansiedad, ya que apaga el mecanismo que la activa.

5. Anímale a hacer algo acerca de su trastorno de ansiedad

Ser empático y solidario es útil. Pero si la persona no está haciendo nada para superar su trastorno de ansiedad, tu empatía y apoyo no servirán demasiado. El trastorno de ansiedad solo se resuelve cuando una persona se esfuerza para contrarrestarla. El trastorno de ansiedad rara vez se resuelve por sí solo.

Por esta razón, anima a tu ser querido a buscar la ayuda que necesita. Y luego, aliéntala y apóyala mientras recorre su camino hacia el cambio saludable.

6. Anímale a buscar ayuda profesional

El trastorno de ansiedad es causado por un comportamiento poco saludable. Si bien la información de autoayuda puede ser beneficiosa, casi siempre se requiere un terapeuta profesional para poder superar la ansiedad.

Esto se debe a que muchos de los factores subyacentes que causan problemas con la ansiedad son invisibles y, por lo tanto, desconocidos para la víctima.

A menos que el paciente esté capacitado profesionalmente en la resolución del trastorno de ansiedad, no es realista pensar que podría identificar, abordar con éxito y ayudarse a volver a una salud duradera y libre de trastorno de ansiedad (si supiera qué hacer, no estaría luchando con problemas de ansiedad).

7. Apóyale en su decisión de buscar terapia

Tradicionalmente, la sociedad no ha tenido una muy buena imagen sobre la terapia. Afortunadamente, esta visión está cambiando… y rápidamente. Hoy en día cada vez más personas buscan ayuda profesional para desafíos psicológicos y emocionales.

Esto se debe a que el estigma negativo asociado con la búsqueda de ayuda profesional está disminuyendo, y cada vez más personas ven los beneficios de la terapia. Además, los enfoques y habilidades en la terapia profesional están mejorando a medida que hay más investigaciones independientes sobre su efectividad.

Si tu ser querido quiere llevar una terapia para el trastorno de ansiedad, aliéntelo a continuar y apóyalo mientras continúa. Superar el trastorno de ansiedad requiere tiempo y esfuerzo, lo que a veces puede ser desalentador. Animarla a continuar puede impulsarla a esforzarse en momentos de desánimo.

También puedes pedirle que comparta contigo las cosas de las que habla. A menudo, reflexionar sobre las sesiones de terapia es una excelente manera de internalizar nueva información. Si ella no quiere ser específica sobre los detalles privados, está bien.

De hecho, es mejor si no lo hace a menos que estés dentro de su círculo de confianza. Incluso si no quiere compartir detalles específicos, aún puede haber mucho para reflexionar en términos generales, lo que puede ser útil.

8. Tienes que estar disponible

Hazle saber a tu ser querido que puede hablar contigo en cualquier momento y sin temor a ser juzgado. También hazle saber que la manera en que piensas de él no cambiará solo porque esté lidiando con problemas de ansiedad.

Estás allí para apoyarlo de cualquier forma que crea que necesita. Hacerle saber que puede contar contigo puede marcar una diferencia positiva en su recuperación

9. Sé paciente

Las personas que padecen trastornos de ansiedad pueden sonar como un disco rayado: volver a mencionar los mismos temas y temores una y otra vez. Si bien es posible que comprendas la naturaleza de su lucha y la veas con claridad, la víctima no.

Ella está repitiendo los mismos problemas porque ha establecido temores sobre ellos. Su repetición es su forma de tratar de aceptar sus miedos, que es el progreso en sí mismo.

En momentos como estos, escucha y tranquiliza pacientemente. Con el tiempo, el refuerzo continuo puede ser útil para extinguir los miedos arraigados. De nuevo, sé paciente. Todo llega a su tiempo.

Además, hablar sobre los mismos problemas una y otra vez es una forma saludable de descargar y disipar el dolor, que también puede ser beneficioso para el proceso de recuperación. En lugar de detenerlo y decirle que siempre está diciendo lo mismo, reconocer la descarga también es una parte importante del proceso de recuperación.

10. Trata de informarte sobre el tema

Dicen que el conocimiento es poder. Esto es particularmente cierto cuando se trata del trastorno de ansiedad. Si deseas ayudar a un paciente con trastorno de ansiedad, conviértete en un experto en la afección. Cuanto más sepas sobre el trastorno de ansiedad, más útil puedes ser.

A menudo, quienes padecen trastornos de ansiedad pueden verse tan enredados en su lucha que tienen dificultades para las cosas con claridad. Una persona que las apoye y que esté bien informada puede ayudarlas a encontrar su camino y asegurarles que todo va a estar bien.

