Mente Asombrosa
Mujer diciendo que no
Inicio » Bienestar Emocional » Hay que saber alejarse de quienes no nos necesitan

Hay que saber alejarse de quienes no nos necesitan

Sin importar lo que suceda, siempre debemos recordar que somos las únicas personas indispensables para nuestras vidas. La causa de nuestros daños proviene desde el exterior.
Si estás acostumbrado a utilizar las redes sociales, estoy seguro de que conoces la famosa opción “eliminar un amigo” o cómo eliminar personas o contactos.

Es una opción poco utilizada en comparación con otras, ya que a veces acumulamos en estos espacios personas que no conocemos realmente, o que conocimos hace mucho tiempo. A estos tipos de relaciones o lazos que no tienen transferencias de ningún tipo, debemos disiparlos de nuestras redes.

Ocupan un espacio que no nos proporciona nada nutritivo a nuestras vidas y sabemos que la otra persona tiene un desinterés total (de lo contrario existirían indicios de comunicación). Por dar un ejemplo, hacer esto nos permite enfocarnos mejor en las verdaderas relaciones y que no pasen desapercibidas.

Actualmente, muchas relaciones amorosas y de amistad son interrumpidas a través de las redes, principalmente es visto en los adolescentes, y no deja de tener una faceta negativa: Lo realizamos a través de un botón, sin empatía ni interés de que el alejamiento sea de mutuo acuerdo.

Las relaciones concluyentes a través del diálogo, son la mejor manera de soltar, y la más satisfactoria.

La interrupción de relaciones superfluas

Algunas veces llevamos estas relaciones sin importancia sobre nuestros hombros y obstaculizan enormemente nuestro crecimiento personal.

Sin embargo, no se trata de llamar a todas las puertas para decir que no queremos iniciar o mantener una relación, sino de priorizar y no perder tiempo, ni hacer esfuerzo por personas que no lo merecen. Debemos ser conscientes que a medida que avanzamos en nuestras vidas, son pocas las relaciones que se mantienen en el tiempo, sobretodo vínculos familiares.

El resto de las relaciones va mutando, y no estamos hablando de utilizar a las personas, sino que el verdadero objetivo de un vínculo afectivo es el intercambio de interés, de beneficios, de buenos momentos, pero siempre recíprocamente.

Seguramente en algún momento habremos forjado una amistad con algún compañero de estudio o trabajo, ya que hemos encontrado en él algo que nos beneficia (como puede ser solo el hecho de compañía) y esa persona ha descubierto en nosotros otro atributo o quizás el mismo.

Pero suele suceder que luego de un tiempo y por diferentes causas la relación se va modificando hasta que parece desaparecer. Lo único que continúa atándonos a ese vínculo es el mero hecho de que alguna vez fuimos amigos. Estos tipos de relaciones son las que debemos interrumpir para una mayor libertad.

Cuando ya no nos necesitan: la importancia de ser conscientes de ello

Hemos hablado sobre la amistad, como un vínculo imprescindible para el desarrollo social de las personas; no podemos pasar por alto las relaciones amorosas, los noviazgos de la juventud, relaciones de adolescentes, adultos conviviendo solo por comodidad, parejas tóxicas; en fin, no siempre es fácil darse cuenta cuándo dejamos de ser importantes para alguien.

Es necesario conocer la diferencia entre aquellos que nos necesitan de manera auténtica y aquellos que, en realidad, han estado separados de nuestro corazón durante mucho tiempo y siguen atados por otras causas.

Si no sentimos ningún interés de la otra persona hacia nosotros y vemos que estas personas acuden solo cuando están buscando algo a cambio, no debemos tener ningún escrúpulo en establecer límites.

Como señalamos anteriormente, no se trata de romper el enlace de la noche a la mañana; en realidad, es suficiente decir la verdad y marcar firmemente los límites. No debemos forzar lo que no sentimos, ni estar encadenados a una relación solo por comodidad, por costumbre, por miedo a dañar al otro, etc.

No te preocupes si, durante tu vida, tuviste que dejar a muchas personas en el camino. La vida avanza para mantener solo lo esencial, lo que realmente importa y lo que nos llena por completo.

Hay momentos en los que sentimos mucho dolor cuando nos damos cuenta de que alguien que es muy importante para nosotros ha dejado de darnos importancia, ya no nos necesita, le es indiferente que estemos o no a su lado. Remediar este dolor puede llevar mucho tiempo, pero siempre debemos recordar que la prioridad, es cuidarnos a nosotros mismos, amarnos y estar en completo equilibrio.

Es muy importante ubicar a la felicidad en un estante de fácil acceso. Si lo que provoca nuestra felicidad está al alcance de nuestras manos, podremos evitar momentos de mucho dolor y cuando encontremos el equilibrio seremos felices.

El condicionamiento está en encajonar la felicidad, y que no dependa de nuestras acciones. Es aquí donde el dolor y la desmotivación es constante, actuemos de una manera u otra no veremos resultados. Debemos manipular las causas de nuestro bienestar, debemos ser dueños de nosotros mismos.

La importancia de amarse a uno mismo

Sabemos que si no nos amamos ni nos respetamos a nosotros mismos, mucho menos podremos hacerlo con otra persona. Debemos saber y reflexionar que es lo que queremos en nuestras vidas, lo que nos hace bien y lo que debemos evitar.

Nunca debemos dejar de ser nosotros mismos, las demás personas deberán aceptarnos por lo que somos, no por lo que estemos dispuestos a cambiar. De esta manera, quizás queden pocas personas a nuestro alrededor, pero las mas importantes sin duda.

No se trata de “acumular amigos” como lo hacemos en las redes sociales. Sino de valorar los vínculos que se mantienen, los más fuertes, debemos expresar al otro el interés y bienestar que nos produce aquello tan valioso que tenemos. Quienes realmente nos necesitan, saben cómo demostrarlo de manera honesta, sin egoísmo y con empatía. Aquellos que te aman te respetan y saben cómo establecer este intercambio diario donde todos ganan y nadie pierde.

Necesitamos muchas cosas para vivir: comida, refugio, calor y momentos de ocio y libertad. Sin embargo, no debemos olvidar que lo más importantes de este mundo son las personas que queremos.

Por lo tanto, es importante saber respetar, reconocer y dejar de cargar pesos inútiles que pueden generar sufrimiento y frenar nuestro crecimiento personal.

Piensa primero en ti mismo. Luego, vive cada día para ti y para aquellos que realmente te importan.

Luciano Felicevich

Luciano Felicevich

Luciano Felicevich tiene 29 años de edad, es Lic. en Kinesiología. Escritor de ficción, aficionado de la lectura, la filosofía y las ciencias.

5
Deja tu comentario

avatar
4 Comentarios
1 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo de comentarios más caliente
5 Autores de comentarios
AntoniaJulio Nicolas MoralesLuciano FelicevichJoaquín Guerrabeatriz vidal martinez Autores de comentarios recientes
  Subscribirse  
más reciente último más votado
beatriz vidal martinez
Invitado
beatriz vidal martinez

Fantástico artículo.superbien redactado y llega al corazón. abre los ojos y hace entender muchas cosas. Buen trabajo y muchas gracias Luciano.

Joaquín Guerra
Invitado

Very Good…..
No tengo mucho dinero para invertir pero me interesa.
Saludos.

Julio Nicolas Morales
Invitado
Julio Nicolas Morales

Yo…diría….Piensa primero en ti mismo. Luego, vive cada día para ti y para aquellos que realmente les importas…..asi tendria que terminar…me parece…

Antonia
Invitado
Antonia

Muy buen articulo, ayuda a liberarte de compromisos sin importancia y que uno cree que si la tienen ocupan espacio en tu corazon que hay que liberar para dar lugar a algo que realmente sea confortable a nuestra vida, gracias