Mente Asombrosa
Película Inquebrantable
Inicio » Reflexiones de vida » Invencible | ¿Pueden la fe y el amor hacer inquebrantable nuestro espíritu?

Invencible | ¿Pueden la fe y el amor hacer inquebrantable nuestro espíritu?

Invencible es una película basada en la vida del atleta estadounidense Louis Zamperini. Un ejemplo a seguir para la juventud actual de cualquier nación.

Invencible en España o Inquebrantable en Hispanoamérica, es un film estadounidense del año 2014, de corte biográfico, bélico y dramático. Su nombre original es Unbroken y fue producido y dirigido por la aclamada actriz de Hollywood, Angelina Jolie. Recibió numerosas nominaciones y premios entre los cuales se encuentran: el Oscar a mejor fotografía, sonido y edición de sonido. Las críticas de esta historia extraordinaria de valor y coraje fueron mixtas, fluctuando entre regulares y buenas.

Publicidad

La trama está basada en el libro Unbroken: A World War II story of survival, resilience and redemption. Este fue escrito por Laura Hillenbrand y publicado en 2010. Narra la vida de Louis Zamperini, aclamado atleta olímpico, héroe de la segunda guerra mundial y prisionero de guerra de los japoneses. Una historia incomparable e inolvidable de superación personal, en medio de las pruebas más difíciles y dolorosas. 

El reparto fue estelarizado por Jack O´Connell en el papel de Louis Zamperini y Alex Russell como su hermano mayor, Pete. Este era entrenador del equipo de atletismo de la escuela secundaria donde asistió Louis. Y fue quien lo animó para que se dejara de tonterías propias de adolescentes y se integrara a las actividades deportivas. Los otros dos supervivientes del avión estrellado en 1943 fueron Russell Phillips y Francis McNamara, representados por Domhnall Gleeson y Finn Wittrock, respectivamente. El rol de su némesis Mutsuhiro Watanabe fue ocupado por el actor y músico Miyavi.

Sinopsis de Invencible

La historia de Zamperini es notable de principio a fin. De joven logró superar las limitaciones propias de ser un descendiente de inmigrantes italianos, gracias en parte al esfuerzo de Pete. Así, obtuvo una beca para estudiar en la Universidad del Sur de California. Y luego, llegó a representar (como corredor) a los Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. Evento durante el cual rompió un récord de vuelta en tiempo mínimo. Esto sorprendió hasta al mismo Adolf Hitler, que pidió conocerlo personalmente.

En 1941, entró al Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos, con el rango de subteniente. En abril de 1943, se le asignó una misión de búsqueda de un avión perdido en combate en el Pacífico. La aeronave que le asignaron era vieja y defectuosa, y se estrelló contra el mar a causa de los serios problemas mecánicos que se le presentaron. En el accidente, murieron ocho hombres y los tres supervivientes (Phil, Mac y Louie) permanecieron en una balsa por 47 días. Aunque, en realidad, McNamara había fallecido en el día No 33.

Publicidad

La balsa llevada por la deriva llegó a las Islas Marshall y allí fueron capturados por la Marina Imperial Japonesa. Estando en cautiverio, fueron golpeados y torturados hasta agosto de 1945, cuando finalizó la segunda guerra mundial. Uno de los despiadados guardias que lo maltrataba, era el Sargento Mutsuhiro “el pájaro” Watanabe. La mirada de Louie mostraba una fe profunda y un brillo de libertad lo desquiciaba, a pesar de no ser desafiante. Y, por eso, se dedicó a atormentarlo incansablemente.

Lecciones tomadas de la vida de Louis Zamperini

Toda la existencia de este héroe deportivo, de guerra y de la vida, narrada en Invencible, nos deja profundas enseñanzas, que igual pueden ser aprovechadas por pequeños y grandes:

  • La buena suerte no existe. Louie no nació en una cuna de oro. Para empezar, era inmigrante y no hablaba el idioma. Se buscó muchas dificultades en su juventud, pero, con esfuerzo incansable, las dejó atrás. La vida nos pone obstáculos, en nuestras manos está el poder para superar los retos y las adversidades afrontadas.
  • No tema al riesgo. Al igual que Louie podemos mejorar la autoconfianza, cuando nos arriesgamos y vencemos. Esto, a su vez, nos suministra el coraje para enfrentar reveses futuros. No nos quedemos en lo “cómodo”, retémonos a nosotros mismos y vayamos por la recompensa.
  • Fracasar es parte del camino. Todo en Louie apuntaba a que su vida sería un fracaso. Peleas, alcohol, problemas con la policía, robos y más, fueron parte de su primera juventud. ¿Estos elementos definieron su existencia? No, con algo de ayuda y mucha iniciativa propia superó un mal inicio y alcanzó la gloria. La victoria personal, mental y espiritual fue su gran resultado.
  • Todos necesitamos de apoyo externo. En el caso de Zamperini: su hermano, sus padres, el entrenador de la escuela secundaria e incluso la policía, le ayudaron a transitar el camino del éxito. Todo se conjugó para llevarlo a las Olimpiadas. ¿Estamos siendo guía y soporte para otras personas a nuestro alrededor?

Por último, la existencia de Louie Zamperini, narrada en Invencible, nos transmite un mensaje fuerte y claro de nunca rendirnos. Este hombre que fue dado por muerto en combate, en 1943, falleció de neumonía a los 97 años de edad, en julio 2014… 71 años después. Y poco antes de su muerte, publicó una obra llamada “No te rindas, no cedas: Lecciones de una vida extraordinaria”. Sin duda, nadie como él para darnos ese valioso consejo.

Publicidad

Gladys González

Gladys González

Gladys González Bachelor of Business Administration (B.B.A.) Janus University EEUU. Acreditada en el manejo de Técnicas Psicoterapéuticas y Autosanación en Sanarte Fundación. Certificada en Liderazgo e Inteligencia emocional Universidad Metropolitana -UNIMET- Centro de Extensión, Desarrollo Ejecutivo y Consultoría Organizacional. Caracas – Venezuela.

Subscribirse
Notificar a
guest
1 Comment
último
más reciente más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Marcela Batistela
Marcela Batistela
4 meses atrás

Es una película que me encantó y no la conocía, gracias por la reseña.