11. Empatizar, no simpatizar

Trata de ser tan solidario, amoroso y empático como puedas. Las víctimas generalmente ya se sienten lo suficientemente mal por lo que está sucediendo en su vida. No quieren tu simpatía, pero apreciarán tu comprensión, compasión y el tiempo que les dediques para controlar su condición.

12. Celebra las pequeñas victorias en el camino hacia el éxito

Superar el trastorno de ansiedad requiere trabajo… y, a menudo, mucho trabajo. En el camino para superarlo con éxito, a menudo hay muchos pequeños pasos y victorias. Celebrar estos pequeños logros puede ser muy alentador para la persona.

Por ejemplo, asistir a la primera sesión de terapia es una victoria en sí misma. Mantener la consistencia en la terapia es otra. La desaparición de algún síntoma es otra. Superar un miedo arraigado también. Y así sucesivamente.

13. Anímale y ayúdele a sentirse mejor consigo mismo

La baja autoestima es a menudo un factor subyacente que hace más complicada una lucha con el trastorno de ansiedad. Alentar a esta persona y animarla constantemente pueden ayudarla a verse a sí misma de manera más positiva.

14. Si se trata de depresión, toma en serio los comentarios suicidas

Superar el trastorno de ansiedad a menudo requiere mucho trabajo y habrá varios altibajos en el camino. Muchas veces, el camino hacia el éxito incluye momentos de desesperación y desilusión. En consecuencia, puede haber momentos en que una persona tenga ganas de darse por vencida.

Para algunas personas, darse por vencido significa terminar con su vida. Si tu ser querido hace comentarios sobre el suicidio como una forma de terminar su lucha, tómalos en serio y solicita ayuda de emergencia (recursos locales de salud mental o la policía si la amenaza parece inminente). Incluso si no estás seguro de si habla en serio, es mejor ser precavido acerca de ello.

15. ¡Dales esperanzas continuamente!

Cualquier persona puede superar el trastorno de ansiedad con la información, ayuda y apoyo correctos. Es posible liberarse de la ansiedad a pesar de que puede ser mucho trabajo. 

Apoya y tranquiliza todo lo que puedas a esta persona, así podrás ayudarla a superar el trabajo más pesado en el camino a la recuperación. Una vez que se haya recuperado, reconocerá el verdadero valor de la esperanza que le ofreciste.

Como mencionamos, no hay ninguna cura milagrosa o solución rápida para el trastorno de ansiedad. Superarlo requiere obtener la información, ayuda y soporte correctos, y luego hacer el trabajo requerido. Pero cualquiera puede lograrlo mientras esté dispuesto a esforzarse.

Bibliografía:
  1. Bandelow, B., Boerner J, R., Kasper, S., Linden, M., Wittchen, H. U., & Möller, H. J. (2013). The diagnosis and treatment of generalized anxiety disorder. Deutsches Arzteblatt international110(17), 300–310. https://doi.org/10.3238/arztebl.2013.0300
  2. Durham RC, Murphy T, Allan T, Richard K, Treliving LR, Fenton GW. Cognitive therapy, analytic psychotherapy and anxiety management training for generalised anxiety disorder. Br J Psychiatry. 1994;165:315–323. [PubMed]
  3. “Effective Recognition and Treatment of Generalized Anxiety Disorder in Primary Care.” Primary care companion to the Journal of clinical psychiatry vol. 6,1 (2004): 35-41.
  4. Maier W, Gansicke M, and Freyberger HJ. et al. Generalized anxiety disorder (ICD-10) in primary care from a cross-cultural perspective: a valid diagnostic entity? Acta Psychiatr Scand. 2000 10:29–36. [PubMed]
  5. Gorman JM. Treating generalized anxiety disorder. J Clin Psychiatry. 2003;64 Suppl 2:24‐29.
  6. Farach, F. J., Pruitt, L. D., Jun, J. J., Jerud, A. B., Zoellner, L. A., & Roy-Byrne, P. P. (2012). Pharmacological treatment of anxiety disorders: current treatments and future directions. Journal of anxiety disorders26(8), 833–843. https://doi.org/10.1016/j.janxdis.2012.07.009
  7. Newman, M. G., Llera, S. J., Erickson, T. M., Przeworski, A., & Castonguay, L. G. (2013). Worry and generalized anxiety disorder: a review and theoretical synthesis of evidence on nature, etiology, mechanisms, and treatment. Annual review of clinical psychology9, 275–297. https://doi.org/10.1146/annurev-clinpsy-050212-185544

Publicidad

Mente Asombrosa

Mente Asombrosa

Equipo de Redacción. Mente Asombrosa ofrece artículos informativos sobre temas relacionados con la psicología y el bienestar emocional.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios